Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Ser guitarrista: aprender a llevar el ritmo

Publicado por , el 24/01/2019 Blog > Música > Guitarra > Cómo Tocar las Corcheas en la Guitarra

«La música es mi vía de escape. Cada nota da un nuevo ritmo a mi corazón» – Oxmo Puccino.

La música está muy presente en nuestras vidas; pero el hecho de que casi todos la escuchemos en nuestro día a día (en el coche, en el supermercado, en el autobús, en las discotecas, en las cafeterías…) no quiere decir que seamos músicos, ni muchísimo menos.

Aprender a tocar la guitarra es algo más. Si ese es tu objetivo, tendrás que, además de otros conceptos, asimilar el funcionamiento del ritmo y aprender a descomponer los tiempos para tocar la guitarra de la manera más natural posible.

Por ejemplo, ¿sabes qué es una semicorchea?

Aprender a tocar la guitarra en semicorcheas te puede servir para asimilar la técnica más rápido. Aquí compartimos contigo algunos trucos y consejos.

¿Qué es una semicorchea?

El tiempo de la música se puede dividir en distintas partes.

Quizás hayas aprendido a dividirlo en mitades iguales, con una corchea que vale la mitad de un tiempo (una negra) en un compás de 4/4.

Pero también podemos dividir este mismo tiempo en cuatro partes iguales.

En este caso, en vez de corcheas, encontramos semicorcheas, que valen la mitad que una corchea, así que una cuarta parte de una negra.

Elementos esenciales del solfeo. ¿Sabes leer partituras? Te enseñamos unos conceptos básicos.

Así, una corchea = dos semicorcheas, dos corcheas = cuatro semicorcheas.

Para que te acuerdes, hagamos un pequeño resumen:

  • En un compás de 4/4, cada tiempo tiene el valor de una negra.
  • Una redonda = dos blancas.
  • Una blanca = dos negras.
  • Hay 16 semicorcheas en un compás de cuatro tiempos ya que cuatro semicorcheas forman una negra.

A estas notas debemos añadir también los silencios. A fin de cuentas, la música no está hecha únicamente de notas encadenadas, sino también de silencios. Los silencios son equivalentes a la nota que representan. Así que en las partituras encontramos silencios de redonda, silencios de blanca, silencios de negra, etc.

Volviendo a las corcheas, podemos decir que una semicorchea es igual a dos fusas y que una fusa es igual a dos semifusas.

Pero no hace falta que entremos en tanto detalle. Por ahora nos basta con entender el concepto de las semicorcheas, que ya de por sí te resultará un tanto complicado si estás empezando.

Contar las semicorcheas en la guitarra

Si estás empezando a tocar la guitarra, seguramente estés interesado en entender qué son las semicorcheas, aunque puede ser un auténtico desafío.

Tendrás que trabajar duro en las clases de guitarra, pero también entre sesiones y en tu tiempo libre para asimilar todos estos conceptos y que no tengas ni que pensar a la hora de tocar semicorcheas; que sea algo totalmente natural para ti.

Sea cual sea el tipo de guitarra que toques (acústica, eléctrica, electroacústica…) y el estilo de música (rock, jazz, flamenco, folk, bossa nova…), debes saber que las semicorcheas están muy presentes en las melodías, independientemente del instrumento que suene.

Contar las semicorcheas

Nota: Todo lo que explicamos a continuación se aplica a cualquier instrumento musical.

Los tiempos se cuentan con cifras: 1, 2, 3, 4.

Los contratiempos se cuentan con «y»:  1 y 2 y 3 y 4… Estas son las corcheas.

Para contar semicorcheas, es decir, cuartos de tiempos, podemos utilizar la notación siguiente «e y a», en lugar de contar «1, 2, 3, 4, 2, 2, 3, 4, 3, 2, 3, 4, 4, 2, 3, 4». Tanta cifra junta parece confusa.

Así, contaríamos: «1, e, y, a, 2, e, y, a, 3, e, y, a, 4, e, y, a», así distinguimos los tiempos del compás y las semicorcheas:

  • «1» es la primera semicorchea.
  • «e» es la segunda semicorchea
  • «y» es la tercera semicorchea, representa la mitad del tiempo, el contra tiempo.
  • «a» es la cuarta semicorchea.

Esto viene del inglés, así que lo puedes pronunciar a la española («1, e, y, a») o a la inglesa («1, [i], and, [ei]»).

Asimila los gestos para integrarlos en tus melodías. Tienes que practicar hasta que cada movimiento se convierta en algo automático.

A muchos guitarristas les resulta más sencillo pronunciarlo en inglés, así que no tienes más que probar y elegir la forma que más te guste o convenga.

Presta atención y deja siempre la misma duración entre las distintas corcheas cuando las digas en voz alta y no reagrupes el «1» y el «e», por ejemplo, o el «y» y el «a». La regularidad es indispensable para conseguir una buena precisión.

Ejercicios para marcar las semicorcheas

El metrónomo te vendrá de perlas si estás empezando a tocar la guitarra y quieres aprender a contar las semicorcheas. Para empezar, coloca el metrónomo en 100bpm. El objetivo es que digas una figura rítmica en cada clic:

  • primer clic: 1,
  • segundo clic: e,
  • tercer clic: y,
  • cuarto clic: a.

Esto también te permitirá asimilar la duración entre cada semicorchea para que no te equivoques al seguir el ejercicio. Para progresar, tendrás que repetir y repetir hasta la saciedad, hasta que cuentes perfectamente, no te equivoques ni una vez y lo hagas de una manera tan automática que no tengas ni que pensar.

Cuando domines este ejercicio, pasa a marcar 50bpm en el metrónomo. En esta ocasión, tu objetivo será únicamente decir las primeras semicorcheas en los clics:

  • primer clic: 1,
  • entre dos clics: e y a,
  • segundo clic: 2,
  • entre dos clics: e y a,
  • etc.

Practica en voz alta e incluso grábate para ser plenamente consciente de tus errores.

Para el último ejercicio que te proponemos, ha llegado el momento de que cojas tu guitarra.

Empieza rasgueando una cuerda en cada negra, es decir, en cada tiempo: 1, 2, 3, 4. Rasguea la cuerda solamente 4 veces de arriba abajo con la púa.

Practica día a día para llegar a ser un gran guitarrista. Con trabajo constante lograrás lo que te propongas, no lo dudes.

Después toca las corcheas en una cuerda: 1 y 2 y 3 y 4. Tendrás que tocar de arriba abajo y después de abajo arriba. Los tiempos se tocan de arriba abajo y los contratiempos de abajo arriba, en movimientos de «ida y vuelta».

Por último, para las semicorcheas, rasguea la cuerda 16 veces: 1, e, y, a, 2, e, y, a, 3, e, y, a, 4, e, y, a. La ida y vuelta se mantiene con la púa para ganar tiempo.

En una tablatura o partitura de guitarra, la V de abajo indica que hay que rasguear las cuerdas de la guitarra hacia arriba, mientras que la tablita indicará que lo debes hacer hacia abajo.

Para practicar, debes repetir las tres partes del ejercicio seguidas.

Para ir un paso más allá, puedes practicar con un ejercicio cromático con un descenso progresivo en cada una de las cuerdas para practicar también las semicorcheas.

Aquí compartimos contigo un vídeo explicativo de eHowEspanol:

No te pierdas nuestro artículo sobre los ritmos binario y ternario.

Cuánto tiempo invertir en tocar las semicorcheas

Ya estés aprendiendo de manera autodidacta, siguiendo un curso de guitarra online o aprendiendo de la mano de un profesor particular de música, tendrás que trabajar para perfeccionar tu técnica, lo que también implica ser capaz de tocar semicorcheas.

Hay muchas figuras rítmicas y semicorcheas. Entre las más conocidas y «asequibles» para los principiantes, encontramos:

  • Dos semicorcheas, corchea,
  • Corchea, dos semicorcheas,
  • Semicorchea, corchea, semicorchea,
  • Corchea con puntillo, semicorchea,
  • Semicorchea, corchea con puntillo…

Te aconsejamos que empieces por estas. Cuanto más a gusto te sientas con ellas, antes podrás empezar a trabajar en técnicas como el riff de semicorchea y de piezas enteras.

Lo importante es que empieces lentamente para ir asimilando el ritmo, tocando redondas, blancas, negras, silencios, corcheas y combinaciones de todas antes de empezar a trabajar con las semicorcheas.

El ritmo es uno de los pilares esenciales del aprendizaje de guitarra (o de la música, en general). Las notas, de hecho, podríamos decir que ocupan un segundo plano. Pero para que funcionen, ambos elementos deben ir de la mano. Por eso, tendrás que adquirir un mínimo de teoría musical para progresar rápidamente.

Seis meses después, deberías ser capaz de tocar algunos ritmos y semicorcheas siempre y cuando trabajes con frecuencia y no solo durante la hora de clase de guitarra.

Comparte tu música con una audiencia. ¿Te animarías a subir a un escenario?

A continuación, cuando tengas esto dominado, deberás combinar lo que has ido aprendiendo y tocar también con silencios de semicorcheas. Esta parte será quizás más complicada y te llevará tiempo. Tendrás que trabajar durante un año o dos hasta alcanzar un buen nivel.

Estas son algunas piezas musicales que puedes aprender para dominar las semicorcheas:

  • Photograph de Ed Sheeran, con una cejilla en el traste 4.
  • Wild World de Cat Stevens, tendrás que tocar los bajos con la cuerda más grave de la guitarra.
  • Hotel California de Eagles, con una cejilla en el traste 7.
  • Zombie de Cranberries: cuidado con las ligaduras, que no son especialmente fáciles de reproducir.

Practicar el ritmo acaba convirtiéndose en todo un maratón, no en un sprint. Tendrás que trabajar durante años de manera regular para entender los conceptos y automatizarlos.

Debes ser consciente de que todo este proceso es lento, y habrá épocas más productivas que otras. Pero no te desanimes, cada paso es esencial, cada ratito de práctica cuenta. No lo desaproveches.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar