Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo aprender a bailar el vals en pareja?

Publicado por , el 26/07/2018 Blog > Arte y ocio > Baile > Aprender Vals en Pareja

«¿No fuiste tú quien dijo que la vida era un vals y que tuviste que bailar con él? Necesitas dos personas para bailar un vals».- Katherine Pancol en Las ardillas de Central Park están tristes los lunes.

Según un sondeo del Colegio de Medicina Albert Einstein de Nueva York, la práctica del baile reduce el riesgo de padecer demencia senil hasta en un 76 %, lo que supone una gran razón para comenzar a dar clases de vals en cualquier momento.

El vals vienés, el musette, el vals lento, una coreografía de vals, clases de iniciación a la danza, clases de prueba, clases privadas, clases de baile a domicilio, clases privadas, clases en una escuela de baile… Aquí encontrarás todo lo que necesitas para convertirte en un bailarín avanzado y aprender a bailar.

Comprender en qué consiste el vals

El vals es uno de los bailes más antiguos de los que se siguen bailando hoy en día. Antes de aprender su lado más técnico, resulta especialmente interesante descubrir su historia y de dónde proviene este baile de salón.

Ante todo, el vals es un baile de origen vienés. Se hizo muy popular en Austria en la década de los 70 antes de llegar a Europa Occidental. Su nombre proviene del término alemán walzer, que significa «girar en círculo», una palabra que resumen a la perfección lo que implica este baile en particular.

Origen del vals. El vals nació en Austria.

No obstante, hay que tener en cuenta que los orígenes exactos del vals permanecen un poco borrosos. Lo que sí se tiene claro es que este baile se originó entre Alemania y Austria. El vals es un baile que deriva de una antigua danza popular.

El vals apareció en un momento en el que los bailes en corro y los bailes en la corte estaban a la orden del día. El vals llegó como una pequeña revolución dentro de la alta sociedad ya que en ese momento los bailes de pareja se bailaban uno al lado del otro miembro de la pareja y no uno frente a otro.

En ese momento, existían otros bailes como el minué, especialmente, en el patio de Versalles.

Este nuevo baile en «pareja» supuso una revolución para la mayoría de la población. De hecho, muchos lo veían como una práctica obscena y vergonzosa. La Revolución Francesa cambió las cosas. Se fueron olvidando gradualmente las danzas cortesanas a favor del vals, que pasaría posteriormente a enseñarse como un baile en sí mismo.

La música del vals también se fue extendiendo entre los compositores que luego crearían las piezas de orquesta que se pasarían a denominar «vals».

Hoy en día, se considera que el vals es un antiguo baile de salón y que apenas lo practican las generaciones más jóvenes. Sin embargo, todo el mundo ha escuchado hablar de este tipo de baile alguna vez o incluso ha intentado dar algunos pasos, al menos, por diversión.

Escoger el estilo de vals que quieres aprender

Es preciso saber que a lo largo del tiempo y la geografía, se han ido desarrollando muchos estilos de vals. Para poder escoger la clase de baile que necesitas, es importante descubrir cuáles son todos los tipos de vals que existen.

El vals vienés

Este tipo de vals se baila en segmentos musicales de 8 compases o con un tempo que tiene un promedio de 150 pulsos por minuto, aunque no sepas mucho a lo que nos referimos.

Recuerda que el vals vienés está compuesto por pasos bastante rápidos y que hay varios tipos de valses vieneses (internacionales o estadounidenses). Los miembros de la pareja están bastante próximos y solo se separan en algunas figuras.

Estilos de vals. ¿Quieres practicar el vals vienés?

Por lo general, el vals vienés se baila girando sobre todo hacia la derecha. También puede ser que las parejas bailen hacia la izquierda para no marearse.

El vals vienés lo utilizaron musicalmente algunos compositores como la familia Strauss o el compositor francés Offenbach.

El vals lento o inglés

El vals inglés consiste en una evolución del vals vienés que apareció casi al mismo tiempo que el vals vienés.

Mientras que el vals vienés es rápido y se baila a tres tiempos, el vals inglés se baila a dos. El segundo tiempo es un tiempo de pausa, lo que le valió la denominación de «vals lento».

El vals musette

El musette te sumergirá en el corazón de los bailes populares franceses.

Se trata de un baile menos aéreo que el vals vienés, donde se coloca a los dos compañeros en un espacio más restringido. El tempo es rápido y la pareja suele girar más que en el vals clásico.

Este tipo de vals se aproxima bastante a la java, que apareció en la misma época en Francia.

Tomar clases de vals en pareja en una escuela de baile

Hay muchas maneras de aprender a bailar el vals en pareja. La más habitual, y la primera que nos viene a la mente, es la de apuntarnos a una escuela de baile.

El profe de baile te enseñará algunos conceptos básicos para saber bailar el vals.

Lo esencial es dedicarse al aprendizaje de los pasos antes de ocuparte de los movimientos en el espacio o de posicionar el cuerpo con respecto a tu pareja.

Lo mejor es aprender a dar pequeños pasos y luego irlos ampliando. De hecho, en cuanto al aprendizaje del piano, por ejemplo, es mejor aprender poco a poco para que luego el cerebro retenga los conceptos básicos correctamente.

Poner en práctica el baile. Es importante entrenar cuanto más sea posible.

Por eso, la ayuda de un profe de baile puede resultar esencial para evitar aprender mal los pasos de manera autodidacta.

Luego, al mecanizar los movimientos, podrás acelerar los movimientos cuando tengas más seguridad.

A continuación, aprenderás a colocar el cuerpo: los brazos deberás doblarlos a la altura del pecho. El pecho de los miembros de la pareja debe estar separado, ya que solo se debe aproximar el lado derecho.

La mano derecha de la mujer se posará sobre la mano izquierda del hombre mientras que la mano derecha del hombre se posicionará sobre el omoplato de la bailarina.

En ese momento, hará falta aprender a girar en el espacio designado.

La dificultad de las clases de baile en la escuela de baile es que suelen ser clases grupales, por lo que las parejas deben compartir el salón de baile. A veces no sabes ni donde poner los pies. Además, los horarios deberán ser compatibles para los dos miembros de la pareja, una cuestión que complica la tarea y que puede disminuir la motivación.

Talleres de baile, clases semanales, clases nocturnas, talleres intensivos, entrenamiento avanzado, iniciación a la danza, etc.: empieza a ponerte en contacto con los estudios de baile para conocer qué ofertas tienen.

De este modo, podrás comparar todas la oferta de clases de cada centro, así como el estilo de baile que imparten (pasodoble, tango argentino, zumba, bachata, salsa, kizomba, mambo, claqué, danza africana, chachachá, salsa puertorriqueña, danza oriental, rock’n’roll, swing, ballet, etc.).

Cualquier razón es buena para aprender a bailar en pareja en un estudio de baile: aprender el baile nupcial, un espectáculo de fin de curso, una despedida de soltera, etc.

Tomar clases de vals con un profesor particular

No todo el mundo vive en una de las grandes ciudades de España. En el campo y en los pueblos más chicos, quizá sea difícil encontrar una escuela de baile.

Además, el vals no es uno de los bailes que más se enseñan hoy en día. Hay clases de baile más populares como el jazz moderno, la salsa, el flamenco, la zumba, el break dance, el dancehall, el merengue, la danza contemporánea, hip hop, etc.

Para solventar este problema, los bailarines aficionados pueden recurrir a las clases particulares de baile. Hoy en día es muy habitual utilizar este tipo de aprendizaje.

Aprender a bailar el vals con un profesor particular de baile es una oportunidad para personalizar la enseñanza de acuerdo con tus expectativas.

Cuerpo y mente en el baile. La postura del cuerpo desempeña un papel fundamental en la práctica del baile.

El maestro de vals comenzará la clase revisando las habilidades que tenéis tu pareja y tú para comprobar vuestro nivel (principiante, intermedio, avanzado).

Tras ello, hablará con vosotros para ver en qué tipo de vals estáis interesados.

Por eso, es importante echarle un vistazo al perfil el profesor de baile antes de tomar la decisión de empezar con uno o con otro, ya que algunos se orientan más hacia el vals clásico, mientras que otros prefieren un toque de modernidad  mediante el vals inglés.

En Superprof, encontrarás varios profesores de baile que te ofrecerán la primera hora de clase gratis para garantizar que las expectativas se cumplen y que hay cierto feeling con el profesor. Optar por aprender a bailar con un profesor particular te permitirá escoger el horario que más te convenga. Una ventaja significativa cuando los dos miembros de la pareja suelen tener un horario muy concurrido. El único inconveniente de las clases particulares es el de que no se promueve el intercambio con otros bailarines que también están en clase.

Para conocerlos, tendrás que acudir a los eventos sociales de baile o a algún espectáculo de baile que se organice.

Para encontrar el profe particular ideal, puedes echarle un vistazo a los anuncios en internet o directamente en los comercios de tu zona, donde a veces dejan papeles con su número de teléfono, esperando a que los contactéis.

Si quieres probar el tango argentino, también puedes tomar clases de baile.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz