Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Fotografiar de forma profesional

Por Santiago, publicado el 05/03/2018 Blog > Arte y ocio > Fotografía > Cómo Convertirse en Fotógrafo

«Puedes mirar una imagen durante una semana y nunca volver a pensar en ella. O mirarla durante un segundo y pensar en ella toda la vida» – Joan Miró

Dedicarse a la fotografía de forma profesional es el sueño de mucha gente. Pero ¿cómo comenzar con o sin formación fotográfica en este mundo que muchos estiman complicado?

¿Cómo convertirse en fotógrafo profesional y vivir de ello? ¡Superprof te da algunos consejos esenciales!

¿Cómo convertirte en fotógrafo? ¡Empezamos por el material!

Hacerse con un buen equipo fotográfico Para pasar de fotógrafo aficionado a fotógrafo profesional hay que tener un material de calidad.

La fotografía es bastante fácil una vez entiendas los principios básicos, que son la sensibilidad, la luz y la velocidad. ¡Solo hay que practicar! Pero para eso, es mejor tener un buen equipo fotográfico. ¿Por qué?

Primero, ¡para tener confianza! Si quieres hacer fotografías de bodas, los invitados pueden tener cámaras más sofisticadas que las suyas. Para tu credibilidad, es lo mejor…

Aunque la mayoría de las veces, una cámara y un objetivo sean suficientes para hacer fotos bonitas gracias a tu sensibilidad de fotógrafo, te sentirás más seguro al tener una gran cantidad de material. ¡Es una cuestión de imagen!

Ponte en el lugar del cliente: si pagas a un fotógrafo por las fotos de tu boda, esperas que tenga un poco más de material que tu tío que «le da» un poco a la fotografía.

Para estar bien equipado, lo básico es:

  • Una o dos cámaras réflex (en una boda, si se rompe una, ¡tendrás la otra de repuesto!),
  • Objetivos que se adapten a tu especialidad: para probar un objetivo sin tener que comprarlo y encontrar el más adecuado para tu especialidad, puedes alquilar diferentes lentes durante una o dos semanas para hacerte una idea,
  • Flashes diferentes, según la luz natural, el estudio fotográfico, etc.,
  • Tarjetas de memoria suficientes para poder alternarlas sin tener que vaciarlas,
  • Una batería de repuesto (especialmente si haces reportajes fotográficos),
  • Una correa,
  • Un macuto,
  • Un trípode para exposiciones largas.

Ten en cuenta además que el equipo fotográfico no es lo único que necesitas para ser fotógrafo, sino que también debes hacerte con un buen equipo informático.

Hacer fotos es obviamente parte de trabajo del fotógrafo pero luego viene la edición de imágenes. El ordenador puede saturarse rápidamente, sobre todo si trabajas en .raw y/o Lightroom. Una vez que el disco duro empiece a llenarse, puede tardar bastante tiempo en cargar y perderás un tiempo valioso. Este es el equipo que necesitas:

  • Un ordenador con una buena tarjeta gráfica y una buena memoria RAM,
  • Un programa de procesamiento de imágenes: Lightroom, Photoshop…
  • Una sonda de calibración: nada es más frustrante que trabajar en una imagen, estar orgulloso de ella y verla impresa más clara o más oscura que la representación de la pantalla,
  • Un dispositivo de copia de seguridad para guardar las imágenes entregadas a tus clientes durante un mínimo de 6 meses o incluso un año (tarjeta de memoria, discos duros almacenados en diferentes ubicaciones en caso de pérdida, la nube…).

Por supuesto, dependiendo de tu especialidad y comodidad, puedes comprar material de estudio (telones de fondo, accesorios, etc.).

Para convertirte en fotógrafo, encuentra tu especialidad

Encontrar especialidad Si no te gusta trabajar en un estudio de fotografía, ¡haz fotos familiares en el exterior!

Cuando comienzas como fotógrafo profesional, el objetivo es obviamente poder vivir de tu nuevo trabajo.

Por tanto, es bastante normal dedicarse un poco a toda la fotografía social si eso es lo que elegiste (bodas, bautizos, fotos de bebé, embarazo, despedida de soltero, comuniones, etc.) pero a menudo necesitas especializarte. Para atraer clientes y fidelizarlos.

Pero entonces, ¿eso significa que hay que decir que no? Sí, eso significa que hay que decir que no. No un «no» rotundo, por supuesto. Solo hay que decir que no estamos disponibles y dar el contacto de un colega cuya especialidad esté relacionada con la solicitud del cliente.

Encontrar tu área de especialización es esencial para tener éxito en venderte adecuadamente. Por ejemplo, hay fotógrafos que solo hacen sesiones fotográficas de embarazos y bebés de menos de 15 días. El nicho parece demasiado pequeño, pero esto es lo que se llama público objetivo.

Cuanto más te especialices, más probabilidades tendrás de vivir de la fotografía.

Pero que estés especializado en un campo no quiere decir que no puedas hacer otras cosas. Hay fotógrafos especializados en la familia, el embarazo y los bebés, y también hacen sesiones corporativas, por ejemplo, pero no lo indican en su página web.

Es una cuestión de sutileza. La fotografía corporativa está bien remunerada, por lo que puede ayudarte a llegar a fin de mes pero debes hablar de ello cuando asistas a almuerzos o eventos de negocios. ¡A menos, por supuesto, que esta sea la especialidad a la que quieras dedicarte!

Las cualidades y habilidades del fotógrafo

Cualidades del fotógrafo ¡Todas las ocasiones son buenas para hacer una sesión de fotos!

Tanto si has tomado clases de fotografía en una escuela de fotografía como si te has formado como fotógrafo por tu cuenta, es esencial tener algunas cualidades y habilidades:

  • Creatividad e inventiva: lo que hace que un fotógrafo sea bueno es sobre todo su sensibilidad y su propia personalidad para destacar entre la competencia. Debe ser capaz de tener ideas creativas y encontrar el mejor encuadre, la iluminación perfecta, la decoración adecuada, etc.
  • Don de gentes y comunicación: las habilidades relacionales son esenciales en este negocio. Incluso si quieres ser un fotógrafo artístico o de animales, tendrás que comunicarte, vender tu trabajo y, a veces, interactuar con tus modelos si eres fotógrafo de moda o de bodas.
  • Adaptación: el fotógrafo debe ser capaz de adaptarse a todas las situaciones, todas las exigencias y todos los imprevistos. Debe rodearse de personas de confianza para sus impresiones fotográficas para poder evolucionar sin problema en su oficio.
  • Paciencia y confianza: según su especialización, deberá permanecer durante bastante tiempo en el mismo lugar (foto animal, fotógrafo de prensa…) o encuadrar a personas que no estén acostumbradas a posar (fotógrafo de estudio, fotógrafo de bodas, fotografía de desnudos…). La paciencia es una virtud muy importante en esta profesión, así como la diplomacia y la confianza. ¡Sé amable con tus clientes para que se sientan cómodos posando frente a ti!
  • Aspiración para progresar: sé curioso. Interésate por las novedades del sector en cuanto al material, la edición de imágenes, las técnicas… Nunca dejes de aprender para progresar, es la clave del éxito.

¿Quieres saber además si se puede llegar a ser fotógrafo profesional sin diplomas o títulos?

 Para convertirte en fotógrafo, aprende a venderte

Darse a conocer como fotógrafo Fotografiar está bien, pero saber cómo vender tu trabajo ¡es aún mejor!

Convertirse en fotógrafo profesional también implica saber cómo venderse para encontrar clientes.

Lo primero que debes hacer es encontrar el nombre de su empresa. Lo más sencillo es que sea tu nombre. No eres una empresa, no eres una agencia fotográfica, no vas a enviar a uno de tus fotógrafos a una sesión fotográfica. Tú eres el fotógrafo, ¡es tu marca!

Segundo consejo: muestra tu trabajo ¡creando una página web! Hoy en día, puedes tener un portfolio para algunos clientes, pero la mayoría de tus clientes potenciales te encontrarán por Internet. Hay varias plataformas que puedes elegir:

  • Si no sabes nada al respecto y no tienes ganas de crearla tú mismo, están Tumblr o Wix.com,
  • Si quieres elegir un poco más el diseño, las plantillas, los colores de tu sitio, opta por WordPress,
  • Y si quieres algo muy profesional pero no sabes cómo hacerlo, recurre a un profesional.

El SEO es muy importante Si no sabes nada sobre el tema, recurre a un webmaster. Esto no es nuevo: para tener éxito, tienes que invertir tiempo y dinero.

La imagen de la página principal y el sitio web completo debe estar en consonancia contigo y tu especialidad. Para ayudarte, trata de encontrar tres palabras clave que definan tu filosofía, tu estilo: simplicidad, extravagancia, clásico, moderno, vintage, auténtico, emotivo, dulce…

Los colores también deben ser cuidadosamente elegidos, según su significado:

  • ROJO: energía, fuerza, amor, pasión, calor, sangre, peligro,
  • AZUL: confianza, creatividad, dulzura, calma, lealtad, armonía,
  • VERDE: éxito, esperanza, crecimiento, riqueza, frescura, naturaleza,
  • VIOLETA: potencia, influencia, extravagancia, sensualidad, lujo, elegancia,
  • AMARILLO: luminosidad, imaginación, energía, respeto, brillantez, optimismo,
  • NARANJA: entusiasmo, dinamismo, vitalidad, equilibrio, alegría, calidez,
  • BLANCO: pureza, espiritualidad, virginidad, inocencia, simplicidad, precisión,
  • NEGRO: poder, formalidad, estilo, sofisticación, elegancia, profundidad,
  • ROSA: encanto, intimidad, estilo, mujer, belleza, niñas, ingenuidad.

Apuesta también por las redes sociales, ya que la tecnología puede convertirte en un fotógrafo profesional. Facebook, Instagram, Pinterest… Lo importante es darse a conocer, estar presente en todas partes para que los clientes potenciales puedan pensar en ti cuando sea necesario.

Finalmente, también puedes optar por los bancos de imágenes, como Fotolia, donde puedes vender tus imágenes. No solo es un suplemento salarial, sino que también es publicidad para tu trabajo. ¡Comienza tu carrera como fotógrafo profesional!

Por cierto, ¿te interesa la fotografía animal? ¡Descubre cómo convertirte en fotógrafo de animales!

En resumen:

  • Tomar fotos de forma profesional debe hacerse con el equipo adecuado: cámara réflex, objetivos, ordenador, sonda de calibración y programas de edición.
  • ¡Especializarse es obligatorio! Aunque hagas otros trabajos para llegar a fin de mes, vende solo tu especialidad.
  • Creatividad, paciencia, adaptabilidad y don de gentes: son las cualidades clave que debes tener como fotógrafo profesional.
  • Aprende a venderte: sitio web, redes sociales, banco de imágenes… Debes estar presente en todas partes para conseguir clientes rápidamente.

Echa un ojo también a nuestro artículo sobre cómo hacerse fotógrafo autónomo.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz