Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Dar clases particulares en bachillerato: retos y consejos

Publicado por Daniela, el 25/04/2019 Blog > Apoyo escolar > Cómo prestar apoyo escolar a estudiantes de bachillerato

 

El bachillerato es una época difícil y los jóvenes pueden ser un grupo generacional que ofrece muchos retos para cualquier tipo de docente: los que alguna vez fueron niños y niñas de preescolar, ahora están atravesando por cambios físicos muy drásticos, le están dando forma a su personalidad y se están convirtiendo en la persona que muy probablemente serán por el resto de sus vida, todo esto mientras se les presentan contenidos educativos mucho más avanzados que los de primaria a manera de preparación para la vida universitaria y profesional que se avecina. Es mucha presión, ¿no crees?

 

Los retos para los y las docentes de bachillerato, ya sea que estén vinculados a una institución o que presten servicios de apoyo escolar particular, son numerosos. No solo deben hacerle frente a las dificultades académicas a menudo derivados de hábitos de estudio inadecuados o inexistentes que vienen desde primaria, sino que también deben estar presentes durante la resolución de dilemas personales de fondo de sus estudiantes. Esta última parte, que muchos consideran una situación externa a la esfera de las funciones de un profesor, casi siempre es un factor que inevitablemente tendrá un fuerte impacto sobre los procesos de aprendizaje.

 

Si a todo lo anterior le sumamos la dualidad de las nuevas dinámicas digitales de interacción social, por un lado, como pilares de la identidad y de la valoración propia y, por otro, como métodos de acoso y otras prácticas de irrupción grupal en la vida personal, tendremos como resultado un ambiente de trabajo que puede no ser el más sencillo para profesoras y profesores.

 

Este artículo es para todos los interesados en dar clases particulares o para quienes ya estén prestando sus servicios docentes a estudiantes pertenecientes a este grupo generacional que enfrenta tantos retos.

 

Por qué es tan difícil la adolescencia

 

Expertos en la materia concuerdan en que los cambios y pérdidas de la adolescenci marcan el inicio de una nueva etapa en donde las consideraciones que se nos extienden en la infancia son reemplazadas por una realidad llena de consecuencias, obligaciones y de búsqueda de identidad. Entre los duelos –como se les llama en psicología a este tipo de procesos- necesarios y derivados de estos cambios y pérdidas tenemos:

 

pérdidas adolescencia Las pérdidas que experimentamos en la adolescencia son duras y no son pocas, lo cual puede influir negativamente en el desempeño académico

 

  • Duelo por la infancia perdida: nuestras fantasías y una sensación de invencibilidad son rebatidas por realidades circundantes y por verdades que tal vez se nos ocultaron en la infancia.
  • Duelo por el cuerpo: la autoimagen que teníamos construida con base en nuestro cuerpo, desaparece. Las contundentes transformaciones obligan a repensar la identidad personal, casi siempre bajo la fuerte influencia de estereotipos y convenciones sociales sobre lo que se considera aceptable y lo que no lo es.
  • Renuncia forzada a la omnipotencia de la infancia: cuando somos pequeños, pensamos que todo lo podemos lograr y no hay límites para lo posible; a medida que crecemos, vemos cómo el mundo o nosotros mismos nos ponemos innumerables e innecesarias condiciones para esos logros que esperábamos alcanzar.
  • Pérdida de la imagen de los padres como héroes: nos damos cuenta que nuestros padres y madres también son seres humanos y que hay límites para sus esfuerzos y su paciencia, lo cual nos lleva a idealizar a otras personas con las cuales, evidentemente, no tenemos contacto directo.
  • Grupos sociales disímiles y fragmentarios a veces: el niño o la niña casi siempre es una unidad identitaria: es el mismo con sus padres, con sus tíos, con sus abuelos, con sus amigos y amigas, no hay sesgos. Los adolescentes tienden a mostrar diferentes facetas de acuerdo al grupo social con el que interactúen.

 

Los espacios académicos, al ser condensadores y moderadores de todas estas nuevas realidades, se relacionan directamente con el desarrollo y desenlace de la adolescencia y tienen un papel fundamental en la articulación de las dimensiones personales que se descubren en ella con el aprendizaje. Por tanto, los profesores y las profesoras son protagonistas en esta etapa de la vida.

 

Consejos para dar clases particulares a estudiantes de bachillerato

 

sociedad tecnología academia Expertos coinciden en que la tecnología y las interacciones sociales dentro y fuera de ella son factores determinantes en la formación de la identidad y en la formación académica

 

Algunos psicólogos especializados en tratamiento y pedagogía juvenil coinciden en denominar como ‘apatía adolescente’ al fenómeno frecuente de falta de motivación para hacer las cosas o para siquiera interesarse un poco en ellas. Según los expertos, la apatía surge de ambientes familiares y modelos educativos basados en la gratificación inmediata, es decir, el o la adolescente obtiene todo sin tener que esforzarse por nada. Lo perjudicial de este tipo de crianza –muy frecuente, por cierto- es que es bastante difícil retroceder e instaurar un sistema de méritos en cualquiera de los aspectos de la vida del joven o la joven, incluyendo en la educación. No obstante, los profesores, las instituciones y los padres deben trabajar conjuntamente  para extraer a los jóvenes de esta apatía y ayudarles a desarrollar, valga la redundancia, pasión por sus pasiones. Los siguientes consejos pueden servir para dicho propósito:

  • Mostrarles para qué sirve lo que están haciendo: esta es la clave inicial para el aprendizaje efectivo y significativo en adolescentes. Ahora los jóvenes ‘no tragan entero’, por así decirlo, y quieren saber por qué vale la pena aprender lo que les quieres enseñar. Tal vez es por esto que materias como trigonometría no son tan populares y cuesta más estudiarlas: si las derivadas que veo en el tablero o en un taller no son más que números y fórmulas, es muy difícil inyectar un poco de interés por ese tema. Si por contrario, en tus clases particulares les explicas que las derivadas son una forma de determinar comportamientos físicos a los largo de una pendiente y para hallar y explicar otro tipo de fenómenos cotidianos, es decir, les demuestras su aplicabilidad real (por ejemplo, si quiero subir un carro por una colina y quiero saber cómo hacerlo utilizando el menor esfuerzo posible o si quiero saber cómo distribuir las plantas en un terreno para que crezcan de la mejor manera posible), la percepción sobre el tema cambia y el adolescente se puede mostrar más receptivo.
  • Mostrarles la satisfacción de ganarse algo con esfuerzo: aunque las congestiones en las instituciones muchas veces ha ocasionado que se promueva al a estudiantes que no cumplen con los requisitos básicos de aprendizaje al siguiente nivel, tus clases deben basarse en la atención y en la realización consciente de los deberes y evaluaciones que propongas. Sé gentil, pero también justo, no regales notas para quedar bien con tus estudiantes, esto les perjudicará más adelante.
  • Relacionar el estudio con un futuro que no es tan lejano: gran parte de la docencia consiste en ampliar la visión y el panorama de los y las estudiantes, incluso en lo temporal, lo cual comprende proyectar la vida de los estudiantes a futuro según sus comportamientos.
  • Enseñarles el valor del tiempo: los chicos y chicas tienden a pensar que serán jóvenes para siempre y en la inmortalidad de sus proyectos, que pueden procrastinar todo su bachillerato. A través de experiencias personales y de otros puedes aterrizar y darle forma a sus proyectos sin restringirlos e indicarle a tus estudiantes que el tiempo perdido no se recupera. No queremos sonar deprimentes o fatalistas, pero es cierto: la juventud debe disfrutarse, pero también aprovecharse.
  • Ponerles ejemplos de personajes que lograron grandes cosas a temprana edad: con relación a lo anterior, puedes utilizar una de las estrategias de educación más poderosas a tu alcance: los ejemplos. A lo largo de la historia han existido personajes notables que a corta edad lograron cosas increíbles con un poco de ayuda y mucha constancia. En nuestro tiempo, hay un listado de jóvenes que ya son leyenda gracias a su talento y dedicación.
  • Enseñarles a ser mejores y a actuar siempre de manera correcta sin importar quién los esté viendo: en los colegios, casi todo se hace por una nota, lo cual no estaría mal si no existiera la profunda desconexión entre aprendizaje y calificaciones que tenemos hoy. En las clases particulares, tú como profesor o profesora tienes la oportunidad de enseñarles que se estudia para aprender. Es claro que debes tener un tipo de sistema evaluativo, pero también ten en cuenta el esfuerzo y el proceso, no solo el resultado.
  • Enseñarles a ser responsables de sus propios actos y a ser disciplinados: cuando los y las jóvenes comprenden que son dueños de sus actos y que lo que hacen o dejan de hacer les afecta directamente a ellos, estamos hablando de adultos. La disciplina que nace de la voluntad propia y no de la coacción de terceros es el fin primordial de la educación.

 

educación colaboración La educación debe ser un trabajo conjunto entre instituciones, padres, madres, docentes y estudiantes.

 

Las anteriores recomendaciones hacen parte de nuevas corrientes psicopedagógicas que le apuestan a la concepción de los colegios y los hogares como espacios indisociables de aprendizaje: ambos deben apuntar a la misma dirección. ¿De qué sirve que los y las docentes se desvivan pensando en maneras de enseñar a los chicos y a las chicas la satisfacción de ganarse las cosas con esfuerzo si en casa los padres satisfacen todos sus caprichos por ridículos que sean sin hacer preguntas o si el aprendizaje queda siempre en un plano secundario? Más que ingeniarse estrategias didácticas y divertidas para atraer y mantener la atención de los adolescentes, se trata de diseñar conjuntamente una forma de educación integral en todos los espacios en los que el joven habita o que frecuenta para ayudarle a vivir esta etapa sin decisiones que lamentar.

 

Herramientas pedagógicas virtuales para estudiantes de bachillerato

 

apps educación bachillerato Aprovecha la conexión que tienen tus estudiantes con sus teléfonos inteligentes para introducir aplicaciones educativas interesantes para su edad

Sabemos la importancia que tienen los dispositivos móviles como canales de comunicación y de interacción social, pero también son herramientas de aprendizaje increíbles. El aprendizaje virtual es incluyente y efectivo, y está transformando el mundo: las oportunidades geográficas, temporales y cognitivas que representan las plataformas virtuales de todo tipo son inigualables –al menos de momento- y puedes incorporar las siguientes aplicaciones en tus clases particulares:

  • GoConqr: es una base de datos internacional donde encuentras mapas mentales, gráficos, diapositivas y apuntes sobre miles de temas para estudiar de forma colaborativa.
  • Lumosity: es un reconocido entrenador cerebral que ofrece diferentes juegos para desarrollar diferentes capacidades cognitivas. Está dirigido al razonamiento lógico y sus gráficos y lenguaje lo hacen atractivo a muchos grupos generacionales, incluyendo adolescentes y jóvenes adultos.
  • SelfControl: es una aplicación algo polémica, pero que da resultados. Es una aplicación que programas para que cierre aplicaciones y páginas web distractoras mientras estudias. Lo ideal sería poder hacerlo por cuenta propia, pero mientras se adquiere el hábito de estudiar sin distraerse, es una muy buena opción.
  • Studious: como hablamos hace algunas líneas, el manejo del tiempo es esencial para triunfar en lo académico, por lo cual esta aplicación puede convertirse en un buen aliado para estudiantes de bachillerato. Con ella, los y las estudiantes pueden tener un primer acercamiento a los calendarios, a los horarios y la gestión de pendientes para no retrasarse y tener tiempo para todo.
  • TED: es una recomendación valiosa. Se trata de una biblioteca bastante nutrida de charlas de personajes sobresalientes en TODAS las áreas del conocimiento y de todas las materias imaginables. Tus estudiantes pueden escoger temas que les apasionen y aprender cómo funciona ese mundo particular a través del testimonio de sus actores actuales.

Si recuerdas tu propia adolescencia, tal vez recuerdes la importancia que tienen los profesores para nuestra propia percepción del aprendizaje, ya sea porque tuviste apoyo escolar muy bueno o porque no lo tuviste. ¿Te sientes preparado para dictar clases particulares en bachillerato?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar