Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Puede un profesor de un colegio del gobierno dar clases privadas simultáneamente?

Publicado por Daniela, el 24/12/2018 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > ¿Se puede ser profesor de una institución del gobierno y dar clases particulares al mismo tiempo?

 

Es completamente válido y comprensible que los profesores de instituciones educativas del Estado quieran dar clases particulares.

Ya sea para obtener ingresos adicionales o porque las condiciones –según muchos- son mejores, un gran número de profesores del sector público opta por diversificar el campo de acción y se inserta en la educación privada particular.

¿Qué tan rentable es? ¿Es posible hacer -bien- las dos cosas?

¿Son compatibles los conocimientos y procedimientos?

En este artículo te contamos lo que debes saber

 

Conceptos y requisitos previos

 

Para empezar, es importante mencionar que en nuestro país la Ley 115 del 8 de febrero de 1998 – o Ley de Educación expedida por su Ministerio- establece que todos los docentes, ya sea del sector público o privado, deben ser personas de reconocidas por su ética y por sus habilidades pedagógicas, que cuenten con un título en educación expedido por una universidad o una institución de educación superior.

 

Un diploma es clave La titulación profesional es fundamental para trabajar en cualquiera de los dos sectores

 

El Decreto  2150 de 1995 cobija a los docentes e instituciones particulares, para los cuales se recomienda que las personas que presten sus servicios en educación también cuenten tener un título, el cual es el reconocimiento expreso de la adquisición de conocimientos en cierta área, pero no necesitan registro de la Secretaría de Educación.

 

Sin embargo, muchas personas con conocimientos empíricos –muy valiosos también- y otras con cierto nivel de formación universitaria ofrecen y dictan sus clases particulares, y las personas que deciden contratar sus servicios tal vez se guían por otros criterios para la elección de un profesor o una profesora privada para sus hijos, por ejemplo. Los profesores y las profesoras que tienen experiencia profesional en otros lugares del país y o el personal docente jubilado tienen mucho que aportar.

 

Cabe resaltar que corre por cuenta de las personas que contratan servicios informales cerciorarse de que el profesional que ofrece sus servicios tiene la experiencia que afirman tener y que además son los únicos responsables de los resultados de las clases.

 

Lo que se debe recordar es que, educación oficial o privada, la certificación a nivel profesional y una hoja de vida con buenas referencias y sin faltas graves son indispensables para cualquier docente que quiera entrar al sector privado.

 

Combinar el trabajo docente en el sector público con uno en el sector privado

 

Si eres profesor o profesora en una institución pública y quieres dar clases particulares, te vamos a explicar las implicaciones legislativas y factuales de esta transición.

 

Existe un concepto jurídico llamado inhabilidad e incompatibilidad para que una persona sea elegida o designada en cargos públicos según el cual existen condiciones que obstruyen el desempeño adecuado de las personas que trabajan con el gobierno.

 

 

Contratos con el Estado y su relación con las clases privadas Es indispensable conocer las restricciones contractuales de ciertos cargos antes de empezar a dar clases privadas

 

Para los docentes, como  para los demás servidores públicos, la inhabilidad o incompatibilidad surgen cuando: 1) la situación laboral asociada con otros entes gubernamentales y con entes privados interfiere con el desempeño laboral o con recursos públicos (un profesor no entrega calificaciones a tiempo porque que le dedica más tiempo a las clases particulares de los hijos e hijas de sus compañeros de trabajo y que, además, hacen pasar por gastos estatales, por ejemplo), o 2) cuando el docente que, en cualquiera de sus actividades externas, se involucra en política (hace campaña por su partido en una clase pública o privada o da clases privadas para hacer u obtener favores políticos), o 3) si utiliza cualquiera de sus competencias o su poder para beneficiar a sus familiares (extrae material físico y/o intelectual de sus clases destinados exclusivamente a sus alumnos para darle clases particulares a sus sobrinos).

 

Ahora bien, en el caso de los profesores y profesoras vinculados a instituciones privadas, la información que reciben de sus instituciones generalmente se protege mediante acuerdos de confidencialidad. Colciencias es una de las instituciones que defiende la importancia de la propiedad intelectual como uno de los insumos más importantes de las instituciones con diferentes productos del trabajo creativo conjunto.

 

La violación de estos acuerdos puede llevar a la desvinculación o a procesos legales con consecuencias severas, dependiendo de la gravedad y de la cantidad de fuga de información

 

Recomendaciones para hacer la transición

  • La recomendación más útil que te podemos dar es que leas y revises muy bien las estipulaciones de tu contrato de trabajo referentes a este tema. Arriba te expusimos a grandes rasgos lo que no se debe hacer, pero cada institución y cada cargo tienen disposiciones diferentes que es mejor conocer antes de dar el paso.
  • Busca la asesoría y el consejo de personas que hayan hecho o estés haciendo lo mismo para saber de primera mano si es conveniente para ti.
  • Tener tus credenciales y títulos disponibles para mayor tranquilidad de las personas interesadas en tus servicios habla de tu transparencia.
  • El mejoramiento y la capacitación constante siempre son buena idea, ya sea que te quedes en el sector público o el privado.

 

transición de lo público a lo privado El paso parcial o total hacia el sector privado no es sencillo, pero tampoco es imposible

 

Pero, ¿vale la pena pasarse al sector privado particular?

 

¿Por qué hay tantos profesores y profesoras que deciden dar clases particulares? Creemos que las ventajas son muchas:

  • Libertad para manejar tu tiempo: imagina poder organizar tu horario a tu gusto y dedicarle más tiempo a otras actividades. Si no te gusta madrugar o si te gusta hacer ejercicio en las mañanas podrías considerar dedicarte a las clases particulares de lleno. Si sigues vinculado al Estado y quieres dar clases particulares, sigue siendo una ventaja poder buscar otros espacios y horarios a tu medida para enseñar.
  • Ingresos adicionales: para gran parte de los colombianos y colombianas el salario que reciben, sin importar el rubro al que pertenezcan, resulta insuficiente para todos los gastos de una persona, mucho menos de un hogar. Las clases particulares son una buena fuente adicional de ingresos para la cual no necesitas –mucha- preparación adicional. Con esto no queremos decir que los conocimientos adquiridos en la universidad son suficientes; insistimos en la necesidad de prepararse constantemente.
  • Posibilidad de seguimientos individuales de los alumnos: en la educación tanto pública como privada es casi imposible guiar el proceso de cada estudiante de forma personalizada. Con el apoyo privado se puede y se debe precisar dónde va el alumno en los contenidos y cuáles son sus debilidades y fortalezas.
  • Vínculos más estrechos con el o la estudiante: los estudiantes se sienten mucho más libres para expresarse y participar en los espacios donde no hay otros para juzgarles. Al crear un ambiente de amabilidad y confianza en el que el error y su oportuna rectificación son un acercamiento al dominio de un tema o de un arte, ayudamos no solo al mejoramiento en una materia sino a formar personas más seguras y confiadas en sus conocimientos que te lo agradecerán por siempre.
  • Los progresos más visibles y acelerados: El apoyo escolar privado es mucho más gratificante en el sentido de que, como se trata de un solo estudiante, el trabajo estará orientado a sus necesidades, facilitando que el progreso sea constante y más ágil.

 

Buenas clases personalizadas igual a gratitud Las clases personalizadas permite consolidar bases sólidas y lazos más estrechos que se traducen en gratitud por parte de tus estudiantes

 

Opciones para empezar a dar clases particulares

Existen muchas plataformas en las que puedes promocionar tus clases de manera gratuita. Lo más probable es que debas modificar tus tarifas dependiendo del tema, del nivel del alumno, de tu nivel profesional, entre otros factores.

 

Los precios promedio en Colombia por cada hora de clase están entre 25 000 y 35 000 COP.

 

Vincularte a una institución privada tiene ciertas comodidades, pero lo cierto es que estas instituciones se quedan con un gran porcentaje del costo de la clase. En Superprof, valoramos tu trabajo y tu tiempo y por eso hemos adecuado las tarifas para tu beneficio.

 

Entonces, ahora que sabes cómo funciona, ¿qué esperas para lanzarte como profesor o profesora particular? ¿Qué esperas para trabajar con nosotros?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar