Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Clases de fotografía: manual del profesor particular

Publicado por Jose, el 05/09/2019 Blog > Arte y ocio > Fotografía > Trabajar como profesor particular de fotografía

La importancia que la imagen tiene para nuestra sociedad es innegable. Desde los primeros alientos de civilización hasta los más tardíos, el papel que ha desempeñado en nuestra manera de ver el mundo y relacionarnos con él, ha determinado nuestra historia. No es raro que la poesía tenga que recurrir muchas veces a la imagen de algo que nos es familiar, para transmitirnos el sentido de un verso o de un poema. Incluso en la música está presente, aunque no sea igual para todos. A su manera la imagen nos dice algo, nos revela un secreto. Nacida hace menos de dos siglos, la fotografía se fue haciendo un campo dentro de las artes hasta elevar su propia voz. ¡Cómo no conmovernos ante los múltiples rostros de la vida (y de la muerte) que se han preservado en su eterno instante gracias al disparo de un hábil fotógrafo!

Tal vez por ello tomaste la decisión de ser fotógrafo. Pero, ¿y por qué no transmitir tu pasión a alguien interesado en aprender fotografía? No es tan difícil ni tedioso como pudiera pensarse. Ser profesor de fotografía particular (o a domicilio) puede resultarte provechoso para los objetivos que te has trazado. No es necesario que cuentes con un título en específico para enseñar fotografía. Si consigues trasmitirle tu pasión a ese estudiante que apenas inicia, en pocas sesiones verás cómo ha dominado varias técnicas y terminología del fotógrafo profesional. Contento con su proceso de formación, no dudará en recomendarte a sus amigos y familiares. Así, y sin que te hayas dado plena cuenta de esto, serás un duro para dar clases de fotografía en poco tiempo, y, claro, tu bolsillo sabrá agradecértelo.

¿Te convence? Échale un vistazo a nuestro manual para convertirse en profesor particular de fotografía.

Busca estudiantes de fotografía

El número de personas interesadas en aprender fotografía va en aumento. ¡Tú puedes echarles una mano en su proceso de aprendizaje!

Una buena foto para atraer estudiantes Las redes sociales pueden ser un gran para darte a conocer como profesor de fotografía

Aunque parezca obvio, el primer paso que tiene que dar un profesor de fotografía es encontrar alumnos a los cuales enseñar su arte. Hay muchas maneras de lograrlo, pero en la mayoría de los casos, el profesor cuenta con muy pocos segundos para atrapar la atención de un alumno potencial. Tan envueltos en noticias y propagandas y avisos y demás cosas, nuestro subconsciente tiende a desechar aquello que nos parece poco atractivo. Algo así como un mecanismo de defensa para no saturarnos con información innecesaria. Es por ello que, al momento de hacer tu anuncio como profesor de fotografía, tienes que ser claro y conciso. De ahí dependerá gran parte de tu éxito, pues será lo primero que los estudiantes sepan de ti. Si no les convence o les parece poco interesante, pasarán de largo convencidos de que han hecho bien. Así que ponle cuidado a tu carta de presentación.

Al momento de buscar alumnos puedes hacer lo siguiente:

  • Colocar anuncios en las tiendas de tu barrio o tu ciudad,
  • Pasar la voz con tus amigos, familiares y alumnos (las redes sociales también son muy útiles),
  • Publicar un anuncio en los periódicos (ya sean grandes o pequeños),
  • Publicar un anuncio en revistas especializadas,
  • Publicar un anuncio en una escuela de fotografía, de arte o en alguna universidad,
  • Volantear a las afueras de una universidad (si conoces a alguien que estudie allí, puedes averiguar el horario de las clases relacionadas con la imagen o fotografía para repartir volantes a la salida)
  • Armar un parche de fotógrafos y hacer una exposición de su trabajo (ahí pueden aprovechar para darse a conocer al público y ofrecer sus clases),
  • Completar un perfil de profesor en un sitio de clases particulares (como Superprof).

Es común ver a muchos estudiantes de últimos semestres impartir clases para financiar sus estudios de artes, periodismo o fotografía. Este tipo de clases suelen ser más baratas en el mercado, por lo que hay muchas personas que las escogen. Así que, si eres estudiante y todavía no te titulas, no tienes nada que temer. Impartir clase como profesor a estudiantes primerizos puede resultar una excelente fuente de ingresos.

No importa cuál sea tu campo o especialidad. Ya sea que se trate de macrofotografía, fotografía aérea, de retrato, paisajística, fotografía de estudio, de modas, periodística, etc., no tendrás problemas a la hora de encontrar alumnos interesados en manejar la cámara que recién compraron o que estaba por allá arrumada en alguna parte de su casa sin utilizarse.

Échate al hombro tu equipo de fotografía y empieza a dar clases a domicilio para financiar tus estudios o complementar tus ingresos mensuales.

En este articulo puedes hallar más información para encontrar estudiantes de fotografía.

¿Y ahora qué?

Una vez que has tomado la decisión de ser profesor particular, es necesario que tengas en consideración algunas cosas al respecto.

Dar clases a domicilio complementará tus gastos mensuales Como maestro particular podrás cumplir varias de tus metas profesionales

Si lo que quieres es constituirte legalmente como profesor particular, puedes consultar la página web de la Cámara de comercio de tu ciudad. Allí te darán indicaciones para crear tu negocio. En el caso de Bogotá, por ejemplo, se puede diligenciar la matrícula mercantil de manera virtual. Esto lo deben hacer las personas naturales que “realizan actividades comerciales o mercantiles, así como de sus establecimientos”. En la misma página puedes consultar los beneficios que trae matricularse, como préstamos y demás cosas. También te indicarán cada cuánto tendrás que declarar tus impuestos. No es un proceso demorado. Sin embargo, esto se hace sólo si vas a constituir un negocio, si cuentas con un estudio fotográfico o un taller, con los cuales realices actividades comerciales de manera frecuente. De lo contrario, no es necesario. La mayoría de los profesores particulares no lo hacen.

Sin ninguna duda,y dadas las condiciones laborales actuales, el mejor plan que puedes hacer es dar clases de fotografía a domicilio. Son pocos los institutos o universidades que buscan fotógrafos profesionales, y para enseñar en ellas, te pedirán un título y una larga experiencia en el campo de la fotografía (exhibición en galerías, participación en exposiciones fotográficas, publicaciones en revistas reconocidas, etc.). Por lo que no es difícil darse cuenta que los profesores principiantes poco chance tienen de aspirar a esos puestos. De ahí que muchos vean como buena opción dar clases particulares. Lo único: publicar un anuncio en línea, como Superprof.

¡Sólo falta que crees tu usuario en Superprof y publiques tu anuncio completamente gratis!. Los alumnos se comunicarán directamente contigo para hablar sobre los detalles de las clases, como la duración, el lugar, el contenido, los materiales…

No importa cuál sea tu rama o especialización, tu anuncio llegará a miles de estudiantes interesados en aprender fotografía.

Crea un buen anuncio

Seguramente ya lo has visto: el mercado de las clases particulares ha ido aumentando con el paso de los años. Las razones son múltiples. Ya porque los estudiantes necesiten complementar un conocimiento, o porque requieran asesoría, o simplemente porque desean aprender algo nuevo, la demanda de profesores particulares es cada vez más grande en Colombia. Es común que un estudiante recomiende a su antiguo profesor ─si este cumplió con sus expectativas─ cuando vea que algún amigo o familiar requiere de un tutor. Una llamada, un par de preguntas y ya está: un nuevo estudiante.

Un buen anuncio es necesario para tener éxito Antes de publicar tu anuncio muéstraselo a alguien más para que te haga observaciones

Para abrirte un espacio en este mercado tan competitivo, tendrás que destacar primeramente con un anuncio lo suficientemente atractivo ─debes cuidarte de tener una buena redacción─.

Allí debes indicar:

  • Los títulos que tengas,
  • Tu experiencia como fotógrafo profesional,
  • El precio de las clases,
  • Los planes o paquetes de clases (promociones),
  • El tipo de enseñanza (clases en grupos pequeños o clases individuales),
  • Si das clases en línea,
  • El contenido de las clases de fotografía,
  • La duración de las clases de fotografía (sesiones de 4 horas, sesiones de fotos corta…).

Una vez que tengas listo el anuncio, no olvides poner una buena foto de perfil. Esta foto cumplirá varios objetivos: el primero, nos dejará ver quién eres, así como apreciar parte de tu trabajo; el segundo, nos dará confianza ─cosa que un perfil sin foto difícilmente lograría─, y, el tercero, complementará el anuncio que has redactado, pues, como bien sabrás, una buena foto habla por sí misma.

Algunos días después de haber colgado tu anuncio, en tu bolsillo sientes que el celular vibra. Contestas. ¡Es tu nuevo alumno! Desde el primer momento es necesario que muestres una actitud de escucha y diálogo con el estudiante, que saques a relucir, más que tus conocimientos, tu aptitud para enseñar. Él o ella verán todo esto. Recuerda que en Superprof son los estudiantes quienes calificarán tu desempeño. Si se han sentido a gusto, no dudarán en dejarte una excelente opinión. Lo cual traerá sus beneficios con el tiempo.

¿Cuánto cobrar por tus clases de fotografía?

Seguramente te has preguntado cuánto deberías cobrar por una clase particular de fotografía en Colombia. El precio depende de varios factores.

la zona geográfica influye en el costo de una clase Son varios elementos que debes considerar a la hora de fijar el precio de tu clase

En Superprof, tú eres quien decide el valor de las clases de fotografía. Sin embargo, antes de que llegues a fijar el precio, es importante que tengas presente la zona geográfica en la que vas a impartir clases (Cartagena, Baranquilla, Huila, Bogotá, Armenia, Nariño…), así como el costo de las clases de fotografía en el mercado (tanto de los profesores particulares como los que trabajan en una institución o escuela). Esto ayudará a que te hagas una idea más clara de cuánto puedes cobrar por una clase de fotografía.

Generalmente el precio es lo primero en lo que se fija el estudiante antes de explorar el perfil del profesor. Así que, si pones uno muy alto, será muy probable que te descarten por eso, pero, por el contrario, si pones uno muy bajo puede que te subestimen y también pasen de largo. Como ya podrás darte cuenta, las ciudades capitales en Colombia, salvo Bogotá, no tienen mucha competencia.

A continuación te mostramos un promedio del costo que tienen las clases de fotografía en Superprof, en tres ciudades de Colombia:

  • Ciudad de Bogotá: Entre 25.000 a 30.000
  • Ciudad de Medellín: 30.000
  • Ciudad de Cali: Entre 20.000 a 40.000

Por otro lado, también puedes buscar el municipio en el que vives. Por ejemplo, si escribes Mosquera, Funza o Madrid, Cundinamarca, verás que la competencia también es baja, y por ello los precios son más altos. Puede que esta lógica funcione: a menor competencia, más caro el producto. Sin embargo, también tienes que ser consciente del lugar en el que te encuentras, ver las probabilidades de que alguien pueda pagar tus clases, si es una zona predominantemente de clase media o no… ¡Eso no significa que debas regalar tu trabajo! Ser consciente del mercado laboral es importantísimo para hacerse un lugar dentro de las personas interesadas en aprender fotografía.

El área geográfica de tus clases será el primer criterio que deberás tener en cuenta a la hora de fijar el precio de tus clases de fotografía. En otros países, por lo general, los profesores que dan clases en las grandes ciudades cobran más que otros, ya por el costo de vida o por las condiciones del salario mínimo o el mismo progreso económico de la ciudad. Pero dependiendo del contenido y de la especialidad de las clases, tú puedes subir el costo. También sería bueno que checaras el costo de una clase de fotografía en las escuelas o institutos, y así hacerte una visión mucho más amplia. Sin darte cuenta, puede que el precio que hayas fijado exceda con creces al que cobra una escuela de fotografía, o, por el contrario, que sea muy pequeño como para que te tomen en serio.

Te puede interesar ¿Cuánto cobrar por tus clases de fotografía?

Dime cuánto sabes y te diré cuánto vales

El segundo paso a la hora de ajustar el precio de las clases particulares es evaluar tu perfil. Aquí no sólo debes tener presente lo que cobran otros profesores, sino también tu trayectoria como fotógrafo profesional, los títulos que tengas, las especialidades que ofrezcas, etc. De hecho, cuanto más rara sea la especialidad, más alto será el precio que podrás poner a tus clases. Esto atraerá a los estudiantes más avanzados, que sin duda querrán perfeccionarse en otros campos y aprender de la mano de fotógrafos más experimentados.

Saber fotografía Colombia La trayectoria que tengas en el campo de la fotografía dará enorme valor a tus clases

En lo que concierne a profesores de fotografía que apenas están comenzando, es lógico que sus precios sean menores a los de un fotógrafo mucho más curtido. El profesor-estudiante, deberá fijar un precio ligeramente más bajo que el promedio, o uno por esa línea, para dar clases de fotografía. Aunque eso depende también del nivel que tenga. No es lo mismo un estudiante con cierto recorrido profesional en fotografía, que uno que apenas está iniciando.

Entre las especialidades y técnicas que pueden marcar la diferencia están:

  • Profundidad de campo,
  • Larga exposición
  • Retoque fotográfico en posproducción o postratamiento,
  • Fotografía en blanco y negro,
  • Dominio de la nitidez y el enfoque,
  • Encuadre,
  • Modo manual o modo automático,
  • Fotografía aérea
  • Macrofotografía
  • Fotoperiodismo
  • Fotografía de la naturaleza,
  • Fotos familiares,
  • Réflex digital, etc.

Si el dominio que tienes en tal o cual campo, o el conocimiento que vayas a transmitir sea uno avanzado, es muy probable que muchos alumnos se sientan atraídos por tu perfil. De igual manera, si tu especialidad implica cierto equipo fotográfico específico (como drones, luces o estudios de fotografía), esto puede elevar el costo de las clases. Es importante que hables con el estudiante para acordar dichas clases.

Casi como una conclusión: Si has pensado ganarte la vida como profesor particular de fotografía, es necesario que seas innovador, que ofrezcas algo que no todos hacen, que te empapes de originalidad (esto incluye incursionar en el mundo de las aplicaciones y sistemas operativos en la medida de lo posible), y sobretodo, que hagas de tus clases un espacio ameno para el estudiante, y no uno aburrido y lleno de cátedra. ¡Sé dinámico!

¿Cómo sería dar clases de fotografía por internet?

Sin duda las redes sociales y la democratización de la Internet, han hecho posible que una buena parte de nuestro tiempo, lo pasemos frente a una computadora, una Tablet o un teléfono inteligente. Es muy probable que muchos de los estudiantes de fotografía -que hoy pululan en Colombia-, se hayan interesado por este arte gracias a su propia experiencia digital.

Instagram ha sido quizás el mayor responsable de que el número de personas que quieren aprender fotografía se haya disparado en los últimos años. Una foto única, con mares de textos profundos y significaciones, muchos seguidores ─tú uno de ellos─, así parece moverse la fotografía hoy en día.

¿Por qué no aprovechar este boom en las nuevas tecnologías para encontrar alumnos que quieran aprender, pulir o explorar todas las posibilidades que la fotografía les puede ofrecer? Seguro también será grato para ti.

 

Tomar fotos con el celular puede ser atractivo Vuelve tus clases dinámicas. Enséñale a tomar fotos a tu alumno con la cámara de su celular

En la mayor parte de los colegios y universidades del país, el MinTIC (Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) ha dotado con dispositivos informáticos a los estudiantes de dichos planteles. Esto ha posibilitado que a muchas personas no se les haga raro la idea de ver una clase por internet. Claro, esto, y que por un buen tiempo estuvo transmitiéndose por televisión las propagandas de OpenEnglish y “sus cursitos de inglés online”. En fin, ya no es una cosa del otro mundo, es una realidad que va avanzando a grandes pasos sobre las ciudades, y que ha tenido una excelente acogida.

Si esta forma de dar clases te ha llamado la atención, es debido a que trae consigo múltiples beneficios, entre los cuales está, por ejemplo, que no tengas que desplazarte del lugar en el que te encuentras (si has ido de viaje o estás en tu casa), y que estudiantes que viven lejos de ti, puedan aprender de tu experiencia con solo un click, una cámara y unos audífonos.

En cuanto al equipo que necesitarás para dar este tipo de clases en línea, no es nada del otro mundo, necesitarás solamente lo indispensable para que la clase marche bien. Por ejemplo:

  • Una computadora con un buen procesador y sistema operativo actualizado (Windows, Mac, etc.)
  • Una webcam con buena resolución, que en el mercado está entre 70.000 a 120.000 pesos (ten presente que será el medio por el que te comunicarás con tus alumnos).
  • Un micrófono, ya el de tu computadora, uno independiente o el integrado a tus auriculares o diadema. Es preciso que revises que del otro lado se oiga bien tu voz. Una mala comunicación dificultará la transmisión de tus conocimientos y las dudas del estudiante.
  • Una buena conexión a internet. Si tienes todo lo anterior pero tu internet no es muy bueno, seguramente la clase sufrirá muchos contratiempos. Te recomendamos que uses fibra óptica.
  • Programas para chatear en tiempo real y en los que esté la opción de pantalla compartida. Algunos de ellos pueden ser Skype, Google Hangouts, etc. Es importante que puedas ver lo que tu alumno ve en su pantalla.
  • Programas o paquetes de edición fotográfica
  • Equipos especializados dependiendo de las técnicas que vayas a abordar con tus alumnos.
  • Un plan de ejercicios para realizar durante tu clase y para dejarlos como trabajo en casa.

Las clases en línea, o por Webcam, las puede dar cualquier profesor. Sea uno principiante o uno más experimentado. En realidad, no difieren mucho de las clases presenciales, pues el hecho de que sea vía internet no le quitará la seriedad y el rigor que se necesita en cualquier otra clase tradicional. Puede resultar incluso una buena manera para que tanto el estudiante como el profesor se sientan menos nerviosos el uno frente al otro (si ambos están empezando a dar y ver clases). De hecho, hay un número gigantesco de estudiantes que prefieren este tipo de clases, ya que les ahorra el tiempo que implica desplazarse al lugar de encuentro e incluso el de tener que cambiarse de ropa; también, al sentirse en su casa se sentirán mucho más cómodos. Pero eso sí -porque no está de más recordarlo-, debes demostrarle a tu alumno que ha elegido bien, que entre las otras tantas opciones de profesor particular que tenía a mano no se ha equivocado.

Y así, cualquier duda que tengan, respecto a la clase, tú y tu alumno, pueden valerse de las aplicaciones de mensajería instantánea para ponerse en contacto. Si nunca habías impartido una clase en línea, verás que no es muy difícil.

¡Qué esperas! Crea tu anuncio de profesor particular y empieza a enseñar fotografía.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar