Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Clases particulares para conocer mejor Italia

Publicado por Santiago, el 28/05/2019 Blog > Idiomas > Italiano > Aprender italiano para mejorar tus conocimientos de la cultura italiana

«El lenguaje no es un regalo genético, es un regalo social. Aprender un nuevo idioma es llegar a ser un miembro del club -de la comunidad de hablantes de esa lengua». – Frank Smith

¿Quién no ha soñado nunca con aprender la lengua italiana?

Desde el otro lado de los Alpes, nos aguarda una de las civilizaciones más fascinantes de todo el continente europeo.

A falta de poder ir físicamente, ¿por qué no viajas con tu mente gracias a las clases particulares a tu medida?

Un docente de calidad, ya se trate o no de su lengua materna, sabrá hacerte amar este país sin igual de abundantes tesoros, lo que, sin duda, pasa por el conocimiento de la lengua nacional.

Descubre todo lo que debes saber sobre la cultura italiana.

¿Por qué y cómo aprender la lingua italiana?

Es una lengua latina que canta y que encanta…

La belleza del italiano. ¿Quieres aprender italiano pero no tienes suficiente motivación? Aquí te damos algunas razones.

Es hablar de bellas mujeres, de compositores célebres, de grandes actores… Enseguida nos viene a la cabeza un clima soleado, las playas mediterráneas, los montes escarpados y una humanidad con una impronta de calidez…

Aunque el italiano es la lengua de un solo país (a excepción del Vaticano en el que el latín ocupa siempre un lugar privilegiado), se habla igualmente en ciertos enclaves de Suiza, Croacia, Eslovenia y Brasil. Más que por interés profesional o económico, quizá quieras aprender esta lengua sobre todo por el gusto de aprenderla, una de las razones por las que cada vez más colombianos optar por la lengua italiana.

lecciones de italiano

De hecho, no es difícil asistir a clases de italiano en Bogotá o en cualquier otra ciudad de Colombia.

Algunos centros escolares proponen la enseñanza del italiano como segunda o tercera lengua extranjera.

Otra posibilidad es aprender italiano en línea o dentro del seno de una estructura asociativa (que a veces ofrecen cursos gratuitos de italiano), la fórmula más cómoda sigue siendo la de las clases particulares: profesores individuales de lengua italiana que ofrecen sus servicios en todo el territorio, incluso  en las pequeñas ciudades.

Es más cómodo que quedarte en un rincón con un fascículo de Italiano Fácil y un diccionario español-italiano…

¿Te hacen falta razones para aprender italiano?

  • Se trata de un desafío intelectual y personal ya que el italiano presenta una dificultad, que es que su gran variedad de dialectos complica el panorama del aprendizaje. Lo bueno de ser una lengua de origen latino es que guarda semejanzas con el español, el francés o el portugués, entre otras.
  • El italiano es la lengua de Dante, Petrarca y Boccacio, tres grandes escritores italiano, pero también es la lengua del arte, de la historia, de las ciencias, de la gastronomía y del amor. Las mujeres italianas destacan por su belleza y los hombres italianos por su masculinidad. Por lo tanto, si sabes hablar italiano, tendrás muchas más oportunidades en el amor (si es que quieres encontrar a tu media naranja en Italia).
  • El italiano es una de las lenguas oficiales de la Unión Europea, por lo que se te abrirán las puertas a muchas instituciones internacionales, así como a empresas punteras de este país: FIAT, Alitalia, Pirelli o Ducatti, entre otras muchas. Por supuesto, la economía italiana se basa en la automoción, el turismo y la moda. Por lo tanto, si te llama la atención trabajar en cualquier de estos sectores, podrás plantearte la opción de aprender italiano.
  • Seguro que más de una vez has planeado unas vacaciones en Italia: ese Coliseo Romano, esa Plaza de San Pedro, la Torre de Pisa, Venecia… Este país recibe millones de visitas al año. Si quieres conocer de primera mano estos lugares, el idioma no será imprescindible, pero te ayudará a conocer mejor la cultura y el país.

Viajar a Italia. Conoce algunos de sus símbolos más emblemáticos de primera mano con un viaje a Italia y empieza a practicar el idioma desde el minuto 0.

  • ¿Te gusta la gastronomía italiana? Imagínate conocerla de primera mano gracias al conocimiento de su lengua.
  • La música italiana es bellizzimaEl italiano es un idioma muy musical, que cantado, parece irresistible. Además, como se asemeja tanto al español, es bastante fácil de comprender. Seguro que has oído hablar de algunos talentos de la canción italiana de la actualidad como Laura Pausini, Tiziano Ferro o Eros Ramazzotti. Sin embargo, hay leyendas que aún perduran en nuestras memorias como Andrea Bocelli, Luciano Pavarotti o Rafaella Carrá.
  • Por su gente. La conexión con los italianos es de las más fuertes que puede haber entre los europeos ya que los hispanohablantes e italianos somos muy próximos. Los italianos son abiertos y curiosos y aprender su lengua será de gran ayuda a la hora de establecer contacto.

«Un lenguaje diferente es una visión diferente de la vida». – Fellini

¿Quieres más razones?

¿Te interesa conocer también a cinco genios del arte italiano?

El interés de las clases particulares en lengua italiana

«Estoy realmente enamorado de este idioma, es el más bello del mundo. Solo necesito empezar a hablar; involuntariamente se convierte en una fuente de armonía celestial. Sí, querido señor, para mí no hay duda de que los ángeles en el cielo hablan italiano. Es imposible imaginar que estas benditas criaturas usen un lenguaje menos musical». Confesiones de Felix Crull, Thomas Mann, escritor.

Las clases intensivas a domicilio son ideales para perseverar en tus esfuerzos. La revisión de la gramática italiana y del vocabulario desmotivan pronto sin la presencia de ningún interlocutor.

Estos conocimientos lingüísticos son, sin embargo, esenciales para tener una base sólida.

Si hablar italiano parece fácil de primeras, dominar su escritura es más bien difícil sin las bases fundamentales. No obstante, es primordial el expresarse en el oral de forma didáctica mientras te diviertes al mismo tiempo.

En un grupo, el profesor -nativo o no- se ve obligado a arreglárselas con los niveles a menudo heterogéneos de los alumnos. En un cara a cara, la enseñanza se individualiza. Nada mejor para un intercambio lingüístico oral enriquecedor, una pronunciación irreprochable y una total compresión de las nociones estudiadas.

Al mismo tiempo, el cine italiano y el visionado de películas de éxito del siglo pasado te permitirán habituar tu oído a los acentos y las entonaciones.

Impregnarse del idioma italiano. Libro en florentino. Aprender italiano evadiéndose, ¡es fácil! Fuente: kaboompics.com

Desde esta perspectiva, tu tutoría pronto tendrá el encanto de una auténtica «clase de conversación», pedagogía apreciada por los amantes de la cultura italiana.

El contenido de estas clases de lengua podrá convenirse día a día, garantizando un lugar creciente a la cultura del país. Si prefieres estudiar la civilización y dejar de lado el idioma, es tu elección, totalmente legítima.

Un mejor conocimiento de una civilización permite apreciarla más y ganar en facilidad para dominar la lengua.

Echa un ojo también a nuestro artículo sobre las mejores películas para aprender italiano.

Algunas nociones clave de la historia italiana

Lo primero que hay que saber es que la lengua italiana contemporánea proviene directamente del florentino (o toscano) literario del Trecento, al que se le otorgó el rango de lengua nacional oficial.

Entre los siglos XIV y XVI (período conocido como el Renacimiento), se experimentó una gran prosperidad en Italia, sobre todo, en la Toscana, gracias al influjo de tantos eruditos de Grecia, en parte, debido a la invasión de Constantinopla por los turcos en el año 1493. A su vez, las artes empezaron a experimentar un importante desarrollo, apareciendo artistas como Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Botticelli, Dante o Petrarca. Las artes, la literatura, la filosofía, la política, las ciencias y la religioso, entre otras áreas intelectuales, progresaron en toda la región.

Fue entonces cuando se definió el idioma y el italiano se comenzó a emplear como lengua oficial.

Si la bota italiana presenta una cierta homogeneidad (una sola península, dominada por los Apeninos), la unidad política de la nación no se realizó hasta muy tarde, en el siglo XIX.

Aprendizaje de la cultura italiana. El aprendizaje del italiano también comporta la familiarización con su historia y su cultura.

Desde el siglo XIV, el italiano fue el único idioma autóctono con difusión nacional e internacional, antes del Risorgimento, la única lengua de enseñanza obligatoria en todos los estados y la única lengua administrativa y literaria de uso generalizado.

Es en la época del Risorgimento, al que el Mezzogiorno reprocha a veces haber permitido la dominación económica del Norte sobre el Sur. En efecto, la unificación italiana se hace a instigación de la casa de Saboya, que reinaba originalmente en el Piamonte y Cerdeña.

Una vez que los austriacos son expulsados del norte del país, se unen la Lombardía y el gran ducado de la Toscana, convirtiéndose Florencia en la capital del nuevo reino de Italia. Siguen el reinado de las Dos Sicilias y la Serenísima, y más tarde la toma de Roma en 1870.

A pesar de la gran variedad dialectal, la elección del florentino parecía natural, ya que numerosos poetas lo habían empleado desde la Edad Media, como Dante o Petrarca. Además, paralelamente a la gran gesta italiana, la obra I promessi sposi de Alessandro Manzoni disfrutó de un inmenso éxito, de 1827 a 1842.

La unión política había sido preparada por una misma historia compartida (la dominación del Imperio romano, a pesar de las luchas entre el Papa y el emperador de Alemania en los siglos que siguieron), una religión (el catolicismo) y una tradición (alimentación mediterránea…).

Las últimas décadas desde la unificación, han sido mejores y el país ha podido recobrar esa posición respetable dentro del panorama mundial. De hecho, los productos con marca Italia son considerados de gran calidad y excelencia.

¿Buscas cursos de italiano para mejorar tu nivel?

Principales riquezas culturales

La cultura italiana es extremadamente rica. Destaca en un gran número de dominios. Es la patria en la que nació el Renacimiento, siguiendo la estela del Quattrocento, así como el espíritu barroco surgido de la Contrarreforma tridentina, elementos esenciales de la historia del arte.

En la República de las Letras, hemos citado ya algunos nombres célebres -Dante Alighieri es ciertamente el más importante. Podríamos añadir a Ariosto y Boccaccio, entre los antiguos; a Lampedusa, d’Annunzio, Eco, Buzzati y Moravia, entre los contemporáneos.

La arquitectura urbana varía enormemente de una ciudad a otra: la torre de Pisa, los pasteles de Parma y las fachadas amarillas de la isla de la bahía de Nápoles distan mucho de los ocres de Siena o de los motivos vicentinos de Rávena. Los castillos venecianos suceden a las villas romanas y a las logias u otras casas-torre.

Boticelli y el Renacimiento italiano. Virgen del libro. ¡La pintura italiana es por sí misma todo un curso! Fuente: commons.wikimedia.org

La escultura, arte heredado de la Antigüedad, está en su apogeo con Miguel Ángel.

La pintura de Italia puede que sea la más floreciente de toda Europa. Las «escuelas» son numerosas y los pintores innumerables, ya se trate de frescos o de lienzos pintados al óleo. Fray Angélico, Leonardo da Vinci, Botticelli y Tiziano son algunos de los artistas excepcionales entre tantos otros. El manierismo, el claroscuro y el caravagismo, a título de ejemplo, nacieron en Italia.

El teatro podría haber penado de no ser por Goldoni y Pirandello que le devolvieron su brillo. Pero ¿debemos acaso separar este arte de la música italiana, con óperas imprescindibles, aliando cantos, partes musicales e interpretaciones escénicas?

Clásico y barroco han producido en Italia numerosas partituras (Monteverdi, Vivaldi, Palestrina, Cimarosa, Scarlatti…). El romanticismo y el Novecento no se quedan al margen con Verdi, Bellini, Puccini o Donizetti.

¿Y cómo no evocar el cine para terminar? Compositores tales como Morricone y Rota con bandas sonoras inolvidables, sin olvidar actores y actrices como Claudia Cardinale o Vittorio Gassman, además de directores que han revolucionado el séptimo arte: Rossellini, Fellini, Visconti, Antonioni, Pasolini, Sergio Leone, Benigni…

¿Buscas algún curso de italiano online? Descubre la oferta de Superprof.

La gastronomía italiana

La gastronomía italiana no se compone únicamente de spaghetti y de macaroni. Es tan rica como la nuestra. De hecho, su gastronomía se caracteriza por sus elaboraciones con abundantes verduras, frutas, carnes, pescados, arroces, pastas y panes.

Seguramente pues entre sus platos típicos cualquier italiano destaque el risotto, la pizza o cualquier plato de pasta.

Entre los postres, además del helado (gelato), destacamos el tiramisú o el babà de Nápoles.

Algunos años, la bota italiana es el primer productor mundial de vino. Además de esta bebida, destacan el limoncello, la grappa o la sambuca.

En fin, no te decepcionarán los restaurantes de Bolonia, Ferrara o Mantua…

La gastronomía italiana. Familiarízate también con su gastronomía para un aprendizaje 100 % efectivo.

Platos típicos de Italia

  • Pizza. Seguramente sea uno de los primeros platos que se nos vienen a la cabeza cuando pensamos en comida italiana. Por lo general, la pizza consiste en una masa de harina en la que se coloca queso mozzarella y salsa de tomate, que sirven de base para posteriormente añadir muchos más ingredientes y al horno.
  • Zampone. Este plato se elabora con pie de cerdo que se rellena de carne. Por lo general, se sirve en rodajas y se acompaña de puré de patatas o habas blancas o lentejas. La verdad es que es un guiso bastante copioso que se reserva para la víspera de Año Nuevo o Navidad.
  • Carpaccio. A raíz de los programas de cocina, se ha puesto más en boca de todos este tipo de plato, que consiste en una preparación con trozos de carne o pescado crudo (o poco hecho), al que añadimos queso parmesano, aunque también se pueden agregar otros ingredientes típicos italianos.
  • Prosciutto di Parma. Se trata del jamón de la ciudad de Parma, mundialmente conocido por su calidad y por su sabor. ¿A qué esperas para probarlo personalmente?
  • Calzone. Se trata de un plato de elaboración similar a la pizza; no obstante, en lugar de dejarla abierta, se cierra. Por supuesto, los ingredientes van a gusto del consumidor.
  • Risotto a la milanesa. Se trata de un plato típico de Milán que consiste en un arroz amarillo elaborado con queso de Parma y azafrán que se sirve en caliente.
  • Spaguetti alla Bolognese. Este plato típico de Bolonia consiste en servir los spaguetti con una ragú de carne (ragú es salsa, que en este caso se crea a partir de la cocción de la carne en su propia esencia, aderezada con especias y verduras).
  • Tiramisú. El tiramisú es un postre frío que se elabora a base de café y licor. El ingrediente que se humedece en café puede ser galleta, bizcocho, turrón o similar.
  • Panna cotta. Este postre procede de la región de Piamonte y se basa en una crema de leche, gelatina y azúcar. Tiene una textura de hecho parecida a la gelatina. Se suele presentar con frutos rojos o sirope.
  • Panettone. Seguro que en Navidad has visto en algunos supermercados que se vende el famoso panettone italiano, un postre tradicional de Navidad en Milán que consiste en un bollo o pan dulce con pasas y frutas confitadas en su interior. Tiene forma de cúpula (con una altura de hasta 30 cm) y se suele regalar en Navidad cuando se visita a amigos y familiares. A menudo, se acompaña de queso Mascarpone, chocolate caliente y vinos de todo tipo.

No dudes en viajar a Italia para conocer toda su gastronomía de primera mano.

¿Cómo alimenta la cultura la lingüística?

Aprender un idioma requiere perseverancia. Y lo mismo ocurre para perfeccionarlo. Dedicarse únicamente a ejercicios aburridos es a menudo un pasaje obligado.

Para no desmoralizarte, nada mejor que mitigar esta tensión intelectual con placeres culturales.

La simple exploración del universo de la pasta te enseñará múltiples palabras (farfalle = «mariposas», etc. ). ¿Y qué decir del léxico especializado de las bellas artes?

Aprenderás a conocer mejor los lugares y su historia, lo que resulta ideal para planificar una estancia lingüística. No hay mejor scuola (escuela) que desenvolverse solo en el transcurso de una inmersión cultural prolongada.

Tendrás ganas de explorar regiones que habrás abordado (las Calabria, la Campania, las Pullas…) con el fin de poner en práctica tus conocimientos teóricos.

¡Podrás soltarte y practicar! La mejor escuela de idiomas, es ser uno con la lengua que hemos elegido estudiar.

Aprender idiomas. ¿Por qué no aprender alemán u otra lengua extranjera? Fuente: morguefile.com

Una vez lanzado en la dinámica de las clases, vas a adquirir automatismos con los idiomas. Será el momento oportuno de aprender francés, portugués, chino, rumano u otras lenguas.

Si te encanta degustar las delicias culturales de Italia, nada como una estancia lingüística en el país…

Las posibilidades son ilimitadas: desde el paseo en góndola en Venecia para los enamorados, a una visita turística a Roma, pasando por un peregrinaje en Asís o una vuelta culinaria a través de Emilia-Romaña.

¿Y por qué no probar a irte solo a estudiar a Italia? Podrías dar clases, ¡son muchos los italianos, jóvenes y menos jóvenes, que quieren aprender español!

¿Quieres descubrir también cuáles son las 15 personalidades italianas más importantes?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar