Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Todo lo que debes saber sobre el yoga de la risa

Publicado por , el 22/03/2018 Blog > Deporte > Yoga > Yoga y Humor: Mejor Reír, ¿No?

«No nos reímos porque seamos felices, somos felices porque nos reímos». – Doctor Madan Kataria

En 2017, se registraron más de 5.000 clubes de la risa en 106 países de todo el mundo: de hecho, el yoga de la risa se ha prescrito para múltiples usos (terapéutico, social, comercial, etc.).

El yoga de la risa nació en 1995 por iniciativa de Madan Kataria (1955), médico generalista y terapeuta de Bombay (India) que se dio cuenta de que sus pacientes se recuperaban mejor cuando estaban felices en lugar de tristes y malhumorados.

Por lo tanto, convencido de que la risa es buena para la salud física y mental, cerró su centro médico y fundó el primer club de la risa en un parque el 13 de marzo de 1995, con tan solo algunas personas.

En España, la terapia de la risa irrumpió en la escena mediática en 2005, lo que aceleró el proceso: el crecimiento explosivo de la práctica de la risa en España y en el extranjero (Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania, Japón, Australia, Finlandia, etc.).

La primera escuela de la risa nació en España en 2005, fundada por Irene F. Megina, que creó el primer centro de formación en Risoterapia Transformacional de la Comunidad de Madrid.

¿Qué es el yoga de la risa, en qué condiciones se practica y a quién se dirige? Aquí te dejamos algunas preguntas que quizá te plantees si tienes interés en el yoga del humor.

¿Qué es el yoga de la risa?

Aunque los orígenes del yoga en la India sean ancestrales y se remonten a la filosofía espiritual hindú, el desarrollo del yoga en Occidente se remonta al siglo XX, cuya práctica no deja de desarrollarse debido a los múltiples beneficios que aporta.

En la actualidad existen 22 escuelas de yoga: kundalini yoga, iyengar yoga, nidra yoga, hatha yoga, sutra yoga, etc., entre las cuales se encuentra el yoga de la risa.

El origen del concepto

Fundado por el terapeuta y médico indio Madan Kataria en 1995, el yoga de la risa (o Hasya Yoga en sánscrito), no ha dejado de expandirse por todo el planeta durante más de veinte años.

Origen del yoga de la risa en la India. Bombay (India): en esta ciudad se inventó el yoga de la risa.

Entonces, descubrió que «los pacientes que se recuperaban mejor eran los que eran más felices» y se convirtió en profesor de yoga en la India, pero de un yoga específico: el yoga de la risa.

Ante el éxito tan grande de su club de la risa, este doctor dejó atrás su actividad como médico para viajar y difundir la filosofía de la sonrisa por todo el mundo; una reorientación que funcionó a la perfección.

El desarrollo de la práctica del yoga de la risa fue tal que incluso se instituyó el Día Mundial de la Risa en 1998, que se celebra cada primer domingo de mayo.

A principios del siglo XXI, la risoterapia se generalizó también en la prensa mundial, lo que contribuyó en gran medida a su expansión.

En los Estados Unidos, se introdujo la disciplina en los entornos estudiantes de Nueva York, Minnesota y California.

En España, encontramos una Universidad de Yoga de la Risa en Alfacar (Granada), cuya misión principal es proporcionar formación para acceder a los beneficios de la risa.

En la India, se enseña el yoga de la risa en determinadas escuelas, en las que la jornada empieza con diez minutos de risoterapia por la mañana, seguidos de 5 minutos de risa en clase al principio y al final del día. Se observó una gran mejora del ambiente general y de los resultados escolares.

Descubre también los orígenes del yoga.

Yoga del humor: los fundamentos del concepto

El lema de este concepto es: «la acción conlleva emoción».

¿Cuáles son los fundamentos del yoga de la risa? Bastará con comenzar a reír para que se contagien los demás.

El principio de esta disciplina es simple: se trata de hacer reír a los practicantes y adeptos de un club de la risa sin tener que recurrir a chistes o similares, sin razón aparente, combinando la sonrisa con los estiramientos del yoga tradicional y la técnica de la respiración del yoga (pranayama).

A menudo, pensamos que para reírnos necesitamos tener un buen sentido del humor; sin embargo, las personas que no tienen una alegría natural también pueden utilizar técnicas para relajar los huesos cigomáticos.

Para ello, es precisa una práctica regular de la risa: el yoga de la risa quepracticado en grupo, establece un clima de bienestar, ya que la risa tiene un efecto contagioso.

Durante una sesión de yoga, podrás reírte intencionadamente mediante los ejercicios de la risa.

Por consiguiente, en una clase o retiro de yoga de la risa, bastará con que uno o dos practicantes empiecen a reír para que hasta el más serio empiece a sonreír sin razón alguna.

Al principio, se estimulará una risa simple y tímida, que progresivamente pasará a una risa real y contagiosa, puesto que el cuerpo humano no es capaz de disociar la risa espontánea de la simulada.

De hecho, los estudios científicos son unánimes al respecto: la risa hace que nos sintamos bien, es un catalizador del bienestar fisiológico y psicológico.

¡Descubre aquí la gran historia del yoga!

Yoga y humor: los beneficios de la risa

Ya sabíamos que los beneficios de las clases yoga eran numerosos. Hacer yoga ayuda a combatir el estrés, liberar tensiones gracias a la meditación, recuperar la confianza en uno mismo o relajar el cuerpo.

Es un agente poderoso al servicio del bienestar, pero ¿cuáles son los beneficios del yoga de la risa?

Cuáles son los beneficios del yoga de la risa. ¿Sabías que 15 minutos de risa pueden ser más efectivos que correr?

Se ha comprobado científicamente que la risa es excelente para la salud. No reprimas las ganas de reír, puesto que la risa tiene un impacto muy positivo sobre el corazón y el cuerpo.

Reír, pero reír de verdad, contribuirá a:

  • Combatir las enfermedades cardiovasculares;
  • tonificar los abdominales y demás músculos;
  • disminuir o eliminar por completo los dolores;
  • fortalecer el sistema inmunitario;
  • mejorar las capacidades congnitivas;
  • gestionar mejor el estrés;
  • volver a oxigenar el organismo;
  • regular la cantidad de glucosa en sangre;
  • reducir la frecuencia cardíaca.

Intenta reírte, será como un ejercicio físico. Si se repite la risa con frecuencia, será más fácil acordarse de las cosas buenas de la vida cotidiana.

Además, es un potente antiestresante: la risa disminuye el nivel de cortisol (hormona del estrés), que se encuentra en la sangre, y contribuye a calmarse y a abordar la vida cotidiana de una forma más tranquila.

El yoga de la risa funciona en tres niveles distintos: salud, emociones y vida social. Al estar menos estresados, con el buen humor, los practicantes podrán abordar los problemas mejor, ser más positivos y mantener la calma.

Por lo tanto, tenemos que recordar que la práctica del yoga de la risa te permitirá cambiar el estado de humor: quince minutos de risa bastarán para irrigar las endorfinas de nuestro cerebro y presentar un buen estado de ánimo.

En 2009, el Dr. Servan-Schreiber (1961-2011) escribió que: «En el cuerpo, cada episodio de la risa contribuye a la circulación de la vida: disminuye la tensión arterial, las arterias del corazón facilitan el paso de la sangre y del oxígeno, las dos ramas del sistema nervioso autónomo se equilibran y las células inmunes son más activas contra los virus o el cáncer».

Los neuropéptidos y las hormonas secretadas en el cuerpo humano en el momento de las clases de yoga de la risa, incluso desde la primera clase, actúan como potentes tratamientos preventivos antidepresivos y terapéuticos.

Finalmente, reír permite aumentar la cantidad de inmunoglobulina A, células antivirales y antiinfecciosas: reíd, porque la risa ayuda a no contagiarse de los resfriados, la tos y otras enfermedades más graves.

¡Descubre también el yoga dinámico!

¿Cómo practicar el yoga de la risa?

No obstante, no basta con una simple sonrisa para poder beneficiarse del yoga de la risa. El fundador de la disciplina recuerda que hacen falta entre 10 y 15 minutos de risa continuada para obtener beneficios para el cuerpo.

Entonces, podemos reírnos a carcajadas, volvernos locos… Todo será saludable para el organismo.

Las risas cotidianas, con amigos o familiares, suelen ser demasiado breves para observar los cambios, de ahí el interés de unirse a un club de risa, donde haremos ejercicios de respiración y nos reiremos durante varias secuencias.

Destaca en la oficina gracias al yoga de la risa. Los científicos y sociólogos han demostrado que, en los negocios, un practicante de yoga de la risa presenta una productividad superior que los trabajadores más serios…

Entonces, ¿cómo se practica el yoga de la risa?

Al principio, comienza riéndote sin razón, sin tener ganas de reírte.

Puede parecer extraño al principio, pero al hacer el ejercicio, nos daremos cuenta rápidamente de que nos reímos con franqueza y espontáneamente trascurridos unos segundos.

Cuanto más mayores seamos, menos nos reiremos: se estima que un niño se ríe entre 300 y 400 veces al día durante sus años de formación, mientras que un individuo en su edad adulta no se reirá más de 15 veces al día.

¿Por qué no buscas a tu profesor de yoga en madrid en nuestra plataforma de Superprof?

Para incorporar la risa en tu vida diaria, tendrás que ser menos serio, promover las condiciones de la risa (expresar tus emociones, no tener miedo al ridículo), buscar a un amigo gracioso, etc.

El yoga de la risa es, por lo tanto, una modalidad de yoga para todos, que promueve una buena salud, que podemos practicar independientemente de donde estés, aunque estés solo.

¡Riéte sin tapujos! ¡Namasté!

Si deseas conocer los diferentes tipos de yoga, no dudes en consultar este artículo.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz