«Ves cosas y preguntas: "¿Por qué?"
Pero sueño con cosas que nunca existieron y digo "¿por qué no?». - George Bernard Shaw

La creatividad es buena para todos. La primera razón por la que los españoles dicen que en su tiempo libre se dedican a una actividad creativa es el deseo de relajarse (43 % de los votos según Ipsos). Posteriormente, encontramos el deseo de crear algo con sus manos (37 %).

¡Déjate llevar y saca tus telas y tus tijeras! ¡Comienza con el bordado tradicional! El bordado, pariente de la costura, permite personalizar cualquier objeto con una aguja, hilo de bordar e incluso un par de perlas, ¿por qué no?

¡Aquí te explicamos cómo aprender fácilmente a hacer un diseño bordado!

Tomar clases de bordado para progresar rápidamente

Aprender a bordar es una actividad creativa que debe realizarse con pasión. Quizá hayas decidido lanzarte a esta actividad para hacerle un regalo a un amigo, porque a tu abuela le gusta bordar o porque quieres descubrir una actividad manual. Independientemente de la razón, avanzarás más rápido en tu aprendizaje si lo haces porque realmente quieres.

Motivación para aprender a bordar.
¿Qué es lo que ha hecho que quieras aprender a bordar?

No obstante, ¿dónde puedes comenzar a aprender a hacer patrones bordados?

Comienza preguntando sobre los cursos de pasatiempos creativos disponibles cerca de casa.

Hay muchas asociaciones creativas que dan clases tanto a principiantes como a expertos en bordado. Estos cursos, anuales o en forma de cursos intensivos, permiten descubrir los conceptos básicos del bordado como, por ejemplo, el material necesario para la práctica (hilos dmc, tela aida si haces punto de cruz, agujas puntiagudas o redondeadas, bastidor de bordado, marcadores borrables, etc.).

Luego aprenderás los puntos esenciales del bordado, comenzando en particular con el punto de cruz.

Cómo comenzar un proyecto de bordado, cómo bordar en la ropa, cómo personalizar un cojín... Todos los temas serán abordados durante las clases de bordado.

La ventaja de tomar clases es que contarás con los consejos de un profesional o, al menos, de un bordador con experiencia. Podrás plantearle preguntas muy específicas y concretas sobre este o aquel proyecto de bordado. También recibirás asistencia durante todo el año.

El hecho de tomar clases de manera regular es también una excelente manera de poder realizar proyectos a largo plazo. En la vida diaria, a veces es difícil encontrar tiempo para dedicarse al bordado y los pasatiempos creativos en general. Por lo tanto, los cursos te ayudarán a progresar cada vez más rápido.

En particular, échale un vistazo a los posibles cursos que puedan realizarse en la mercería que tengas cerca de casa. Estas tiendas se especializan en materiales creativos para coser, tejer, hacer crochet, bordados, etc. Pero el personal de estas tiendas a veces ofrece cursos de uno o más días para realizar en un proyecto específico o para acercar los conceptos básicos del bordado.

Las clases particulares también son una solución que podrás tener en cuenta. Especialmente si no encuentras asociaciones o artículos de mercería cerca de tu casa.

Elegir un profesor particular de bordado no solo permite beneficiarse de los consejos de un profesional, sino también tener un maestro para ti solo. Una forma de progresar aún más rápido porque no necesitarás esperar a que todo el grupo avance en el curso.

La elección de las clases particulares también es ideal si tienes problemas a la hora de comenzar. El profesor (o profesora) te ayudará a elegir diagramas de punto de cruz o dibujar un modelo en la tela de lino, etc.

Además, las clases particulares serán establecidas según tu horario. Podrás escoger, dependiendo de la disponibilidad del maestro, cuándo poner las clases de bordado. ¡Una solución ideal para personas que tienen un horario poco convencional!

Aprender a bordar gracias a las clases en línea

Si las clases grupales o a domicilio no son lo tuyo, también puedes decidir aprender a bordar en línea.

Material para bordar
Una vez que tengas el material, ya solo tienes que ponerte a bordar.

No obstante, aprender en línea no significa necesariamente aprender sin un maestro. Puedes tomar clases de bordado en línea a través de la cámara web. En este caso, el profesor te enseñará a través de vídeos cuáles son las técnicas que podrás usar para bordar.

¡Solo necesitas establecer un horario y listo! En particular, puedes encontrar maestros de bordado en línea con Superprof.

Una vez que hayas encontrado al maestro que necesitas, lo único que tienes que hacer es configurar el programa de clases de bordado. Porque la ventaja de los profesores particulares es que puedes decidir qué quieres aprender en función de tus afinidades y dificultades.

Tomar clases de bordado en línea resulta a veces incluso más fácil que las clases a domicilio. Simplemente tendrás que conectarte a Internet y contarás con un profe personalizado que responderá a todas tus dudas. La ventaja es que si tienes muy poco espacio en casa, no tendrás que limpiar todo antes de que llegue el profe. Simplemente siéntate en el salón, en tu cama, en la mesa de la cocina, etc.

¿Pero es tan efectivo como en casa?

El profesor de bordado ve muy bien lo que estás haciendo. Sin embargo, recuerda preparar tus preguntas para avanzar aún más rápido en el problema que pueda surgir.

El profesor no puede adivinar por su cuenta los puntos en los que tienes dificultades. Así que sé lo más claro posible.

Utilizar tutoriales para aprender a bordar de manera autodidacta

Muchas personas también aprenden bordado de forma autodidacta. Hoy en día, tenemos todo el conocimiento disponible en línea, entonces, ¿por qué no aprovecharlo?

En Youtube, por ejemplo, es muy fácil encontrar tutoriales que explican cómo hacer una puntada de cadeneta, cómo comenzar un bordado, cómo instalar un bastidor, etc. Para que el aprendizaje sea lo más fácil posible, por supuesto, elige tutoriales acordes a tu nivel. Así que recuerda indicar «principiante» en tus búsquedas, sobre todo al principio.

Te recomendamos que sigas únicamente un canal de Youtube de bordado. De hecho, cada bordador tiene sus propios consejitos y técnicas. Seguir a un solo bordador facilita la comprensión. Te acostumbrarás a la fórmula de los vídeos publicados y estarás familiarizado con la técnica del bordado.

Sin embargo, eso no te impide ver otros tutoriales si así lo necesitas.

Patchwork, tejer, coser, bordar, ¡todo es posible! ¿Por qué no combinar todas estas disciplinas creativas?

Los tutoriales no solo se encuentran en Youtube. Muchos blogs también dan acceso a tutoriales, diagramas y consejos de todo tipo para aprender a bordar fácilmente.

Manuales de bordado.
Los libros suelen ser tan útiles como los vídeos a la hora de aprender a bordar.

Finalmente, también es posible seguir los tutoriales explicados en los manuales de bordado. Para una mayor comodidad, puedes pensar en comenzar con un kit de bordado. Además de tener el equipo necesario para comenzar a bordar, también podrás seguir el tutorial que lo acompaña.

Bordado: pedir consejo a tu entorno

Aprender los conceptos básicos del bordado no es tan complicado. No obstante, progresar requiere un poco más de motivación. El lado emocionante del aprendizaje de lo básico a veces da paso al aburrimiento. Así que tienes que aprender nuevas puntadas, pero también mejorar tu técnica.

Para ello, no dudes en pedir la opinión de los que te rodean mostrándoles tus creaciones. Por supuesto, no siempre es fácil exponerse a las críticas, buenas o malas. No obstante, este enfoque solo puede hacer que progreses.

Sin embargo, ten cuidado a la hora de pedir críticas constructivas. A veces escuchar nuestros errores nos hace desanimarnos y, por lo tanto, no progresar. En cambio, busca el consejo de tus amigos o familiares sobre el aspecto del diseño, los colores, etc.

Mejor aún, busca asesoramiento profesional. Especialmente si no tienes clases de bordado. Enfrentarse a los ojos de un profesional te permitirá hacer un balance de tu nivel para saber cómo continuar progresando.

La mercería está llena de bordadores experimentados. Así que no dudes en mostrarles tus obras maestras y pedir algunos consejos.

Las fases para aprender a bordar con facilidad

¿Dónde comenzar a aprender a bordar fácilmente? Si decides no tomar clases, puedes seguir estos pocos pasos que te ayudarán a progresar rápidamente.

Traer el equipo adecuado

Es muy difícil comenzar a bordar sin tener un bastidor o las agujas adecuadas. Adquirir todos los materiales básicos de bordado es el primer paso para aprender. De lo contrario, corres el riesgo de estar perdiendo el tiempo.

Aprender los puntos básicos

Cuando comienzas a bordar, quieres aprender todo de una vez. Pero es importante priorizar. Puedes comenzar con el punto de cruz antes de comenzar a aprender puntos más complicados.

Modelos de bordado.
Seguir un modelo facilita la técnica del bordado.

Copiar modelos para practicar

Usar un diagrama, impreso en el lienzo o no, es una buena manera de progresar. No tendrás que diseñar, solo reproducir las líneas y los colores del modelo. Solo tendrás que concentrarse en la elección de los hilos y en las puntadas.

Fácil, ¿verdad?

¿Necesitas un profesor de Costura?

¿Te gustó este artículo?

0 votos
Loading...

Juan

Arquitecto, me gusta aprender otros idiomas, el cine y explorar otras culturas.