Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Publicado por Jonathan, el 13/01/2019 Blog > Apoyo escolar > Matemáticas > ¿Cómo hacerse profesor particular de matemáticas?

En Colombia, prácticamente cualquier persona con conocimientos y destreza en matemáticas puede dar clases a nivel particular, aunque en general, son profesores ya experimentados quienes dan muchas de estas clases (sobre todo egresados licenciados o normalistas) o alumnos de esta área u otras profesiones que requieren de un fuerte componente de matemáticas que se encuentran a punto de finalizar sus estudios universitarios.

La posibilidad de dar clases de matemáticas es una experiencia muy enriquecedora que no solo manifiesta un bienestar dentro del currículo o la profundidad de los conocimientos adquiridos; también a nivel humano aumenta muchas de nuestras capacidades. Y además, los horarios son flexibles y la remuneración muy atractiva.

Entonces, ¿cómo dar clases particulares de matemáticas?

Pasando directamente al tema, te invitamos a descubrir cómo transmitir tus conocimientos de manera pedagógica para que tus clases tengan la calidad para percibir una alta remuneración.

Aquí, encontraras información sobre todo lo que debes saber para convertirte en profesor de matemáticas.

Convertirse en un profesor particular de matemáticas

Muchas veces se relaciona las clases de matemáticas con el renombre y la experiencia que tenga el profesor, además de hacia que tipo de clases se enfoque.

Estos tipos de clases pueden variar bastante, cada uno tiene sus exigencias y compromisos específicos.

Los diferentes tipos de clases de matemáticas

Las tres principales categorías para enseñar matemáticas son:

  • Apoyo escolar: se trata de una ayuda personalizada y planeada que se le ofrece a los estudiantes con debilidades muy específicas en matemáticas.
  • Ayuda con las tareas: aquí se trata más bien de comprobar que el alumno cumpla con los compromisos de sus tareas y guiarlo cuando se presenten dificultades.
  • Clases particulares: son una ayuda permanente que consiste en realizar un seguimiento del alumno con dificultades y establecer un plan de acción para irlas sorteando. Aunque las clases particulares se pueden parecer a las de apoyo escolar, se distinguen en los contenidos: en este caso se aportan conocimientos que complementan lo que quizás no se haya comprendido o asimilado completamente en de las clases habituales.

Para empezar a pensarte en dar clases particulares de matemáticas, el horario es un factor indispensable a evaluar. Muchos profesores trabajan a tiempo completo, otros lo hacen mientras estudian a medio tiempo o en sus vacaciones.

¿Qué pasos debo seguir para convertirme en un profesor particular de matemáticas?

Como profesor, debemos pensar en las siguientes cuestiones:

  • ¿Qué marco jurídico y laboral elegir para dar las clases (independiente o vinculado a una empresa)?
  • ¿Cuáles son tus habilidades educativas?
  • ¿Qué tipo de clases se pueden ofrecer?
  • ¿Puedes enseñar matemáticas para estudiantes universitarios?
  • ¿Se pueden dar clases de matemáticas de forma constante en una semana o un mes?
  • ¿Cómo organizar las clases para conseguir que tus alumnos aumenten sus fortalezas y superen sus dificultades?

Cualidades que se necesitan para dar clases de matemáticas

Aunque pensemos que cualquier estudiante o profesor pueden dar clases de matemáticas, se deben poseer ciertas características que permitan tener un buen proceso pedagógico, diferencia fundamental entre un buen y un mal profesor. Estas cualidades son:

Saber oír:

Dar una clase de matemáticas de forma eficaz implica que sepamos marcar la diferencia entre nuestras clases y las que el alumno recibe habitualmente, centrando toda nuestra atención en el alumno y sus particularidades.

Claro, debemos saber que si un estudiante o sus acudientes buscan ayuda en profesores particulares es porque las clases normales no le han bastado o necesita una mayor dedicación para apropiarse de los conocimientos de algún tema en específico o el área en general.

Debemos entonces poseer empatía y el don de escuchar, combinando ambos: saber ponernos en el lugar del alumno y entender que soluciones se buscan para superar las dificultades propias a partir del nivel que se posee.

Ser paciente:

Es normal que un cierto tema se tenga que repetir una y otra vez hasta hallar la solución o que, en pro de entender un tema, uno o más ejercicios se tengan que repetir para entrenar los conocimientos.

Como profesor, se debe recurrir a la experiencia y la habilidad para encontrar una metodología y palabras adecuadas al alumno, que logre incorporar lo aprendido con confianza.

En ese camino de comprender y escuchar es donde se requiere bastante paciencia.

Revisa acá los títulos que hacen falta para convertirse en profesor de matemáticas.

Tener algo de experiencia:

Aunque parezca obvio, es indispensable que un profesor de matemáticas debe tener experiencia tanto en el área como en su enseñanza.

Dar clases de matemáticas a un alumno implica, entre otras cosas, poder responder sus preguntas, guiarle a través de ejercicios hacia el entendimiento, y como vimos antes, saber oír y tener paciencia, rasgos que se pronuncian más si se posee experiencia.

Cualidades pedagógicas y experiencia son necesarias para dar clases de matemáticas.

Por eso es muy recomendable que el profesor repase las temas donde el alumno necesita ayuda, incluso haciendo los mismos ejercicios, por supuesto, antes de las clases, no solamente porque se hace más sólida nuestra caja de herramientas pedagógicas sino que permite anticiparnos a dificultades nuevas que pueda encontrar el estudiante en las clases.

Usar herramientas pedagógicas:

Es un hecho que para dar clases, no solo de matemáticas, se requiere aplicar la pedagogía.

Hacer un seguimiento constante a los avances del alumno, comprenderle y obtener mejores resultados en la asignatura son algunos de los sellos que marcan un buen profesor.

Y es que la calidad del profesor se evidencia en los avances del alumno.

Estas habilidades pedagógicas se adquieren con la experiencia, que podemos pulir prácticamente fuertemente y enseñando a diferentes tipos de alumnos. Así, estas habilidades no son de un solo tipo, sino que deben adaptarse a cada estudiante en particular.

Por ello, dentro de la preparación de las clases debes adaptar tu itinerario y metodología a cada alumno, teniendo muy en presente sus dificultades y los objetivos que se quieren lograr.

Debes adaptar tus clases de matemáticas para diferentes edades y grados de escolaridad, desde los más pequeños hasta incluso estudiantes universitarios.

Otra habilidad pedagógica es tener capacidad de síntesis, es decir, se debe saber resumir y simplificar las explicaciones con esquemas y ejemplos cercanos al estudiante, con el fin de que pueda entender los conocimientos como parte de un panorama general.

Respetar:

Una relación de respeto mutuo entre el profesor y el alumno es un pilar sobre el que se construye la clase.

Ese respeto permite establecer la confianza con la cual el alumno es más receptivo a las metodologías planteadas y puede avanzar mejor en sus clases, ganando a su vez la confianza de los padres del él o sus acudientes. Esta confianza se gana con pequeños detalles que puedes dar, tales como una estricta puntualidad y avisar con tiempo los imprevistos que puedan surgir.

También es importante la constancia, es decir, cumplir los compromisos adquiridos para las clases que se darán, ya sea por tiempos semanales o mensuales, ya que así se puede tener una perspectiva más cercana frente al progreso del alumno, comprendiendo juntos las debilidades y fortalezas a tiempo.

Es importante para ello ponerse de acuerdo con el estudiante y su familia la cantidad de sesiones que se requerirán, bien sea para hacer refuerzos en temas de corto o mediano plazo.

Si eres de Bogotá y deseas tomar tus primeros cursos de matemáticas, no dudes en ponerte en contacto con los profesores de nuestra plataforma para encontrar clases particulares de matemáticas.

Pasos para dar clases de matemáticas

Una inversión personal:

Una clase de matemáticas no es un espacio para improvisar: disciplina y organización son necesarias.

Como profesor, deberás preparar cada clase con anterioridad, releyendo los temas a tratar y practicar el dominio sobre los mismos. Es importante para cada clase, llevar apuntes organizados (pueden ser fichas explicativas) y ejercicios para practicar.

Nunca se debe improvisar o dejar toda la preparación de la clase para el mismo día.

Terminada cada sesión, es importante preguntarle al alumno sobre las dudas que tenga o puntos que quisiera repasar.

En caso de que el estudiante se encuentre estudiando para un examen, puedes proponer hacer ejercicios similares a los que puedan salir en las pruebas (por ejemplo, puntos de años anteriores) y entrenar la resolución de los mismos en las condiciones que se darán durante el examen (tiempo por cada punto, duración, etc).

Debes recordar que lo importante es que el alumno se apropie de manera efectiva de los conocimientos que quieres transmitir, comprenderlos y que puedas tú determinar las falencias que se tienen aún por reforzar.

Para identificar el estado actual en que se encuentra el estudiante, debes realizar constantemente pequeñas pruebas y ejercicios que permitan identificar los vacíos, necesidades y puntos fuertes, con los cuales adaptaras tu plan de enseñanza y podrás realizar un balance para ubicar sus progresos.

Todo esto nos lleva a pensar en un profesor de matemáticas como un mentor, alguien que se compromete e invierte en el progreso de su alumno, por lo cual es importante apoyarle y estar pendiente de su éxito en la asignatura.

Cuando se presentan fallos, como tutor no debes regañar a tu alumno, no solo porque no es tu deber sino que es contraproducente. Es importante saber encontrar una metodología que permita al estudiante entender dónde y porque está fallando, pasos previos para poder resolver las dificultades. Debes mostrarte positivo y animarlo siempre para que haga las cosas mejor a la siguiente oportunidad.

Encontrar alumnos:

Obviamente, para dar clases de matemáticas, debes encontrar alumnos:

¿Cómo encontrar alumnos para tus cases de matemáticas?

Hay muchas formas de encontrar estudiantes para tus clases, las principales son:

  • Anuncios: una solución fácil y poco costosa, pero que carece de eficacia dada la alta oferta existente.
  • El voz a voz: aunque no se tiene presente muchas veces, es una solución a la mano. Puedes hablar a tu alrededor de que ofreces clases y estás buscando alumnos, por ejemplo, haciéndoselo saber a tus amigos, familiares, vecinos o colegas de trabajo. Puedes tener la certeza de que, si realizas unas buenas clases y tus alumnos muestran mejoras en sus resultados, te recomendarán a otras personas.

    Por supuesto, la ventaja es que no tienes que buscar tú los alumnos, ahorrándote esta tarea y haciendo más sencilla la labor de enseñanza. No serás propiamente un profesor particular, pues tus pagos serán realizados por la agencia y no por la familia. Se debe ser muy riguroso al rendir cuentas a la agencia, por ejemplo, haciendo evaluaciones del alumno, balance de sus progresos y revisión de las clases, y a su vez, puede que el estudiante también evalúe al profesor.

  • Los organismos de apoyo escolar: que son entidades, plataformas o agencias que te ponen en contacto con alumnos que están buscando clases particulares.

La ventaja es que tú no tienes que buscar a los alumnos. Es una solución sencilla, aunque tu estatus no será el de simple profesor particular, ya que será la agencia quien te pague y no la familia. Tendrás que hacer cuentas con el organismo (evaluación del alumno, seguimiento de sus progresos, balance de las clases). En contrapartida, puede que el alumno también te evalúe.

  • Clases en línea: estas sesiones pueden ser con vídeo o sin él, explicando diversos contenidos. Si la clase es con vídeo se pueden contar con múltiples recursos lúdicos y didácticos, como lo pueden ser aplicaciones interactivas o mayor énfasis en diagramas. ¿Qué esperas para contactar un profesor de matemáticas online?

Una gran ventaja es que, tanto tú como el alumno, pueden trabar a distancia, dejando vídeos colgados en alguna plataforma o trabajando en línea con programas como Skype, o incluso desde dispositivos móviles.

Los precios de las clases de matemáticas:

Respecto a los precios de las clases de matemáticas, debes saber que estas varían según varios factores: tú nivel educativo, es de tus alumnos, las áreas que enseñas, la ciudad donde resides, los gastos en movilidad, entre otros.

Si das clases por medio de un intermediario, como una agencia privada, son estas las que definen las tarifas horarias. En este caso, la ventaja es que la agencia paga la seguridad social, quitándote una preocupación más al estar cubierto y no tener que realizar trámites monetarios cada mes.

Por esto, los precios que suelen manejar las agencias privadas son más caros. Por ejemplo, mientras una clase particular de matemáticas habitualmente está entre 15.000 y 20.000 pesos, un organismo privado puede cobrar 30.000 o incluso 40.000 pesos, aunque el profesor no reciba más de 15 o 20.000 pesos.

Por eso, trabajar desde una agencia privada es ante todo una solución muy práctica, pues además de poseer cobertura en seguridad social, la experiencia de compartir dentro de una gran red de alumnos es gratificante en muchos aspectos. También trae grandes beneficios para las familias de los estudiantes, quienes tendrán una mayor confianza.

También debes saber que estas agencias privadas tienen un fuerte control sobre la contratación de sus profesores, muchas de estas realizan rigurosas pruebas y entrevistas.

Entonces, el precio varía según distintos criterios, entre otros, de si trabajas o no con una agencia privada-

Sobre SuperProf hay muchos anuncios de profesores apasionados para todos los niveles de Matemáticas: primaria, bachillerato, preparación para ICFES y exámenes de admisión en universidades, educación superior y más todavía. Te invitamos a conocer más de Superprof.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar