Compartir

Qué herramientas utilizar para organizar las clases de apoyo escolar

Publicado por , el 05/07/2018 Blog > Apoyo escolar > Recursos para Preparar las Clases de Apoyo

«La vida es un aprendizaje mutuo para quienes saben vivir» – Hippolyte Lucas (1807-1878).

Dar clases de apoyo escolar para todos los niveles y todas las asignaturas (matemáticas, física, francés, inglés, español…) requiere un conocimiento detallado de los programas educativos y del nivel de nuestros alumnos.

En España, muchos padres recurren al apoyo de profesores particulares que guíen a sus hijos en alguna asignatura, que les ayuden de cara a un examen o que les echen una mano con los deberes.

Ante esto, ¿cómo podemos preparar una clase de apoyo a domicilio?

En Superprof hemos decidido ofrecerte una lista de recursos pedagógicos (utilizados por nuestro superprofes más experimentados) que te servirán para preparar tus clases particulares a domicilio.

Recursos inmateriales que debe tener un profesor

Te parecerá una perogrullada, pero para ayudar a un alumno con dificultades de aprendizaje a avanzar tendrás que hacer que se sienta cómodo y demostrarle que tienes un buen dominio de la materia en cuestión.

Si llevas años sin hacer ni un solo ejercicio de matemáticas, es muy probable que «el alumno supere al maestro».

Algunos alumnos puede que se encuentren al borde del fracaso escolar. Otros quizás tengan dificultades en una materia escolar y necesiten un poco de apoyo para no suspenderla. Otros quizás simplemente quieran mejorar sus resultados y ampliar su educación. Cada perfil es un mundo.

Por eso, nosotros, como profesores, debemos adaptarnos a cada alumno y ofrecerle lo que necesite.

Para dar clases a un alumno y realizar un seguimiento anual de su progreso, tendremos que combinar una serie de recursos inmateriales, de competencias y de aptitudes que nos sirvan para trasmitir nuestro conocimiento. En definitiva, en la enseñanza tienen mucho peso los factores físicos y psicológicos.

No te olvides de sonreír. La sonrisa trasmite seguridad y confianza.

Lo primero que debemos hacer es llegar a tiempo a clase. Si un profesor llega tarde en repetidas ocasiones, puede ser que los alumnos se acaben cansando de perder el tiempo y decidan cancelar las clases.

Ante una clase particular a domicilio, es importante que cuides tu higiene personal. Tanto tú como tus alumnos tenéis que crear un buen entorno de trabajo en el que os sintáis cómodos unos con otros.

Para dar clases particulares tendrás que conocer muy bien también los programas académicos oficiales del Estado.

¿Cómo vas a dar clases de apoyo escolar sin conocer cómo se estructuran los temas o qué contenidos incluye cada programación?

Ya des clases de materias científicas (de química, matemáticas, tecnología…) o de letras (literatura, inglés, lengua española, historia, geografía…), tendrás que crear puentes entre lo que los niños estudian en el colegio y los conocimientos y recursos que tú les ofrezcas.

Otro tipo de recurso material imprescindible: una buena metodología.

Tendrás que ser capaz de diseñar una metodología de aprendizaje adaptada a cada alumno. Para ello, tendrás que variarla en función de su nivel académico (primaria, secundaria…), de su manera de aprender, de sus gustos…

Aparte de esto, he aquí una pequeña lista de las competencias imprescindibles de un profesor:

  • Saber trasmitir.
  • Contar con buenos métodos pedagógicos.
  • Tener paciencia.
  • Ser capaz de comunicarse adecuadamente y de trasmitir ideas.
  • Saber escuchar.
  • Ser flexible y capaz de adaptarse.

También te aconsejamos que seas puntual, que te aprendas bien los contenidos del curso académico de tus alumnos, y que no te olvides de mantener una sonrisa amable.

Una vez que ya tienes claro tus recursos materiales, ¿pasamos a los materiales?

Recursos materiales para las clases particulares

Está claro que no podemos llegar con las manos vacías a casa de nuestros alumnos. Quizás podríamos hacerlo si se tratase de una primera clase, pero aun así…

Ayuda a tus alumnos plasmando las ideas en cuadros y tablas. En las clases de materias científicas, las gráficas y las tablas ayudan a visualizar los conceptos.

Incluso para la primera, tendremos que preparar una serie de recursos que nos permitan evaluar el nivel de nuestros alumnos: libros de texto, recursos digitales (aplicaciones, páginas web…), libros, fichas de repaso, etc.

Los libros de texto, por ejemplo, te pueden guiar a la hora de explicar contenidos y proponer ejercicios. Pero tendrás que saber cómo utilizarlos y cómo adaptarlos a la edad y al nivel de tus alumnos.

Tendrás que tener claros los contenidos de las distintas asignaturas: historia, geografía, inglés, lengua española, economía… Y deberás saber qué se espera de los alumnos en cada momento de su recorrido académico, qué objetivos se les exige en el sistema educativo nacional en cada curso.

Los profesores particulares a domicilio suelen inclinarse por ejercicios interactivos, especialmente con los más pequeños. Hay páginas web estupendas en Internet de las que podemos sacar ideas para diseñar nuevas actividades o para explicar determinados conceptos. Una de las estrellas es Mundo Primaria, ideal para los que todavía no han empezado el instituto.

Es importante que te prepares bien cada clase adaptándote a las necesidades de cada alumno y a sus objetivos. Las clases pensadas para alguien que quiere preparar selectividad serán muy distintas de quien solo necesite subir su nota en una asignatura o repasar algunos conceptos básicos.

Aunque sea una comparación extraña, podemos decir que, en cierto modo, preparar una clase equivale a llenar una caja de herramientas, tal y como hace un fontanero que se prepara para reparar una avería en una casa.

Debes preparar un «stock» de recursos que favorezcan el desarrollo cognitivo de tus alumnos:

  • Una planificación de las clases.
  • Unas fichas de repaso.
  • Documentos complementarios para temas o conceptos dados (diagramas, textos, artículos de prensa, imágenes, tablas…).
  • Ejercicios (en línea u originales).
  • Evaluaciones para las sesiones.
  • Brainstorming de ideas para repasar los conceptos estudiados.

Muchas veces llegamos a las clases particulares de apoyo escolar con una gran cantidad de recursos pedagógicos, pero sin saber si los podremos poner todos en práctica. Tendremos que adaptarnos a nuestro alumno: ¿Tiene energía y ganas de aprender? ¿Ha tenido un mal día y está cansado?

Por eso, lo ideal es que siempre llevemos material adicional que nos permita adaptarnos a cada situación. Si un recurso falla, siempre podremos recurrir a otro.

Lleva tu ordenador o móvil para tener más recursos a mano durante las sesiones. En vez de cargar con un montón de libros de texto a casa de tus alumnos, te proponemos que lleves tu ordenador.

También debemos hacer que nuestros alumnos se sientan cómodos y a gusto para hacernos preguntas. Podemos complementar nuestros ejercicios con elementos culturales o de experiencias concretas, para que desarrollen su conocimiento general o su inteligencia emocional, factores también importantes en el desarrollo educativo de un alumno.

¿Quieres saber cuál es el mejor lugar para dar clases particulares?

Aprendizaje mediante juegos: los «serious games»

¿Qué hacen los profes para mantener la motivación de sus alumnos? ¿Cómo explican a los padres que tienen hijos con dificultades de aprendizaje que lo que necesitan es una metodología alternativa que se aleje de la pedagogía tradicional utilizada en los colegios?

¿Cómo podemos enseñar de manera diferente?

Para seguir mejor el ritmo académico, evitar los suspensos y adquirir el gusto por el aprendizaje, se puede recurrir a una metodología alternativa adaptada de la pedagogía Montessori.

El objetivo consiste en permitir a los niños evolucionar y progresar a su propio ritmo con total libertad.

¿Y cómo podemos hacer que los alumnos quieran aprender?

En primer lugar, lo que podemos hacer, es dejar que los alumnos elijan las actividades que más les gustan: desde los tres años, serán capaces de concentrarse y ganar cierta autodisciplina de aprendizaje.

Esta metodología hace hincapié en la libertad y capacidad de avanzar a su propio ritmo (sin juzgar su velocidad), dejando que vivan su propia experiencia de aprendizaje, que vayan entendiendo los conceptos nuevos y los vayan asimilando.

Para esto, utilizaremos juegos educativos y objetos concretos (canicas, cerillas, dados, cartas…) con el fin de enseñar, por ejemplo, a sumar y restar en clase de matemáticas.

El método Montessori se incorpora a la perfección en las clases particulares a domicilio, ya que la mayoría de actividades se pueden hacer en clases individuales o en grupos pequeños.

Hacer juegos en clases online

Hoy en día, muchos profesores ofrecen clases particulares a distancia, con recursos de libre acceso. El ámbito del aprendizaje ha vivido una auténtica revolución, tanto para profesores como para alumnos.

También hay quienes optan por recursos especiales, como videojuegos, que sirven para implicar a los alumnos en el proceso de aprendizaje y hacer que se diviertan aprendiendo.

Los videojuegos son un método excelente para la educación de los más pequeños, ya que estimulan su atención, concentración y motivación; la diversión esconde los límites y la presión de los ejercicios más tradicionales.

Los más pequeños aprenden mejor jugando. Los juegos ayudan a los más pequeños a fomentar su desarrollo motriz y a entender las dimensiones.

Según Yasmine Kasbi, una pedagoga belga autora de la obra Les Serious Games, los serious games son «aplicaciones informáticas que combinan objetivos series (aprendizaje, enseñanza…) con elementos lúdicos extraídos de videojuegos o de estímulos informáticos».

Así, la famosa web de aprendizaje Khan Academy ofrece una guía de apoyo gratuito a los alumnos que quieren seguir practicando entre clase y clase.

Hay clases para adultos y para niños, una base de datos que los profesores pueden utilizar para inspirarse y crear sus propias sesiones de clases particulares. Y lo mejor es que es totalmente gratuita.

Los juegos para las clases de apoyo escolar de primaria nos parecen la fórmula perfecta para que los peques de casa disfruten aprendiendo.

¿Te convence? Pues anímate a llevar algún dispositivo electrónico (ordenador, Smartphone, tableta…) a tus clases de apoyo a domicilio. ¡Será un recurso excelente para contribuir a su desarrollo académico!

Desde Superprof también te damos consejos para preparar tu primera clase.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz