Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Los mejores trucos para aprender árabe sin esfuerzo

Publicado por , el 14/06/2018 Blog > Idiomas > Árabe > Cómo Aprender Árabe de Manera Divertida

«La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo». Nelson Mandela.

Entonces, ¿por qué no estudiamos y nos divertimos a la vez?

Según el psicólogo cognitivo Stanislas Dehaene, la pedagogía activa es la más eficaz para el aprendizaje: «Los niños estarán más activos y se comprometerán más cuando tengan ganas de hacer cosas. Estas ganas aparecen cuando la actividad en cuestión les gusta, les importa o cuando tienen en ella algún tipo de interés personal… Y no porque un agente externo les obligue».

Saber árabe hoy en día nos permite abrirnos al mundo y ampliar nuestra riqueza tanto lingüística como cultural. Aquí te proponemos una serie de ideas y consejos para aprender árabe de manera divertida con el objetivo de avanzar más rápido y, por qué no, incluso llegar a ser bilingües.

Aprender árabe con películas

¿Quieres saber cómo aprender árabe rápida y fácilmente?

A todos nos gustaría contar con una receta milagrosa que nos sirviese para aprender un idioma extranjero sin dificultad alguna.

Disfruta aprendiendo la lengua de Alá con películas. Convierte tu casa en un salón de cine y aprende árabe.

Gramática, conjugaciones, vocabulario, alfabeto… El aprendizaje de árabe no es fácil y hay que hacerlo respetando todos los pasos necesarios.

Mientras algunos más atrevidos y aventureros se animan a vivir o realizar una estancia lingüística en un país árabe, otros prefieren quedarse en casa y estudiar con programas de televisión y películas.

Y sí, como lo lees, también puedes aprender a hablar árabe sin moverte del cómodo sofá de tu salón.

Descubrir la cultura

Ver películas es una manera excelente de sumergirse en la cultura y en la lengua árabe, así como en la historia del mundo musulmán. Turquía, Túnez, Marruecos, Líbano, Jordania, Argelia… Cada país tiene películas propias.

Desde documentales realistas a largometrajes totalmente ficticios, estas películas suelen representar y plasmar un estilo de vida o un acontecimiento social.

Entender cómo vive la gente en estos países sirve para comprender cómo piensa. Y entender cómo piensan nos ayuda muchísimo a la hora de aprender a hablar un idioma extranjero como lo es el árabe.

Aprender palabras

Las películas nos permiten también aprender una grandísima cantidad de palabras en árabe para así ampliar nuestro vocabulario. A fin de cuentas, aunque sepas construir frases a la perfección, sin el vocabulario necesario, tus conversaciones se quedarán cojas.

Las películas son la herramienta perfecta para aprender no solo nuevas palabras, sino también nuevas expresiones y estructuras lingüísticas.

Asimilar el acento

El acento es muy importante si quieres mimetizarte y hacerte pasar por hablante nativo de árabe.

Es cierto que es muy difícil eliminar por completo nuestro acento propio, pero cuantas más conversaciones en árabe escuchemos, más sencillo nos resultará entenderlas.

Divertirse

Aprender divirtiéndose es la mejor forma de aprender un idioma (o cualquier competencia nueva, de hecho). Nuestro cerebro no se da cuenta de que está trabajando y retiene inconscientemente nuevas fórmulas árabes que será capaz de utilizar de manera activa posteriormente.

Para aprender árabe sin morir en el intento, puedes complementar tu aprendizaje viendo películas árabes famosas de los últimos años, como Indigènes, Much Loved o The Idol.

Estas películas también te ayudarán a ampliar tu cultura general.

Aprender árabe con series

Al igual que ocurre con las películas, las series de televisión son una auténtica bendición para los estudiantes de árabe. Divirtiéndote con ellas puedes mejorar tu nivel del idioma sin apenas darte cuenta.

Practicar árabe de manera regular

Cuando empezamos a aprender un idioma nuevo, ya sea con clases particulares o a distancia, a veces resulta difícil respetar las reglas que nos marcamos, como la regla de oro: «trabajar una hora todos los días».

Aunque tengamos toda la buena voluntad del mundo, a veces llega un punto en el que nos apetece más relajarnos que repasar el alfabeto árabe. Y es normal.

Devora los capítulos y aprovecha para aprender árabe. ¡No te pierdas ni un episodio!

Ahí es donde las series intervienen.

Por suerte, ahora ya no tienes que elegir entre pasarlo bien o aprender árabe. Con las series cumples ambos objetivos. La principal ventaja de las series es que constan de varios episodios, con lo que puedes practicar todos los días viendo un capítulo al día.

Gracias al talento de la producción y de los actores, cada día tendrás ganas de ver un episodio y, de este modo, el aprendizaje frecuente de árabe formará parte de tu vida diaria sin que apenas te des cuenta.

Trabajar a largo plazo

Las series árabes no solo te permiten estudiar este idioma de manera regular, sino que también te permiten hacerlo a largo plazo. Como sabes, las series suelen constar de varias temporadas; con lo que cada estreno te dará ganas de retomar tu aprendizaje aunque lo hubieses abandonado.

¡Las series no te abandonan!

Además, las historias de las series suelen ser recurrentes; de modo que te resultará más sencillo seguir la historia y no perder el hilo del argumento.

Aprender dialectos

Las series árabes también nos permiten descubrir y aprender nuevos dialectos. Libanés, turco… Existen muchos matices en el mundo árabe.

Las series representan muy bien esta diversidad ya que cada país desarrolla su propia serie. Enriquece tu aprendizaje o especialízate en un dialecto del árabe.

¿Y por qué no utilizas las series también para aprender y quizás animarte después a hacer un curso de traducción árabe-español?

Hablar con otros «fans»

Alrededor de las series se forman comunidades enormes (principalmente en redes sociales) con el fin de compartir opiniones o de debatir las posibles continuaciones de la serie. Utiliza estas comunidades para comunicarte con personas que hablen árabe como lengua materna.

Para inspirarte, no dudes en echar un vistazo a nuestra lista de las mejores series árabes para elegir una adecuada a tus gustos.

Aprender árabe con música

La música es un medio excelente de aprender árabe de manera divertida. Al igual que ocurre con las películas y las series, la música nos permite memorizar palabras y frases sin hacer apenas esfuerzo alguno.

¿Qué hay mejor que aprender con canciones?

Aprender pronunciación

Para conseguir un buen acento árabe, no tienes solo que escuchar las canciones, sino que debes también fijarte en cómo se pronuncian las palabras.

En las canciones, el acento suele ser un poco distinto. No obstante, la pronunciación de las consonantes y las vocales suele estar bien marcada. Al contrario de lo que ocurre con el cine, escuchando música podemos concentrarnos únicamente en lo que recibimos a través de nuestro sentido auditivo.

Añade estos grandes éxitos del mundo árabe a tu lista de reproducción. ¡Actualiza tu playlist!

Nuestro cerebro no se distrae con imágenes, por lo que podemos trabajar únicamente nuestro oído.

Trabajar la comprensión oral y escrita

Y quien dice trabajar el oído, dice también trabajar la comprensión de árabe.

Tanto en el plano escrito como en el oral, es esencial que entendamos bien a nuestros interlocutores.

Si te vas de viaje a Argelia, Marruecos o Egipto, tendrás que hacer lo posible por entender lo que te dicen. A veces no es una cuestión de falta de vocabulario, sino simplemente un problema de comprensión general.

Los hablantes de árabe no van a hablarte como los CD de aprendizaje que suelen venir con los libros de texto, por lo que debemos ser capaces de entender el árabe en un entorno más natural.

Practicar con traducciones

Las canciones árabes son una manera estupenda de aprender… ¡traduciendo! ¿Y por qué te animamos a que traduzcas?

Pues bien, buscando el significado de una palabra, tu cerebro va reteniendo mucho mejor la información.

En Internet o en CD, hoy en día resulta muy fácil encontrar la letra de una canción. Puedes practicar trascribiendo al alfabeto latino la letra de las canciones árabes que escuches y viceversa.

Para ayudarte, echa un vistazo a las mejores canciones árabes de la historia de la música o de los últimos años. Rachid Taha, Saad Lamjarred, Ahmed Chawki, Khaled, Sniper… ¡Hay opciones para todos los gustos!

Aprende árabe jugando

Alfabeto, ejercicios de fonética, vocabulario, escritura, lectura… Está claro que aprender árabe no es pan comido. No podemos pretender llegar a ser bilingües de la noche al día, de eso no nos cabe la menor duda.

Eso sí, para hacer que el proceso de aprendizaje resulte más ameno, podemos recurrir a diversas aplicaciones que nos ayudarán a disfrutar de nuestro estudio.

Los juegos: la clave del aprendizaje

Está demostrado: nos resulta más fácil memorizar cuando nos divertimos.

Para familiarizarnos con el árabe, en los últimos años se han desarrollado muchas aplicaciones que ofrecen juegos de todo tipo. Se trata de juegos reconocidos que pueden ser muy eficaces en el aprendizaje de un idioma.

Aprovecha ratitos libres para aprender árabe desde tu móvil. Aprende árabe estés donde estés.

El sistema de puntos y de niveles ayuda a los usuarios a mantener la motivación ya que les anima a intentar siempre superar su nivel actual. De este modo, las clases de árabe suelen ser más divertidas. Una combinación perfecta de metodología y diversión.

Clases de árabe cuando quieras

Las aplicaciones te permiten aprender árabe en cualquier momento del día o de la semana.

Una ganga para las personas que tienen una vida muy ocupada y que apenas tienen tiempo para apuntarse a clases particulares o a clases semanales en una escuela de idiomas, por ejemplo.

En el transporte público, de viaje a un país árabe… Cualquier opción es válida. Algunas aplicaciones también permiten un uso offline, es decir, sin conexión a Internet.

Aprende árabe árabe donde quieras

Los smartphones y las tabletas pueden ir contigo allá adonde vayas. De este modo, puedes trabajar en tu nivel de árabe estés donde estés. Una ventaja que no debes subestimar si sueles moverte constantemente de un lado a otro.

La aplicación de teclado árabe nos permite avanzar en la escritura árabe sin necesidad de un auténtico teclado con letras árabes.

No dudes en descargar algunas de las mejores aplicaciones árabes: AlphaBet, Mondly, Salaam… Echa un vistazo en Internet y elige la que más se adapte a tus gustos y necesidades.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar