Compartir

El árabe en el mundo, de ayer a hoy

Publicado por , el 22/03/2018 Blog > Idiomas > Árabe > Historia de la Lengua Árabe

El árabe es una lengua viva, que hablan y escriben alrededor de 300 millones de personas en el mundo. Además, también supone una lengua sagrada para más de mil millones de musulmanes.

En la actualidad, el árabe es lengua oficial en 22 países y ha seguido creciendo tanto en el ámbito oral como en el escrito a lo largo de su historia. De hecho, en su momento fue el idioma de la poesía de las tribus de la Arabia anteislámica y se impuso por la revelación coránica que le confirió su estatus de lengua sagrada.

Pero, ¿qué quiere decir el término «árabe»?

Es difícil encontrar un origen concreto para la palabra, pero algunas investigaciones apuntan a lo siguiente:

  • En la mitología griega: «árabe» proviene del héroe Arabos, que nació en un lugar llamado Arabia. Es hijo del dios Hermes.
  • La etimología árabe considera que «árabe» deriva del verbo «expresarse», pero también puede significar «el lugar por dónde se pone el sol».

En cualquier caso, podemos estar de acuerdo en los siguientes aspectos:

  1. La lengua árabe es un idioma legendario y el reflejo de una gran civilización.
  2. El idioma ha permitido transmitir conocimiento científico, literario y religioso a lo largo de la historia.
  3. Para aprender árabe, tendrás que dominar el alfabeto árabe, la gramática y el vocabulario. Para eso, tendrás que ir a clases de árabe.

¿Te gustaría aprender a leer, hablar y escribir en árabe clásico?

Historia y evolución de la lengua árabe

El árabe pertenece a la familia de las lenguas afroasiáticas, que se compone de más de 300 idiomas con sus escrituras, vocabularios y respectivos dialectos. La primera prueba escrita de la lengua árabe es una inscripción encontrada en el desierto sirio, que data del siglo IV d.C. Esta lengua poética, que se compone de varios dialectos, acabó siendo considerada un estilo literario que representaba un vínculo cultural entre las distintas tribus.

El árabe es un idioma que se utiliza por motivos religiosos. El árabe es un idioma litúrgico.

No obstante, en la actualidad se considera que el árabe (el literario, no el dialectal) posee un vínculo muy particular con la religión. De hecho, el Corán narra que el profeta Mahoma recibió mensajes de Dios en árabe por medio del ángel Gabriel entre el 610 y el 632 d.C. El Corán, que relata estos mensajes en árabe, lo memorizaban una serie de recitadores profesionales, llamados hufaz y qura en árabe.

Así, poco a poco, el libro sagrado del Islam se convirtió en un vínculo todavía más importante: el vínculo entre musulmanes árabes y no árabes, que veneran el Corán, escrito en árabe, por su contenido, y lo admiran por la belleza del idioma. Esta relación íntima entre el Corán y el árabe es lo que le ha dado al idioma ese estatus especial y lo que ha contribuido a la arabización de muchas poblaciones.

Descubre también cómo aprender a leer el árabe literario.

Los vectores del árabe

El árabe es un idioma muy rico, tanto por su civilización, como por su vocabulario y su léxico. Además, su gramática (compleja a la par que precisa), su alfabeto árabe particular y su escritura artística obligan a los estudiantes a asistir a clases de árabe, que son fundamentales para dominar el idioma…

Así, los árabes se jactan de tener, entre otras:

  • 80 palabras en árabe para designar la miel.
  • 200 expresiones árabes para la serpiente.
  • 500 para el león.

¡Piensa que el vocabulario árabe tiene unas 60.000 palabras! Los nombres, nociones y conceptos constituyen, en sí, una gran paleta de matices que permiten a los hablantes del idioma expresarse con una precisión extrema. Esta riqueza literaria hace que el árabe sea una lengua viva y también hace que la poesía de este idioma sea conocida por tener una finura y una riqueza sin parangón.

La poesía preislámica ha hecho que la literatura árabe tenga una forma que determinará la creación literaria hasta principios del siglo XIX. Esto se traduce en géneros, normas y modelos que son, a la vez, éticos, poéticos, retóricos y lingüísticos. Aunque la literatura árabe ha desempeñado un papel fundamental en el idioma, el vector de expansión más importante ha sido la lengua islámica.

En la mayor parte de los países musulmanes, el árabe es una lengua litúrgica. De hecho, en los colegios de los países musulmanes se imparten clases de árabe islámico. Con respecto a la religión, el islam se ha visto expandido por todos los rincones del planeta. Ha conquistado países que formaban imperios o naciones que pertenecían a la «cultura cristiana». De esta manera, el árabe se ha visto expandido gracias a que la religión también lo ha hecho.

La difusión del árabe

A principios del siglo VIII, el imperio araboislámico se extendía desde Persia hasta España, lo que conllevó que los árabes viviesen con las poblaciones locales, que hablaban lenguas distintas. En Siria, en el Líbano y en Palestina, en la que la mayoría de la población hablaba un dialecto del arameo y en el que las tribus árabes estaban presentes, las lenguas locales se fueron viendo absorbidas por la lengua de Ismael. En Egipto, por ejemplo, el proceso de arabización fue mucho más progresivo, ya que el copto y el griego eran las dos lenguas dominantes. No obstante, Persia y España conservaron sus dos lenguas de origen. Eso sí, los viajes del idioma árabe no han hecho más que hacer que esta lengua sea todavía más rica, porque la interacción del árabe con otras lenguas ha introducido nuevo vocabulario que, a su vez, ha enriquecido el idioma. Entre los campos afectados por esta introducción, podemos contar el campo de los poderes públicos, el administrativo y  el científico.

Esto, aparte del nuevo vocabulario, ha permitido que el idioma se convierta en un medio apropiado para gobernar un imperio gigantesco. Muchos investigadores musulmanes, árabes y no árabes, participaron también en el desarrollo de la vida intelectual al utilizar esta lengua como principal forma de comunicación.

Con el paso del tiempo, la combinación de distintos idiomas ha dado lugar al árabe. El árabe tal y como lo conocemos hoy en día es una mezcla de idiomas.

Sin embargo, a partir del siglo XI, con las Cruzadas, la agitación política en España, las invasiones turcas y mongoles del este y las divisiones internas del imperio, se produce una etapa de declive para el idioma. Estos eventos han marcado un período de estancamiento, aunque su estatus como lengua del islam jamás sufrió peligro.

El siglo XIX constituye, pues, un período de renovación intelectual, que empezó en Egipto y en Siria, y se propagó por el resto del mundo árabe, con la primera expedición de Napoleón a Egipto en 1798. Esta expedición le dio a Egipto su primera imprenta árabe y le proporcionó la traducción al árabe de diversas obras literarias occidentales. A lo largo de la historia, el árabe se ha desarrollado por todas partes, de forma que siempre ha podido expresar un montón de conocimiento.

La influencia del árabe en el planeta

Unos 300 millones de personas hablan árabe en todo el mundo. Esta lengua fue, por primera vez, oficial en el califato omeya de Abd Malik Ibn Marwan en el siglo VIII d.C. Anteriormente, el griego era el idioma administrativo, pero Abd Malik decidió traducir al árabe todos los textos oficiales y administrativos.

Por tanto, no se puede decir que el idioma esté únicamente reservado al ámbito religioso. Es cierto que, tras haber conquistado Persia, el islam absorbió a la mayor parte de la cristiandad oriental y tanto a ellos como a los judíos, se les denominaba dhimmi (protegidos). Los nuevos amos pidieron así a sus protegidos una contribución intelectual que irá alimentando esta creciente civilización en potencia con los tesoros del pensamiento antiguo. De esta manera, Siria se convirtió en el núcleo del pensamiento helénico.

Se fueron traduciendo las obras griegas al sirio, una forma de arameo, en un movimiento que se fue amplificando tras la expansión musulmana. Así, como lengua del islam y cultura, el árabe entró en contacto con otras lenguas. De hecho, en la actualidad, algunas lenguas asiáticas y africanas, como el turco, el urdu, el hausa o el farsi utilizan términos árabes con respecto a la cultura, sobre todo en lo que al islam respecta.

¿Conoces la preciosa mezquita de Córdoba? En Córdoba podemos disfrutar la arquitectura árabe. Foto: diocrio en VisualHunt.com / CC BY-SA

Los cruzados europeos de distintos orígenes lingüísticos también interactuaron con los árabes y la herencia de este intercambio comprende, sobre todo, términos de vestimenta, de alimentación y de otros aspectos de la vida ordinaria. De esta manera, Europa se centró en los textos árabes para renovarse científicamente y descubrió textos clásicos griegos y latinos conservados en traducciones árabes. Incluso la lengua de Shakespeare, que no ha tenido mucho contacto directo, le ha copiado palabras a la lengua de Ismael, especialmente de forma indirecta por medio del portugués, el italiano o el español. Por ejemplo, el inglés tiene ahora unas 2 000 palabras cuyo origen es árabe, fruto del préstamo lingüístico.

El uso del árabe

El árabe ha marcado muchísimos dominios artísticos, como la poesía, pero también científicos.

Las ciencias

En la historia de las ciencias, por ciencias árabes entendemos aquellas que se desarrollaron en tierras del islam entre el siglo VIII y el siglo XV. El adjetivo árabe hace referencia a la lengua científica que, en aquella época, permitió transmitir los conocimientos científicos de un extremo al otro del imperio arabomusulmán.

¿Sabías que cámara fotográfica tiene un origen árabe? Al-Hassan Ibn Al-Haithamqui inventó la primera cámara oscura, predecesora de las cámaras modernas.

¿Sabes quién descubrió el café? Esa pregunta la hace el Huffington Post y la respuesta es que fueron los musulmanes los primeros en descubrir su delicioso aroma.

Las matemáticas

Una gran campaña de traducciones permitió a los científicos árabes conocer y comentar a autores griegos como Euclides, Diofanto, Menelaus o Arquímedes. De esta forma, las matemáticas árabes se constituyeron a partir de las matemáticas griegas, indias y mesopotámicas antes de desarrollarse por sí mismas.

Los sabios árabes las usaban como apoyo para otras disciplinas, como la astronomía, la arquitectura o la geometría. Los dos tratados del matemático persa al-Khwarismi (uno describía el sistema numérico decimal indio y el otro un sistema de ecuaciones de primer y segundo grado) se consideran obras fundamentales para el desarrollo de las matemáticas tal y como las conocemos hoy en día.

¿Sabes cómo funcionan los números en árabe?

La medicina

El mundo árabe conoció la medicina en la Edad Media gracias a personajes como Avicena, autor de la enciclopedia médica Qanûn. No obstante, también destacan Ibn Nafis, que describió cómo funcionaba la circulación sanguínea pulmonar, o el persa al-Razi, pionero en el uso del alcohol en medicina, y a ambos se les considera como dos de los científicos árabes que más han marcado el mundo de la medicina.

La anestesia, que se suministraba ya en la Antigüedad con la ingesta de opio, de mandrágora o de otras sustancias, se perfeccionó con el uso de una esponja empapada en una mezcla de estos medicamentos. Tras secarla, esta spongia somnifera (como se la denominó), permití al cirujano operar al paciente, que caía dormido tras oler los vapores de la esponja.

Esta esponja, pues, provocaba que los pacientes estuviesen bajo los efectos de una anestesia general, pero también parece un estado analgésico acompañado de una pérdida de consciencia.

¿Qué más motivos quieres para aprender árabe? Sumérgete en esta lengua y descubre una cultura sin igual.

Si quieres mejorar tu dominio del árabe, échale también un vistazo a nuestra Pequeña Guía de Aprendizaje del Árabe Clásico.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz