Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Nuestros consejos para iniciarse en el bajo electrico

Publicado por , el 20/09/2019 Blog > Música > Guitarra > Aprender A Tocar El Bajo

«Aprende la técnica del slap, pero úsala solo con buen gusto o no la utilices». Doug Wimbish

Saber tocar el bajo es más sencillo que dominar los conceptos básicos de la batería o la guitarra. Sin embargo, el bajista es uno de los elementos principales de un grupo y, como tal, debe comprender a la perfección el ritmo para ser el pilar de otros músicos.

¿Quieres empezar a tocar el bajo como los más de 450 bajistas famosos de todo el mundo?

¡Sigue nuestra guía!

¿Por qué aprender a tocar el bajo?

Clases de bajo para principiantes. ¿Cómo se toca el bajo eléctrico?

Aprender a tocar el bajo no suele ser lo primero en lo que uno piensa cuando quiere aprender un instrumento.

Sin conocerte, me atrevo a decir que, cuando uno piensa en clases de música, le vienen a la cabeza clases de piano, de guitarra o incluso de batería, pero no de bajo.

Por supuesto, depende de las afinidades de cada uno, pero seguramente hay una moda detrás de todo eso. Casi todos conocemos a algún guitarrista en nuestro entorno. Pero ¿conoces a un bajista?

Si no te gusta hacer lo que los demás, se trata de una buena razón para comenzar a aprender a tocar el bajo. La originalidad del bajo se combina con la rareza de la habilidad, por lo que podrás encontrar una banda de rock, bossa nova o jazz fusión con menos dificultad.

¿Necesitas otras razones para ponerte con el bajo?

¡Es más sencillo que la guitarra acústica o la guitarra eléctrica! El bajo acústico o eléctrico tiene la mayoría de las veces cuatro cuerdas (como digno heredero del contrabajo), mientras que una guitarra clásica tiene seis cuerdas.

La afinación es más simple así como la manera de tocarlo, puesto que no se suma al aspecto armónico o melódico de una canción, sino «solo» al ritmo. Si tiene los dedos grandes, es más fácil tocar cuatro cuerdas que seis, con o sin un mediador.

Asimismo, el bajo es un instrumento que marca el tempo y el ritmo como la batería, pero se transporta mucho más fácilmente y hace menos ruido. Si conectas un auricular a tu amplificador de bajo, solo emitirás un ligero ruido metálico cuando toques.

¡El groove te acompañará al bajo!

¿Quieres tomar algún curso de guitarra? Consulta nuestra plataforma.

¿Qué bajo eléctrico debes comprar para empezar?

Tocar el bajo desde cero. Doug Wimbish toca metal y funk y colabora con el grupo Living Colour. (Source: No Music No Life).

Independientemente de que tomes clases en una escuela de música o estés aprendiendo el bajo de manera autodidacta, lo primero que deberás hacer es adquirir el instrumento.

Como principiante, no hay necesidad de invertir en un bajo que se vaya de tu presupuesto, porque no sabrás si querrás continuar después, por lo que es mejor comenzar con un material de gama inicial y aprender a tocarlo antes de cambiar a un equipo más avanzado que suene más fácilmente.

Básicamente, se trata de ponerte ciertos obstáculos para forzarte a trabajar aún más 😉.

Ponte algunos palos en las ruedas, aunque tampoco te pases.

Elige un bajo de 4 cuerdas para comenzar. Se dice que el bajo es un instrumento más fácil de dominar que la guitarra, pero siempre que tenga cuatro cuerdas, claro. Para aprender a desenvolverte con los dedos y tensar y aflojar, te bastará con una de 4 cuerdas.

Para un bajista principiante, tampoco es tan relevante el tipo de madera del bajo. Seguramente se dé el caso de que no sepa si prefiere un sonido cálido, con mucho sostenido, o un sonido claro y con menos sostenido (a menos que ya sea un músico). Solo ten en cuenta que las fresno y el aliso ofrecen un sonido equilibrado mientras que el tilo tiene un sonido más suave. La caoba ofrece ricos matices y el arce, mucho sostenido.

También deberás prestar atención al diapasón, es decir, al cuello de la guitarra baja. Elígelo de una longitud estándar, 34 pulgadas, a menos que sea para un niño (escalas cortas a 30 pulgadas). El mango debe ser lo más delgado y pequeño posible para que puedas trabajar en tu destreza y hundir las cuerdas de los bajos con mayor facilidad.

Por cierto, no es necesario gastarte todos tus ahorros en adquirir un bajo, bastará con elegir un bajo de marca desconocida. Eso sí, será más difícil de revender, a diferencia de una marca conocida por todos y conocida por su calidad:

  • Ibanez GSR200, unos 200 €;
  • Yamaha TRBX174 (230 €) o TRBX304 (310 €);
  • Cort Action Bass a 210 €;
  • Epiphone Les Paul Special (130 €) o Toby Deluxe IV (280 €);
  • Peavey Zodiac BXP (160 € de ocasión).

Para ahorrarte entre un 20 y un 30 % del precio del instrumento, también puedes consultar el mercado de segunda mano. Aunque, en este caso, ten en cuenta algunas cuestiones del bajo:

  • Los trastes no deben sobresalir en la parte superior del mango.
  • Los potenciómetros (botones) deben fijarse correctamente y no deben girarse solos.
  • Las cuerdas del bajo deben estar cerca del cuello.
  • El mango no debe estar doblado sino lo más recto posible.

¿Buscas algún curso de guitarra en Madrid?

¿Qué equipo necesitarás para convertirte en bajista?

Empezar a tocar el bajo eléctrico desde cero. El amplificador es un material indispensable para un bajista.

Después de comprar el instrumento, aprender a tocar el bajo requiere invertir en algunos accesorios esenciales o simplemente prácticos para tu progreso.

Empecemos con el amplificador. La mayoría de los bajos son bajos eléctricos: de los que no sale el sonido sin amplificador. Por lo tanto, será bastante complicado practicar la improvisación o tocar el riff de una canción de Led Zeppelin.

Sin embargo, de nuevo, no tienes por qué arruinarte y más al principio. Un amplificador de 15-40 vatios para principiantes te hará el apaño y te obligará a frotar más las cuerdas de tu bajo para que suene. Por menos de 200 €, puedes encontrar los amplificadores correctos, especialmente los de Fender.

No olvides comprar un cable jack para conectar el bajo a tu amplificador. Lo encontrarás por entre 15 y 20 € de una calidad media. ¡Elígelo en monofónico, sin necesidad de estéreo para tu bajo!

Tocar el bajo suele hacerse con los dedos, pero si deseas ganar velocidad y no perder las huellas dactilares por el camino, podrás invertir en una púa. ¡Menuda inversión! Una púa puede costar unos 50 céntimos… Vas a tener que romper tu hucha.

Las cuerdas de un bajo son más duras, por lo que tendrás que elegir una púa rígida, ancho y gruesa, de forma estándar.

Hay otros equipos que te ayudarán en tu aprendizaje del bajo, sobre todo el sintonizador. Porque cuando empezamos, nuestro oído no está muy acostumbrado a las diferencias entre las notas. Lo mejor es confiar en una herramienta específica para ello. Si no quieres comprarte uno al principio, inicia sesión en Internet o descarga una aplicación en tu teléfono.

El metrónomo te ayudará a mantener el ritmo, la correa te permitirá tocar de pie, el flight case será esencial para transportar el instrumento y el atril será útil para apoyar una partitura de guitarra o tus tablaturas.

¿Quieres empezar a dar clases de guitarra también?

Descubre nuestra oferta de curso de guitarra en Barcelona.

¿A qué ritmo deberás practicar con el bajo para progresar?

Tocar el bajo según tus objetivos Fíjate un objetivo que tengas que cumplir.

Aprender un instrumento no es tan fácil como pueda parecer. Quizás creas que es suficiente con tener un bajo y tocar vagamente con una o dos clases de vez en cuando, pero no es así.

Para progresar rápidamente y convertirte en un buen bajista, deberás entender el ejercicio como un verdadero modo de vida.

¿Ya sabes por qué decidiste aprender el bajo? ¿Para unirte a un grupo? ¿Para hacer improvisación? ¿Para que te sirva de acompañamiento cuando cantas?

Este objetivo debería servirte a largo plazo, pero día tras día, deberás establecerte un programa preciso de los elementos que te permitirán alcanzar tu objetivo algún día.

Antes de unirte a un grupo, será necesario saber cómo afinar tu bajo, trabajar tu juego con la mano izquierda y la mano derecha, mantener el ritmo con regularidad…

Para improvisar y componer, tienes que saberte la escala mayor a la perfección, así como la escala pentatónica, las tríadas o incluso los acordes básicos.

Para saber cantar al mismo tiempo que tocas, tendrás que trabajar tu independencia, pero también pensar en el tono de tu voz.

Asimismo, deberás saber exactamente cuánto tiempo por semana debes dedicarle al bajo. ¿30 minutos al día? ¿Cada dos días? ¿Todos los días 10 minutos?

Establecer un calendario preciso te permitirá alcanzar tus metas más rápidamente. Cada espacio dedicado al bajo debe prepararse en sentido ascendente: debe saber con precisión qué trabajarás, durante cuánto tiempo y en cuántas semanas deseas alcanzar ese objetivo intermedio.

Una buena sesión de bajo dura al menos 1 hora, dividida en calentamiento del cuerpo, calentamiento del cerebro, trabajo técnico y aplicación musical.

No obstante, si no tienes 1 hora para invertirla todos los días en el bajo, no te preocupes. Más vale invertir 15 minutos todos los días que dos horas una vez a la semana. Tu cerebro necesita repetición para adquirir la técnica del bajo.

Sin instrumento, presta atención al ritmo de las canciones que escuchas e intenta reproducirlas. Podrás practicar en cualquier ocasión.

Entonces, ¿cuándo te pones manos a la obra con el bajo?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar