«La creatividad implica romper las convenciones y mirar las cosas bajo una nueva luz». - Edward De Bono

Pintar, tejer, coser o incluso hacer álbumes de recortes (scrapbooking) son actividades que los artistas y creativos suelen apreciar. No obstante, estas actividades creativas son mucho menos populares que la pastelería o el bricolaje, según un estudio de Ipsos.

Sin embargo, el bordado es una forma de relajarse y poder incluso realizar pequeños obsequios. Hilos de bordar, lienzo de bordado, saca tu kit de bordado o kit de punto de cruz, ¡y ponte manos a la obra!

¿En qué consiste el punto de cruz en bordado?

¿Has decidido bordar pero nadie puede enseñarte? El arte de dibujar patrones con hilo no es complicado, solo hay que empezar. Para simplificarlo un poco, puedes comenzar con el punto de cruz.

Características del punto de cruz
El punto de cruz es el punto más sencillo a la hora de bordar.

El punto de cruz también se denomina «puntada contada». Esta forma de bordado consiste en usar solo un tipo de puntada que, cuando se une, forma un diseño específico. La puntada contada se opone al bordado libre o al bordado tradicional en el hecho de que sus puntadas son regulares. Por ejemplo, los patrones de punto de cruz solo se hacen con puntos de cruz.

¡Cuidado! El punto de cruz es simplemente un tipo de puntada utilizada en bordado. De hecho, en el bordado, se usan muchos puntos diferentes, incluida la puntada Catherine de Medicis o la puntada Beauvais.

Por lo tanto, el punto de cruz solo usa la puntada en forma de cruz para lograr la forma que desees.

El punto de cruz es universal. Lo utilizan en todo el mundo todos los entusiastas del bordado y es reconocido por su simplicidad, ya que es suficiente para formar una «x» con el hilo.

Para los principiantes en bordado, es común usar una plantilla que se llama diagrama. Por lo tanto, el bordado solo tiene que seguir los colores y la forma del modelo. A menudo, el patrón se imprime directamente en el lienzo, lo que facilita enormemente la tarea.

De lo contrario, solo basta mirar el modelo y contar la cantidad de puntadas necesarias y reproducirlas en la tela de bordado.

Se asemeja enormemente al lienzo.

¿Qué material necesitas para el punto de cruz?

Para comenzar a bordar, y más particularmente para comenzar el punto de cruz, es necesaria una serie completa de accesorios. Además de hilos y agujas, tendrás que elegir el tipo de tela que quieras usar.

En términos de hilos trenzados, puede elegir madejas DMC para una mejor calidad. En cuanto a las agujas, puedes elegir agujas redondas si quieres hacer punto de cruz en telas especiales. Si deseas pasar a ropa bordada, deberás invertir en una aguja más afilada. También ten en cuenta que el ojo sea lo suficientemente grande como para pasar varios hilos cuando sea necesario.

En lo que se refiere a la tela, hay varias formas de hacer punto de cruz. Lino, algodón, ropa, lienzo, tela Aida, etc.

Para principiantes, es mejor comenzar con una tela Aida. Estas telas específicas ofrecen una especie de rejilla para las puntadas. Por lo tanto, es más fácil mantener una regularidad en los puntos que hagas. Una vez que se borda el patrón, ya no verás los agujeros de la tela. De este modo, este tipo de tela se ha hecho muy popular sobre todo a la hora de hacer los primeros bordados. Puedes encontrarla en diferentes colores.

Para los bordadores más experimentados, es bastante común usar telas de lino. Sin embargo, la tela es muy irregular y los hilos se mueven fácilmente. Para bordar correctamente, deberás contar los hilos para preservar un bordado regular. La ventaja es que es más fácil hacer más o menos fino o grueso el punto dependiendo de la apariencia final que se quiera dar.

Para hacer un punto de cruz en una prenda, tendrás que utilizar un tejido panamá, un tipo de tejido especial, a la hora de llevar a cabo tu patrón. Primero, deberás fijar el lienzo en la prenda que deseas personalizar, para una vez que hayas finalizado el trabajo, simplemente tirar de los hilos para que solo quede el patrón unido a la prenda. Si te sientes lo suficientemente seguro, puedes bordar directamente en la prenda para realizar la personalización.

Ayudas para bordar
Adquiere un bastidor para bordar.

Finalmente, para estar más cómodo a la hora de hacer punto de cruz, invierte en un bastidor de bordado, que te permite estirar el lienzo (cualquiera que sea el tejido utilizado) para que el trabajo del bordado resulte más fácil.

Todo este material forma parte del material básico a la hora de iniciarse en el bordado. Sin embargo, puedes añadir otros accesorios como cintas que puede integrar en el punto de cruz. También puedes añadir perlas, lentejuelas o una imitación de diamantes para decorar el trabajo. No obstante, como decimos, todo esto son extras.

Utiliza los diagramas para hacer punto de cruz

Para hacer punto de cruz, necesitas encontrar la inspiración o emplear una cuadrícula o diagrama. Como ya hemos dicho anteriormente, se trata de un modelo del que se sirve el bordado para reproducir un dibujo concreto, como un cactus, una mariposa o incluso una casa.

El diagrama no deja de ser un modelo sencillo que tienes al lado y que te ayuda a contar el número de puntos utilizados por línea y que dispone los diferentes colores.

Después de haber practicado el punto de cruz durante mucho tiempo gracias a esta técnica, puedo decirte que debes permanecer concentrado durante todo el trabajo. De lo contrario, corres el riesgo de omitir una línea, resaltar demasiado un punto, elegir el color incorrecto, etc.

Para los que no quieren contar, está el diagrama integrado en las telas de bordado. En este caso, el dibujo se imprime directamente en el lienzo y solo tiene que repasarlo con los hilos correctos para bordar. La ventaja es, por lo tanto, que el riesgo de error es mucho menor. Sin embargo, estarás limitado a hacer el diseño determinado que hayas comprado.

Puedes adquirirlos en la mercería. Estas tiendas especializadas en pasatiempos creativos (tejido de punto, ganchillo, costura, patchwork, etc.) suelen vender también revistas y libros de bordado. Suelen incluir diagramas para reproducirlos, explican las diferentes puntadas de bordado que existen, o incluso te ayudan a personalizar un cojín, una prenda, etc. Puede suponer una buena inversión para un principiante sin maestro.

Aprovecha tu paseo hasta la mercería para echarle un vistazo al material (bastidor, agujas, tijeras, kits de bordado, etc.).

También recuerda comparar en internet. Hay muchas páginas que ofrecen las cuadrículas o diagramas desde principiantes hasta avanzados.

Ejemplos a seguir
Toma un modelo que te sirva de referencia a la hora de empezar a bordar.

¿Por dónde empezar el punto de cruz?

Una vez que tengas todo el material de bordado en la mano, podrás empezar. Ten en cuenta que siempre comenzamos desde el centro de la ropa o el lienzo de Aida. Si utilizas un diagrama impreso en el lienzo, normalmente aparece especificado cuál es el centro. Si no estás utilizando un diagrama, puedes doblar el lienzo en cuatro para marcar el centro.

Comienza pasando la aguja y deja entre diez y quince centímetros de hilo.

Puedes utilizar dos técnicas de punto de cruz.

La técnica tradicional consiste en hacer pequeñas cruces una tras otra. Debes pasar el hilo formando una diagonal y luego pasar nuevamente en la diagonal opuesta. Por lo tanto, hacemos primero un / para después hacer un \. Por lo tanto, tendrá una primera cruz «x».

No obstante, la técnica más utilizada en punto de cruz sigue siendo la técnica danesa. En este caso, se realiza un tipo de diagonal: / / / / / /. Luego se realiza hacia el otro lado, terminando cada punto con las últimas diagonales: \ \ \ \ \ \. De este modo, obtendrás cruces.

La técnica tradicional se utiliza principalmente en el caso de puntos aislados.

Sea cual sea la técnica que desees practicar, recuerda hacer las puntadas siempre en la misma dirección para que los hilos inferiores estén todos en la misma dirección.

Para comenzar y asegurarte de seguir las instrucciones paso a paso, ¿por qué no adquieres un kit de bordado?

Pasar del punto de cruz al bordado

El punto de cruz es solo un tipo de punto de bordado. Es reconocido por ser uno de los puntos más sencillos, por eso se recomienda a la hora de comenzar esta actividad. No obstante, existen otras puntadas para hacer un patrón de bordado, como la puntada posterior, la puntada pequeña, etc.

Comenzar con el punto de cruz permite asentar los conceptos básicos del bordado. Para niños o principiantes, esta práctica es ideal. Sin embargo, el punto de cruz no está únicamente reservado a principiantes. Algunos patrones son mucho más complicados que otros.

Hilos: material indispensable para bordar.
Invierte en hilos si quieres bordar.

Independientemente de tu objetivo, comenzar con el punto de cruz es como comenzar a bordar. Si deseas seguir aprendiendo nuevas puntadas, puedes comprar manuales de bordado o tomar clases de bordado. En Internet, también hay una gran cantidad de recursos disponibles para continuar progresando. ¡Manos a la obra!

¿Necesitas un profesor de Costura?

¿Te gustó este artículo?

2,00/5 - 1 voto(s)
Loading...

Juan

Arquitecto, me gusta aprender otros idiomas, el cine y explorar otras culturas.