«Aún no he conocido al primer canario que haya dicho que va a dejar de cantar» - Shakira

Los cantantes saben que la pérdida de la voz, la voz quebrada, la inflamación (inflamación de la garganta e inflamación de la laringe), la laringitis crónica, el sobreesfuerzo vocal, la tos o el dolor de garganta (y las anginas) forman parte de lo peor que les puede pasar.

Según un estudio sobre el estado de salud vocal, el 50 % de las mujeres y el 26 % de los hombres sufren trastornos de la voz en algún momento. A los profesores de canto y los cantantes les afectan mucho los trastornos de la voz. Aquí tienes una miniguía para cuidar bien tu voz.

Canto: ¿qué riesgos hay para la voz?

Riesgos para la voz en canto
«Ups, debería haber calentado la voz antes del concierto».

Usar la voz en exceso puede conllevar problemas graves, duraderos o incómodos de las cuerdas vocales, la faringe y la laringe. La voz es un instrumento musical de cuerda que debe cuidarse, porque cantar sin técnica vocal conlleva algunos riesgos para la voz.

El sobreesfuerzo vocal ocurre con mayor frecuencia, lo cual resulta en la pérdida de voz o la ronquera, cuando el cantante carece de técnica vocal.

El sobreesfuerzo es uno de los riesgos de alteración de la voz para los cantantes principiantes, porque este hace adoptar un mal comportamiento fonatorio, ejerce presión sobre la voz y provoca fatiga vocal sin darte cuenta.

La vibración de las cuerdas vocales se hace más difícil. Sin descanso vocal, pueden aparecer nódulos y pólipos en la cuerda vocal derecha o izquierda. Es el primer síntoma de laringitis crónica, resultante de la inflamación de las cuerdas vocales.

En lugar de seguir cantando, la rehabilitación vocal, las clases de canto y/o la consulta con un foniatra o un especialista en otorrinolaringología pueden ser la solución a tus problemas.

Una lesión no tratada puede causar lo que se conoce como disfonía: irritaciones de la mucosa inicialmente benignas, que conducen a problemas de fonación mucho más graves.

La alteración de la voz puede ser causada por muchos factores:

  • El estilo de vida: tabaco, café, alcohol, drogas, falta de sueño, estrés, mala respiración, mala postura corporal, falta de hidratación, etc.
  • Las diferencias de temperatura: protégete del frío con una bufanda, leche y miel, pastillas de eucalipto y aceite esencial de tomillo en invierno, y con pañuelos entre estaciones;
  • El consumo excesivo de antibióticos o medicamentos, lo que resulta en efectos adversos;
  • Alergias relacionadas con la contaminación o el polen;
  • Ataques de asma;
  • Problemas respiratorios (enfermedades pulmonares, bronquitis, infección bacteriana o viral en los pulmones, etc.);
  • Reflujo gastroesofágico;
  • Hinchazón de la garganta, etc.

El ritmo de vida a veces frenético de los cantantes también puede causar trastornos de la voz, afonía o disfonía: las giras, las entrevistas y la falta de descanso hacen que el artista viva en un círculo vicioso que agrava la salud de los músculos vocales.

Los 10 mejores consejos para cuidar tu voz

Consejos para cuidar tu voz
La miel, uno de los mejores remedios naturales contra las inflamaciones de las cuerdas vocales.

Entonces, ¿cómo se puede cuidar la voz cuando se es cantante? ¡Aquí tienes diez consejos para cuidar tu voz!

Antes de cantar cualquier canción, es recomendable calentar la voz con vocalizaciones para que las cuerdas vocales se calienten. Este ejercicio preparará la voz para un esfuerzo intenso, como un concierto, por ejemplo.

Segundo consejo: dormir bien. Un individuo cansado es una persona que obliga a sus cuerdas vocales a cantar. Hay que dormir bien para permitir que las cuerdas vocales descansen antes de hacer un nuevo esfuerzo. La falta de sueño puede conducir a la ronquera o a la sensación desagradable de pérdida de voz.

En tercer lugar, hay que adoptar una buena postura para liberar los pulmones, la respiración abdominal y los abdominales. Para ello, ponte derecho, con los pies separados con el ancho de la pelvis, la pelvis en el eje de la columna, las manos abiertas y los hombros relajados. Debemos intentar reducir la tensión muscular del cuerpo para tener una voz potente y fluida.

También es aconsejable hacer ejercicio regularmente para que el cantante desarrolle la respiración y la resistencia vocal. Durante la actividad física, el cuerpo consume un exceso de oxígeno para proporcionar a los músculos la energía necesaria para hacer el esfuerzo y limitar la producción de ácido láctico en el tejido muscular. El impacto en el canto se nota, ya que se mejora la respiración.

¿Qué otros consejos podemos darte? Aquí tienes una pequeña lista:

  • Dejar de fumar: los fumadores corren el riesgo de contraer enfermedades potencialmente mortales (cáncer de pulmón, cáncer de laringe, cáncer de garganta);
  • Hacer un descanso vocal para reducir la tensión de los músculos en el sistema respiratorio y laríngeo;
  • Protegerte del frío;
  • Dejar de hablar: el silencio es uno de los mejores remedios para descansar y sanar tu voz;
  • No cantar en caso de dolor inflamatorio persistente: dolor de garganta, irritación del tracto respiratorio, infección viral, alergia, etc.
  • Consultar a un otorrinolaringólogo o un foniatra si los trastornos de la voz duran más de 7 días (diagnóstico, fibroscopia o endoscopia).

El foniatra está autorizado a realizar pequeños procedimientos quirúrgicos en caso de inflamación benigna. Si se detectan trastornos más graves (tumor, por ejemplo), puede ser necesario someterse a quimioterapia.

Canto: ¿cómo rehabilitar la voz?

Los cantantes y los profesores de canto pueden necesitar hacer ejercicios de rehabilitación vocal, especialmente en caso de sobreesfuerzo de las cuerdas vocales.

Ejercicios para rehabilitar la voz
La técnica de la pajita, ¡un ejercicio fácil de gimnasia vocal!

Si el descanso vocal no ha sido suficiente para cuidar la voz, hay varios ejercicios para rehabilitar la voz.

Ten cuidado con la automedicación, ya que, aunque es muy común tomar medicamentos sin receta, esta práctica puede ser peligrosa porque se realiza sin el consejo de un médico.

Sin embargo, puedes tomar pastillas de eucalipto, tomar infusiones de hierbas y zumo de limón para actuar contra la tos, añadir una cucharada de miel a la leche o el café, etc. Pero ten cuidado con los productos farmacéuticos compuestos de cortisona y con los corticoides, que pueden causar efectos secundarios si la dosis no es adecuada para el trastorno de la voz que se sufre.

Para cuidar tu voz, puedes hacer el ejercicio de la pajita. Consiste en cantar a través de una pajita subiendo y bajando el timbre y hacer notas con un volumen bastante alto. Se supone que el cantante se siente más cómodo y limita la inflamación de la garganta.

Aquí tienes otros dos ejercicios que puedes hacer en caso de dificultad para cantar:

  • Las fricativas: consiste en pronunciar la «V» y mantener el sonido con energía, deslizándote en tu rango de voz; debes contraer los abdominales al exhalar y liberar la tensión durante la inspiración;
  • El ejercicio de la «M»: pronuncia la «M» y mantén la nota mientras sientes las vibraciones alrededor de la nariz, luego di «i» (vibración detrás de los dientes) y luego «o» (vibraciones en los labios).

Desafortunadamente, los ejercicios para liberar la presión subglótica no siempre funcionan; puede que se oculte una dolencia indolora dentro de la garganta...

Canto: ¿por qué y cómo consultar a un foniatra?

Consultar a un foniatra
«Se ve perfectamente: hay un nódulo en la cuerda vocal izquierda. Tenemos que operar».

Es esencial consultar a un foniatra si el trastorno de la voz persiste durante más de una semana.

¿Un foniatra? Es un médico especialista, que se encarga de tratar trastornos del habla, el lenguaje y la comunicación. Se ocupa de la voz, el habla, el lenguaje, los problemas de deglución y la audición. Como médico, puede establecer un diagnóstico, hacer recetas y ofrecer un tratamiento individualizado.

A menudo se especializa en otorrinolaringología, lo cual también le permite tratar trastornos del tracto respiratorio superior (nariz, boca, garganta).

Estos son los casos en los que es conveniente consultar a dicho especialista:

  • Fatiga vocal,
  • Afonía,
  • Parálisis de las cuerdas vocales,
  • Alteración de las cuerdas vocales,
  • Tos crónica,
  • Voz ronca,
  • Reacción alérgica,
  • Pérdida de voz,
  • Dificultad para producir sonidos agudos,
  • Hinchazón de la garganta,
  • Hormigueo y dolor laríngeo.

El médico puede realizar, según corresponda, una laringoscopia para observar el estado de las cuerdas vocales. Para ello, introduce un espejo laríngeo en la parte posterior de la garganta.

Si la afección no es grave, puede que simplemente te recete un descanso vocal. Además, el foniatra aconsejará a su paciente sobre los remedios naturales para su dolencia: tés de hierbas, infusiones, inhalación, humedecer el aire con un vaporizador, etc.

En el caso de que se detecten afecciones más graves, como un nódulo o pólipos, el foniatra puede eliminarlo por microcirugía.

También debes tener en cuenta que no hay que estar enfermo para pedir un diagnóstico del foniatra. Los cantantes aprendices pueden pedir cita, siguiendo el consejo de su profesor de canto, para evaluar el estado de sus cuerdas vocales y si pueden cantar de forma intensiva o no.

¡Cuidar tu voz nunca ha sido tan importante!

 

¿Necesitas un profesor de Canto?

¿Te gustó este artículo?

0 votos
Loading...

Juan

Arquitecto, me gusta aprender otros idiomas, el cine y explorar otras culturas.