El chino es una lengua compleja que llama la atención de cada vez más gente: ya es la tercera lengua más estudiada del mundo, detrás del inglés y el español. Esto se debe principalmente a que lo hablan 1400 millones de personas, pero también a que es el símbolo de una cultura muy particular que apasiona a muchos. Por ello, no son pocos los jóvenes que deciden hacer las maletas y apostar por su futuro en el gigante asiático. Todo esto convierte al chino en una verdadera inversión de futuro para las nuevas generaciones, así que muchos profesores de este idioma sienten cierta presión a la hora de planificar sus clases y ofrecer los mejores métodos y resultados. Entonces, ¿qué hacer si queremos ser profesores de chino? ¿Cómo y cuándo comenzar a aprender este idioma? ¡Aquí te dejamos algunas respuestas!

¿Es absolutamente necesario tener un diploma para poder ser profesor de chino?

Aunque sí que es esencial acreditar un nivel alto de chino para ser profesor en colegios e institutos en el sistema de educación pública, los profesores particulares no están obligados a estar en posesión de ningún diploma. No obstante, no se trata de algo inútil y es bastante recomendable que te examines del nivel más alto que puedas. ¿Por qué? Para demostrar a tus alumnos que tienes el nivel que dices tener, lo que te permitirá que te contacten cada vez más estudiantes. Pero vayamos a lo importante: tengas un título de chino o no, deberás conocer los aspectos teóricos de la cultura y la lengua, como la fonética, el vocabulario, la escritura... Y, más importante aún, deberás saber transmitir todos estos conocimientos. Si quieres ser buenos profesores particulares, también tendrás que conocer las necesidades de cada estudiante: cuáles son sus puntos fuertes y débiles, cuáles son los temas que más les interesan o cuál es su nivel en cada una de las destrezas (comprensión y expresión, tanto orales como escritas). Vuestros alumnos, en general, tendrán un nivel bastante bajo y no serán expertos en lenguas extranjeras, así que esperarán de ti que los guíes y ayudes a progresar en los siguientes puntos:

  • Pronunciar los tonos,
  • aprender los números,
  • ampliar su vocabulario,
  • escribir los caracteres chinos (la caligrafía),
  • utilizar el pinyin.

Tabla de madera con carácteres chinos.
La escritura china forma parte de la cultura del país.
Si no dispones de ningún título, no te preocupes, porque también puedes dar clase en academias y asociaciones. Muchas se crean para promover el aprendizaje de la lengua china en las ciudades, ya sea a través de cursos en grupo o con clases individuales. Cada una de estas entidades privadas establece sus propios requisitos y estima si es necesario que cuentes con un diploma para contrataros como profesores. Si escoges ponerte por tu cuenta, no olvides que puedes poner un anuncio en la plataforma de Superprof. Aunque te pidamos que completes tu perfil, no te exigimos que tengas ningún diploma. Sabemos que muchos estudiantes escogen ponerse de profesores particulares para ganar algo de experiencia profesional y, sobre todo, para llegar a fin de mes, ¡así que nos negamos a ponerte trabas!

¿A partir de cuándo podemos empezar a aprender chino?

La respuesta a esta pregunta no varía según el idioma: la vocación y la pasión por aprender una lengua pueden comenzar desde la más temprana edad. Además, cuanto más joven sea una persona cuando empieza a aprender un idioma, mejor lo asimilará y antes conseguirá dominarlo. Así que, ¿cómo comenzar a aprender chino desde pequeños? El mandarín, como ya hemos dicho antes, es la primera lengua más hablada en el mundo y la tercera más estudiada. Sin embargo, no existen muchas escuelas que lo ofrezcan, ni en niveles de primaria ni en secundaria. Lo más normal hoy en día es encontrar colegios bilingües de inglés (y en algunos casos de francés o alemán) con terceras lenguas extranjeras optativas como el francés, el alemán o el italiano. Afortunadamente, algunos establecimientos son la excepción y proponen a sus alumnos que aprendan chino desde una edad bien temprana. Es el caso de la escuela infantil El Bosque Encantado, en Madrid (¿buscas una academia chino Madrid?), que representa una gran oportunidad para los más pequeños de adquirir conocimientos útiles para toda la vida.

Cartel de clases de chino de El Bosque Encantado.
Las clases de lenguas ayudan a abrir la mente.
  Por lo tanto, que no te eche para atrás la idea de dar clases a niños pequeños: aprenderán más rápido que cualquier adulto.  Aunque el chino es un idioma gramaticalmente más simple que el español, es una lengua tonal, por lo que si empezamos a entrenar el oído de pequeños será más fácil dominar la comprensión oral. ¡Cuanto antes empiecen a recibir las clases, mejor! ¿Quieres saber cómo conseguir alumnos para vuestras clases particulares?

¿Solo es necesario dominar la lengua o también es importante conocer la cultura?

Si estás estudiando chino en la universidad, probablemente el nivel de lengua que tenías antes de empezar no era lo suficientemente alto para ser profesores particulares. En la universidad siempre se suele alcanzar un nivel más elevado, aunque también es cierto que es gracias al trabajo diario del estudiante y no tanto porque el profesor esté detrás de los alumnos. En muchas facultades, si eres estudiante de Filología o de Traducción, se te da la oportunidad de escoger entre asignaturas optativas de lengua o de cultura de las lenguas que estás estudiando. La mayoría de ustedes, deseosos por aprender más vocabulario y seguir mejorando en clases de conversación, optas por la primera opción. Sin embargo, es muy importante que acompañes todos estos conocimientos lingüísticos con otro tipo de curso chino que te permitan comprender y analizar las particularidades de la cultura china. En lo que respecta a la organización de las clases particulares de chino, conocer mejor la cultura y las costumbres chinas os ayudará a responder a esos a veces tan incómodos “¿por qué?” de sus alumnos. Lo que mucha gente desconoce es que la cultura de un país o de una lengua condiciona en gran medida la forma de expresarse y de pensar de los hablantes. Por lo tanto, la respuesta no siempre está en la lingüística o en la sintaxis, sino escondida en un aspecto que desconocemos de la historia o la literatura de este país.

Cuadro chino.
La enseñanza del chino también abarca la lectura de sus grandes escritores.
El estudio de la cultura china también te puede ser de gran ayuda en caso de que quieras utilizar el idioma en el ámbito de los negocios, el comercio, la cooperación internacional. Cada vez más empresas están buscando candidatos que sepan el idioma, pero también es necesario conocer bien la cultura para poder llevaros a vuestro terreno a potenciales clientes chinos. Por ejemplo, si te reunís con un grupo de personas de este país asiático, siempre deberás saludar a la de mayor edad. Otra curiosidad es que en China es de mala educación dejar propina (pensarán que estás sobornándolos), así que no lo hagas al ir a pagar la cuenta de una comida de negocios. Como puedes ver, son cosas que no aprenderás en una clase de lengua china, pero que son necesarias si quieres que la comunicación funcione con tus clientes orientales. Por mucho que te estemos recomendando estudiar la cultura, esperamos que no te eches para atrás a la hora de dar clases particulares si tu principal fortaleza es la lengua (y no tanto las costumbres o la historia). La experiencia y las dudas de tus alumnos también te ayudarán a avanzar. A ser profesor se aprende con el tiempo: son necesarios años de experiencia para convertirse en un buen pedagogo. Por otro lado, dar clases de conversación te ayudará a aplicar todos los conocimientos que hayas estudiado en la facultad.

¿Es absolutamente necesario irse a China para poder enseñar chino?

¿Y por qué no irse a estudiar chino directamente a China? Esta pregunta se la plantea el 99 % de los estudiantes de chino. Este tipo de experiencias no solo sirven para engrosar el CV, sino que son también una ocasión de oro para descubrir la cultura oriental por uno mismo y para hablar con personas cuya lengua materna es el chino. A menudo, es la mejor forma de aprender una lengua y de retener el vocabulario, dado que lo vamos a utilizar a diario. Y es que, una vez en el país, las palabras te serán más necesarias que nunca y formarán parte de vuestra rutina: el cerebro tiende a retener mucho más fácilmente la información cuando se trata de una cuestión de supervivencia. Pero, ¿qué tipo de estancia escoger? Existen muchísimas posibilidades. Por ejemplo, puedes ir a realizar unas prácticas, a estudiar directamente, de estancia lingüística, o incluso expatriarte por un tiempo y encontrar trabajo allí. Aunque no es estrictamente necesario y no todo el mundo puede permitírselo económicamente, para los jóvenes es cada vez más fácil irse a pasar una temporada en el extranjero durante sus estudios. Hay becas y ayudas que favorecen este tipo de experiencias: evidentemente, está la opción de la beca Erasmus, pero también hay otros acuerdos internacionales similares con países como China. Así que, ¿por qué no aprovecharlos?

Un día cualquiera en un barrio de China.
Todo el mundo sabe que irse a vivir al país donde se habla el idioma es la mejor forma de aprenderlo.
Y si no te es posible marcharos mientras estás estudiando porque el bolsillo no te da para tanto, también es posible irse de aupair a China.  A cambio de alojamiento y de manutención (y muchas veces de una pequeña paga semanal), te tendrás que ocupar de los niños que haya en la familia y cuidar de ellos un par de horas a la semana. Es una solución estupenda para irse al extranjero si tu presupuesto no es muy alto. Pensad que también es la mejor forma de sumergiros en la cultura y obligaros a practicar el idioma las 24 horas del día; además, aprender un idioma con niños es la forma más natural de aprenderlo. Aparte de las ideas que os acabamos de dar, si quieres ganarte un dinerillo extra, puedes establecerte como profesor de español en China. De esta forma ganarás experiencia y podrás descubrir aún más la cultura china. Una vez que vuelvas, si decidís dar clases de chino en España, debes saber que para enseñar una lengua es necesario conocerla muy bien, al igual que el país en el que se habla y la cultura en la que se encuadra. La lengua estructura el pensamiento de una forma que no llegamos a imaginarnos. Si comprendemos la cultura china, tendremos mucho ganado a la hora de comprender la lengua. Por eso, no estaría mal que te apuntes a clases de kung-fu, iniciación a la caligrafía, enfoques de la medicina china... Pero también es muy importante que hayas experimentado la vida tanto en las grandes ciudades chinas como en el campo, porque también se trata de una parte importante del proceso de aprendizaje de un futuro profesor. Si sentís que cumplís los requisitos, estamos seguros de que transmitirás a la perfección tus conocimientos a tus alumnos. ¡Así que no lo dudes y ve por ello! Por último, ¿sabrías cómo establecer una tarifa para tus clases particulares?

¿Necesitas un profesor de Chino?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Loading...

Santiago

Soy estudiante Colombiano y Superprofe ocasional. Me encanta compartir mis conocimientos y descubrir nuevas culturas.