«Es mejor ser una buena cantante popular que una mala cantante de ópera». - Maria Callas

El canto y la técnica vocal son disciplinas muy especiales, donde se combinan las cuerdas vocales y la respiración con la orientación de un profe de canto que dirige todo. Los hombres y las mujeres no tienen el mismo tipo de voz, y cuando ese es el caso, se enfatiza.

De hecho, el tamaño de las cuerdas vocales o la cavidad resonante (la boca, por ejemplo) son elementos concretos, lo que nos permite afirmar que a menudo hay tipos de voces específicas para cada sexo. La mujer, por ejemplo, tiene varias tesituras, según la persona.

Por ello, encontramos algunos que cantan lírico y otros que tienen un timbre mucho más barítono. De esta manera, se nos abre todo un abanico de posibilidades vocales que ha hecho que el número de artistas musicales en España se haya triplicado desde la década de 1980.

Todo claro, pero ¿cuáles son los diferentes tipos de voces femeninas? Lo mostramos a continuación.

Cuatro categorías de voces femeninas

Tipos de voces de mujeres.
Hay cuatro tipos principales de voces femeninas, desde las más graves hasta las más agudas. ¿En qué categoría meterías a Mariah Carey?

Como veremos a continuación, las cosas no son tan fáciles, pero a modo de resumen, encontramos cuatro tipos principales de voces femeninas. Desde la voz más grave hasta la más aguda, que nos permitirán cantar lírico, acompañar en voz a un violín o reproducir sonidos barrocos. ¿Pero cuáles son estos cuatro tipos de voces?

La voz grave femenina

En primer lugar, en la parte superior de la escala, encontramos la contralto, que, debe decirse, es bastante poco común. También presente en niños, aunque aún más raramente, esta escala indica una voz grave, muy grave. Un timbre lleno de calidez, que nos envuelve y acuna, como la de Lucrecia Arana o Elena Sanz.

Entre las famosos contraltos, que dan envidia por su voz, encontramos:

  • Marian Anderson
  • Jocelyne Taillon
  • Nathalie Stutzmann
  • ¡Y muchas más!

En el caso de las mujeres (y niños), también encontramos la voz de alto. ¿De qué se trata? Simplemente se trata de una voz grave de una mujer, que se asemeja a la voz del contratenor de los hombres. Desde el siglo XIX, este tipo de voz se extiende desde el sol 2 hasta el mi 4.

La cuestión es que la voz de alto se suele comparar con la llamada voz «natural», que toma los mejores códigos líricos, la dicción y el timbre de las voces más sencillas.

¿Pero qué hay de las voces femeninas agudas? ¿Quién encaja dentro de esta tesitura?

La voz aguda femenina

Voces infantiles
Las voces de las niñas también se pueden clasificar, igual que las de las mujeres.

Las voces más musicales y armónicas a menudo, a veces erróneamente, se equiparan con las voces agudas. Sin embargo, suelen ser las más frecuentres entre las mujeres y se dividen en dos tipos principales:

Primero, encontramos las mezzosopranos, que podrían describirse como voz intermedia, tanto ligera como rica musicalmente. De hecho, una mujer con una voz de mezzosoprano podrá cantar de acuerdo con muchas técnicas vocales, ya que su tesitura le permite ser parte de un coro al igual que cantar música contemporánea.

Este tipo de voz está bastante extendido entre las mujeres, tanto que una hermosa parte del repertorio musical español se dedica a él. Está representada por cantantes como Esperanza Abad, Carmen Ariza, Teresa Berganza, Isabella Colbran, Rocío Dúrcal, Paloma San Basilio, y muchas más.

A su vez, encontramos una voz más aguda, la voz de soprano. Muy popular entre mujeres y niños, permite cantar una gran variedad de canciones y melodías, ¡con un virtuosismo que la cantante Maria Callas encarna a la perfección, por ejemplo!

¡Pero ese no es la única! Entre las sopranos más famosas, encontramos:

  • Montserrat Caballé
  • Régine Crespin
  • Elisabeth Schwarzkopf
  • Patricia Petibon
  • Barbara Hendricks
  • Ninon Vallin
  • Y muchas más

¿Qué pasaría si el mundo vocal fuera aún más rico y apasionante que todo eso? En realidad, dicho es el caso ya que encontramos subcategorías de voces femeninas, que nos permitirán ubicar nuestra voz mejor dentro de la curva de voces que existen y, por lo tanto, podremos cantar canciones mucho más adaptadas, más agradables para los demás, pero también para nosotros.

Las subcategorías de voces femeninas

Clasificación de voces femeninas
Quizá tengas una gran tesitura pero no te ubicas. Esta clasificación te ayudará a darte cuenta de que podemos cantar esta o aquella canción sin problemas.

Aunque distinguimos las voces femeninas en cuatro familias numerosas, a veces conviene clasificarlas de una manera todavía más concreta, para organizarlas en diferentes casos y técnicas musicales. Diafragma, laringe, fonación, audición... hay tantos criterios que hacen que la voz y la vocalización sean más o menos específicas.

Encontramos tres subfamilias principales de voces: voces ligeras, voces líricas y voces dramáticas. Desde la más clara hasta la más oscura, reúnen un gran repertorio de cantantes dentro del mismo tipo de voz. ¡Estarás listo para cantar lo que más te convenga!

Los más ligeros serán los más capaces de seguir con agilidad los sonidos, mediante algunas notas altas. Las voces líricas, por su parte, representan la categoría intermedia para las mujeres, mientras que las voces dramáticas son menos ágiles, pero más cómodas en los graves.

Un ejemplo de voz femenina

¡Tome el ejemplo de la voz de soprano! Al comienzo de su carrera, Montserrat Caballé era una soprano ligera y, por lo tanto, podía cantar con una voz muy aguda, acompañada de vocalizaciones y un ritmo muy preciso.

Suele haber una tendencia a agregar una subcategoría adicional por encima de las ligeras: la soprano de coloratura, que alcanza una quinta más. En resumen, se abre todo un mundo ante nosotros: ¡el mundo de la técnica vocal!

La soprano lírica es la que solemos denominar «soprano» per se. Esta soprano, más potente que una soprano ligera, también permite más ejercicios vocales más extendidos, es decir, una mayor expresión. En el trabajo de Giacomo Puccini, Madame Butterfly, verás este tipo de voz al que estamos aludiendo.

Finalmente, también está la soprano dramática, que encarna perfectamente a la famosa cantante Maria Callas, de la que estábamos hablando antes. Esta es la subcategoría de la voz más grave, donde el tono se vuelve más oscuro, a la vez que potente. Suele presentar una o dos notas más graves que la voz soprano lírica.

¿Qué interés tiene clasificar las voces femeninas?

Grandes cantantes femeninas
Imagina que no sabes qué tipo de voz tienes y cantas como Amalia Rodrigues. ¿No sería una pena privarse de tal órgano?

La magia de la coloratura vocal no dejará de impresionarte. Sin embargo, saber dónde ubicar nuestra voz nos permite saber dónde se sitúa nuestra voz dentro de la escala vocal. Así, será más probable que podamos cantar canciones adecuadas, según como directorios y compositores.

Por lo tanto, lo más importante es saber ubicarnos dentro de la escala de voz, de manera que podamos definir nuestra carrera como cantantes sin cometer un grave error. Porque, como es lógico, ya sea voz grave o aguda, cada tesitura ofrece diferentes tipos de música.

Imagina que tienes una voz grave, que decides empezar a cantar rock duro, aunque tu tesitura te clasifique como soprano ligera! Un ejemplo un tanto forzado que nos indica que es importante aprender a conocer las habilidades de cada un@.

Siéntete libre de recurrir a un profesor de canto (en Superprof, por ejemplo) para ayudarte a encontrar tu voz, bajo la dirección de su oído experto. Encontrar una canción adecuada para tu voz es la garantía para no equivocarse y para no cansar las cuerdas vocales.

Desde el punto de vista histórico, no fue hasta principios del siglo XIX cuando surgieron las voces de las subcategorías para mujeres. Antes de la mitad del siglo XIX, se distinguían las voces masculinas y voces femeninas, con distinción simplemente entre voces graves y agudas.

Los tipos de voces se han perfeccionando gradualmente, hasta que nacieron la coloratura dramática y lírica, como acabamos de ver, a principios de la década de los noventa. Estas habilidades han permitido a las cantantes adaptar el registro adecuado a su tono para poder moldear a su tesitura las distintas sonoridades.

Vibrato, voz de cabeza, calentamiento, solo... existe una gran cantidad de términos dentro del universo del canto que requieren ciertos conocimientos avanzados, lo que hace que la voz no se convierta en un acto irreflexivo, sino en una verdadera técnica que ya no solo distingue las voces femeninas y voces masculinas, sino también las subcategorías relacionadas con ella.

Cuanto más cómod@ te encuentres con la voz, más rápido podrás progresar, ¡y sin esfuerzo casi! Por lo tanto, ¿list@ para dar el gran paso y poner a prueba tu voz? Descubre qué tipo de voz tienes gracias a nuestras clases de canto online.

¿Necesitas un profesor de Canto?

¿Te gustó este artículo?

0 votos
Loading...

Juan

Arquitecto, me gusta aprender otros idiomas, el cine y explorar otras culturas.