Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Aspectos importantes de las clases particulares según la edad

Publicado por Daniela, el 25/04/2019 Blog > Apoyo escolar > Enseñanza particular según grupos generacionales: una guía

 

Todos tenemos más afinidad con grupos generacionales específicos, a veces coetáneos, otras con décadas de separación. Algunos piensan que la conversación con los adultos mayores es mucho más estimulante e instructiva que con personas de la misma edad; hay quienes disfrutan la compañía y ocurrencias de los niños; otros dirán que pasar tiempo con adolescentes o jóvenes adultos es mucho más ameno y ligero que pasar tiempo con personas con responsabilidades como un trabajo o una familia.

 

Con la docencia pasa algo similar: hay profesores y profesoras cuya motivación para enseñar está en el poder trabajar con niños pequeños, hay otros que prefieren trabajar en áreas muy específicas con estudiantes universitarios y otros prefieren la madurez y capacidad de aportar según vivencias propias de los mayores.

 

Pero, ¿cuál es el grupo generacional al que debo enseñar de manera particular? ¿Tengo las habilidades y herramientas necesarias para enseñarle a ese grupo específico? En este artículo, SuperProf explora las dimensiones más determinantes de la enseñanza centrada en la edad del estudiante y los requerimientos que, según expertos, son comunes a estas edades. ¡Sigue leyendo!

 

Importancia de la edad en los procesos de enseñanza y aprendizaje

 

Aunque muchos estudios se han concentrado en los retos que supone la labor de enseñar a generaciones en constante evolución en una época como la nuestra, marcada por transformaciones aceleradas y bruscas, parece que lo único invariable es el cambio. Esto significa que lo que se consideraba una pedagogía adecuada para niños hace un par de décadas, por ejemplo, puede resultar inoperante en contextos actuales, lo que implica un rediseño periódico de la enseñanza como instrumento de configuración social y progreso humano.

 

Por esta razón, para los y las docentes interesados en participar en los procesos de aprendizaje de cierto grupo generacional, la primera tarea será determinar la forma en la que aprenden los miembros del grupo en cuestión, sus valores, lo que consideran importante y los elementos de los que puede prescindir. Es posible que cuando aprendiste el abecedario el método más popular hayan sido las planas, pero los niños y niñas de hoy, al ser nativos digitales, tienen una fuerte influencia de herramientas virtuales para aprender casi cualquier cosa. De igual manera, las personas que tienen más de 70 años –algunas, no todas- pueden tener dificultades para aprenden en entornos enteramente digitales. En conclusión, lo importante a la hora de enseñarle a un grupo generacional específico es comprender sus debilidades y fortalezas, y adquirir destrezas y herramientas consecuentes con las mismas.

diferencias tiempo generaciones Los aspectos que diferencian o unen a los diferentes grupos generacionales son esenciales dentro de la enseñanza particular

Competencias generales para ejercer la docencia sin importar el grupo generacional

A pesar de que cada grupo generacional tiene requerimientos específicos y bastante diferentes, la normativa colombiana vigente establece las condiciones que cada docente debe cumplir para enseñar en cualquier institución y en cualquier nivel. Todo docente debe:

  • contar con un título universitario en educación, o
  • ser un profesional en un área específica, y en todos los casos,
  • ser una persona reconocida por su idoneidad ética

 

Cualidades generales de un docente particular 

También es posible afirmar que hay atributos que debe tener todo profesor o toda profesora independientemente de la edad de sus estudiantes. Entre estas cualidades o rasgos de personalidad, encontramos:

  • Responsabilidad
  • Paciencia
  • Innovación e inventiva
  • Flexibilidad
  • Observación
  • Cooperación
  • Es inspirador o inspiradora

La lista, por supuesto, se queda corta, pero en términos generales describen los atributos que debe tener una persona que se haga llamar docente. Al ser una enumeración subjetiva de una cuestión debatible, el lector o la lectora pueden añadirle elementos o modificarla según su percepción personal de esta labor.

cualidades atemporales docentes Puede que los tiempos hayan cambiado, pero hay cualidades que siempre serán necesarias en cada docente como la paciencia, la responsabilidad y la capacidad de motivar

Enseñanza particular preescolar

Si te gustan los niños y las niñas entre 0 y 6 años de edad, es posible que la enseñanza preescolar sea lo tuyo. Sin embargo, hay algunos aspectos que debes considerar previamente: en primer lugar, debes preguntarte si tu vocación se relaciona más con cuidar que con enseñar, y viceversa:

  • Si te inclinas por la enseñanza, debes saber que tu labor debe concentrarse en el desarrollo de capacidades que serán de gran importancia en la siguiente etapa del niño o la niña, es decir, la primaria; el título que debes tener para ello un título en pedagogía infantil, los cuales pueden centrarse en núcleos básicos correspondientes a diferentes áreas de formación.
  • Si te inclinas por el cuidado durante la primera infancia, tus labores están estrechamente relacionadas con el acompañamiento, asistencia y custodia para los niños y las niñas durante las horas que sus padres y madres no puedan hacerlo. Para esto, debes estudiar una carrera de atención integral a la primera infancia, un título de estimulación temprana o estudiar para adquirir competencias auxiliares en el cuidado infantil.

Si decides que lo tuyo es la enseñanza, muchos expertos concuerdan en que la adquisición de las siguientes competencias debe ser la prioridad de la educación preescolar:

preescolar competencias La enseñanza preescolar particular debe desarrollar competencias más que transmitir conocimientos

  • Competencias cognoscitivas y organizadoras: estas se refieren a la capacidad del infante para establecer relaciones con su mundo, es decir, capacidades que le permitan interpretar, distribuir y manipular su entorno de manera lógica y conveniente para un buen desempeño de labores utilizando su cerebro. Las actividades que pueden servir para dicho propósito pueden ser: ordenar figuras, clasificar colores, identificar y nombrar miembros de la familia y de la comunidad, clasificar objetos por sus tamaños, identificar fenómenos y expresar sus influencia en otros fenómenos.
  • Competencias comunicativas y lingüísticas: son las que le permiten a niños y niñas expresar información, sentimientos, peticiones y productos de sus ficciones de manera efectiva en forma de contenidos verbales y no verbales. Se trata de llevarlos de la manifestación de deseos o emociones mediante sonidos o monosílabos inconexos a la verbalización adecuada de esos y otros estados más complejos. Su adquisición temprana es de vital importancia, por lo cual mejor ayudarles a desarrollar el lenguaje de manera adecuada y oportuna. Herramientas como la repetición, el canto y las ayudas visuales son las más adecuadas para facilitar su desarrollo.
  • Competencias motoras: a través de ellas, los niños y las niñas aprenden a conocer su cuerpo y las posibilidades del espacio circundante, además de aprender a controlar los movimientos de su cuerpo y su desempeño espacial basado en la comprensión de las dimensiones y distancias. Las actividades adecuadas para desarrollar estas competencias son aquellas en las que se debe identificar partes del cuerpo y relacionarlas con alguna acción o algún movimiento, además de actividades en las que se crean figuras con las manos utilizando diferentes implementos o herramientas y en las que se producen creaciones artísticas correspondientes tanto a la realidad como a la imaginación.
  • Competencias socioemocionales: con estas competencias, el niño o la niña aprende reconocerse y describirse a sí mismo o así misma, además de permitirle interactuar con otros de manera sana, de desarrollar su autocontrol, de establecer y practicar conductas sociales propias de su entorno y de trabajar con otros en actividades grupales. Se trata de ayudarle a los niños a encontrar un equilibrio emocional producto de la búsqueda de bienestar y del respeto por el otro. Actividades como los deportes, las cuales aumentan la confianza y la autoestima, además de propiciar el trabajo en equipo, son muy provechosas para desarrollar este tipo de competencias.

 

Enseñanza particular para niños de primaria

Ahora pasamos a la enseñanza particular que va desde el grado primero hasta quinto. Durante estos años, los saberes que se deben impartir a los niños y a las niñas es mucho más específico y se sientan las bases para temas más complejos de grados superiores. Entre las estrategias más útiles y los aspectos más importantes de la enseñanza para los y las estudiantes de estos grados, encontramos:

retos primaria El reto para los profesores particulares o vinculados durante la primaria es establecer buenos hábitos de estudio y sentar buenas bases para el futuro

  • Elimina todas las distracciones: aunque muchos piensen que distraerse es algo que les ocurre con más frecuencia a niños y niñas, es algo que nos pasa a todos y entorpece el aprendizaje en cualquier etapa. Aconsejarles estudiar con sin la tele prendida, sin celulares cerca, en un cuarto sin distracciones visuales es solo el principio. Lo ideal sería aprender a concentrarse con la presencia de distracciones o sin ellas, pero, inicialmente, se pueden lograr mejores resultados si la atención de nuestros estudiantes particulares de primaria está centrada solo en los contenidos de las clases que hemos preparado.
  • Escucha: ¿recuerdas lo difícil que era hacerte escuchar cuando tenías 6 años, la frustración de pensar que tal vez tus opiniones no eran tan valiosas como las de los demás? Escuchar a tus estudiantes más pequeños les ayudará a sentirse más confiados y a desarrollar capacidades argumentativas si estas opiniones derivan en conversaciones que les lleve a expresarse de una manera más precisa y adecuada. Además, es posible que te encuentres con perlas de sabiduría que provienen de esas mentes incontenibles de los niños y las niñas que aún no han sido contaminadas por todas las restricciones del mundo de los adultos.
  • Enséñales a formar hábitos: si desde la primaria le enseñas que hay muy pocas cosas que la constancia no pueda alcanzar y que estudiar de manera regular es mejor que estudiar un día antes, alcanzar sus metas se hará cada día más posible.
  • Muéstrales el valor de la disciplina: la disciplina entendida como la capacidad de llevar a cabo por voluntad propia y no por coacción de otros le ayudará mucho a los niños y a las niñas a lo largo de toda su vida. Construye disciplina no desde las amenazas o el miedo, sino desde el entendimiento de la importancia de llevar a cabo lo que nos proponemos.
  • Efectividad por encima de intensidad: trata de no convertirte en uno de esos profesores que deja una cantidad absurda de tareas sin propósito. Por supuesto que es necesario que los y las estudiantes lleven a cabo actividades de forma individual, pero estas deben tener un propósito y una medida justa. Es mejor aprender a estudiar de forma efectiva que estudiar por horas y horas de manera intensiva y sin saber por qué se estudia lo que se estudia.
  • Corrige con cuidado, pero con firmeza: a veces es necesario corregir conductas, hábitos y comportamientos que generalmente no se consideran aceptables dentro o fuera de clase, y esto hace parte de la labor. El respeto y los argumentos son las herramientas más importantes para corregir estas conductas y, en consecuencia, hacer mejores seres humanos a través de la docencia.
  • Hay que gatear antes de poder caminar: muchos niños y niñas quieren aprenderlo todo a la vez, pero ayudarles a comprender que la vida es de procesos y que todo lo grande se compone de lo más pequeño les facilita comprender por qué se aprende cada cosa. Para evitar que se aburran o se distraigan, lo más recomendable es mantener su mente ocupada en aprender cambiando de actividad cada cierto tiempo; los rudimentos son importantes, pero hay muchas formas de enseñarlos.
  • No dejes dudas sin resolver: la curiosidad es uno de los atributos más valiosos de los niños y las niñas, y es la base de mentes con criterio en el futuro. Contesta sus preguntas, pero también aliéntales a investigar.

 

Enseñanza particular para estudiantes de bachillerato

Los retos que se presentan en esta etapa no son pocos. Si quieres dedicarte a las clases particulares para los y las jóvenes, debes tener en cuenta que la mayoría, por no decir todos, están atravesando por cambios sustanciales en todas las esferas de su vida y que las dinámicas sociales de hoy probablemente no son las mismas que cuando tú estabas en bachillerato. Por tanto, la mayor parte del tiempo, tu papel consistirá en ponerte en su lugar y buscar las soluciones que se ajusten a cada adulto.

recursos bachillerato En bachillerato, la enseñanza particular o en las instituciones se hará más fácil si se utilizan herramientas digitales

Con esto dicho, los consejos que podemos darte para la enseñanza de bachilleres son los siguientes:

  • Debes demostrarles para qué sirve lo que están aprendiendo: los adolescentes preguntan con frecuencia para qué les hacen aprender esto o aquello, y si no se les presenta una respuesta satisfactoria, es probable que decidan no aprenderlo o lo aprendan de mala manera. En parte, tienen razón en cuestionar la pertinencia de estudiar contenidos sin un aparente uso en la vida cotidiana. Pero, como tú sabes, cada tema que se aprende en el colegio tiene aplicabilidad en diferentes áreas de la vida y tu labor es mostrarles y demostrarles dichas aplicaciones.
  • Enseñar el valor del esfuerzo: las facilidades del mundo moderno han causado que muchos jóvenes quieran y exijan que todo se les proporcione a pedir de boca, sin el menor esfuerzo. A riesgo de ser impopular y de ir contra la corriente, no regales notas o hagas concesiones muy grandes muy rápido. No tienes que ser un profesor injusto, es solo que las respuestas que se obtienen sin invertir un mínimo de pensamiento, a la larga son más perjudiciales para estos jóvenes.
  • Recalca la importancia del aprendizaje para su futuro: trata de mostrar a tus estudiantes que el futuro casi siempre es producto de lo que se haga en el momento presente. Por muy insignificante que parezcan, todos los conocimientos que se adquieran pueden tener utilidad en el futuro.
  • Enséñales el valor del tiempo: los jóvenes suelen pensar que el futuro está muy lejos y que todo puede dejarse para más tarde. La docencia particular debería servir, entre otras cosas, para enseñar a utilizar el tiempo y su valor.  
  • Enséñales que la integridad debe practicarse siempre: muchos adolescentes quieren ser reconocidos por su ‘astucia’, que más bien es un conjunto de acciones para aplazar lo inevitable o para burlar o desafiar a las autoridades en un esfuerzo por parecer valientes o muy maduros. Al enseñarles que estos atajos o estas temeridades (copiar sus tareas, hacer trampa en los exámenes o mentir de algún modo) solo los perjudican a ellos, les estás enseñando a ser personas verdaderamente íntegras sin importar quién los esté mirando.

 

Enseñanza particular para estudiantes universitarios

La facilidad o el grado de dificultad de las clases particulares para estudiantes de nivel universitario depende de los hábitos de estudio que él o ella tengan, si es que los tienen. Además, la nueva configuración de aprendizaje, muy diferente a la del colegio (las clases van más rápido, los horarios cambian drásticamente, contacto con distracciones más peligrosas, proyectos más grandes y de elaboración independiente), puede dificultar el proceso. Es por esta razón que los siguientes consejos pueden ayudarte en tu labor y facilitar el paso de tus estudiantes por la universidad:

decisiones universidad La universidad ofrece muchas posibilidades y muchas distracciones: lo importante es enseñarles a no distraerse de sus objetivos y a tomar buenas decisiones

  • Explica todo a un ritmo adecuado: ni muy rápido ni muy lento. Los estudiantes universitarios seguramente acuden a ti en busca de explicaciones lo suficientemente pausadas como para entender lo que no se pudo en clase, pero no es muy conveniente que todo el tiempo tengan que recurrir a explicaciones a un ritmo muy lento para poder comprender. Además, si llevas las clases a un ritmo adecuado, les enseñas a desarrollar sus capacidades interpretativas. De todas formas, descubrirás el ritmo que deben llevar las clases con cada estudiante.
  • Fomenta la autonomía de tus estudiantes: podría decirse que la universidad es el escenario en el que, por primera vez, nos enfrentamos a decisiones verdaderamente autónomas. Más que darles las respuestas, se trata de enseñarles a encontrar las respuestas y a tomar decisiones adecuadas utilizando su criterio y las herramientas a su disposición.
  • Comparte las herramientas y claves que utilizabas en la universidad: lo que aprendiste en tus años universitarios puede ser de gran ayuda para tus estudiantes, pero cuida de no convertir tus clases en un cúmulo de anécdotas propias.
  • Enséñales a tomar notas: la capacidad de sintetizar información en frases cortas, a sustraer lo más importante o frecuente y de graficar de un modo claro lo que tal vez nos cuesta expresar con palabras es uno de los legados más valiosos que les puedes dejar a los estudiantes en este grupo generacional.
  • Trata de desarrollar sus habilidades de argumentación: la universidad es un espacio donde el pensamiento rige muchas académicas y sociales. Más allá de política, religión o fútbol, un estudiante universitario debe poder sustentar sus opiniones y afirmaciones con argumentos bien delimitados. Puede que haya estudiantes que piensen que sus carreras se inscriben en otro tipo de pensamiento, pero el criterio es algo que debe desarrollarse en todos los seres humanos.
  • Enséñales las ventajas de ser práctico: hay detalles importantes, pero la universidad nos enseña – o nos debería enseñar- a apreciar lo verdaderamente importante. Las clases particulares son la oportunidad de enseñarle a estos jóvenes adultos todo tipo de soluciones prácticas para su estudio, desde la forma en que se lee hasta la selección de los horarios.

Enseñanza particular para adultos

Hay muchas ventajas de enseñarle a adultos, pero también hay aspectos que pueden dificultar tu labor: por un lado, está su experiencia y su madurez; por otro lado, algunos tienden a ser muy obstinados o pueden tener malos hábitos de estudio muy arraigados. Sea cual sea el caso, aquí te presentamos algunos aspectos relevantes en el aprendizaje de adultos, así como algunas herramientas útiles para la enseñanza dirigida a este grupo generacional:

adultos responsabilidades Algunos adultos tienen muchas obligaciones a parte de las clases particulares que toman contigo, entonces procura que tus clases sean amenas y efectivas

  1. Los adultos encuentran motivaciones internas y externas para estudiar: su decisión de estudiar responde a intereses propios, y no a las presiones de otro. Generalmente, hombres y mujeres en edad adulta buscan complementar sus estudios para obtener mejores trabajos o para aprender una ciencia o un arte al que no habían podido dedicarse por causa de sus compromisos en casa o en el trabajo.
  2. Trabajan a través de sus conocimientos y aprendizajes previos: el adulto construye conocimiento con base en lo que ha aprendido a lo largo de su vida, no solo en lo referente a su carrera u oficio, sino en lo que lo ha visto o presenciado, los cambios sociales y las verdades perennes de la vida.
  3. Trabajan con material relevante: cada persona tiene una definición muy personal de lo que significa relevante. Es por esto que te recomendamos indagar sobre lo que el estudiante considera importante: a algunos podría interesarle los temas de actualidad, a otros la literatura fantástica. Una conversación sobre estos temas previa a las clases te puede dar buenas ideas sobre los temas que se pueden discutir en clase.
  4. Exigen respeto: es tal vez la recomendación más importante. Para los estudiantes adultos, la percepción que los demás tienen de ellos y a la forma a la que los demás se refieren a ellos, en especial a sus conocimientos, es muy importante. Por eso te recomendamos que involucres a tus estudiantes tanto como sea posible en la construcción de conocimiento a través de sus experiencias.

Después de leer este artículo, ¿le darías clases particulares a estudiantes del grupo generacional que tenías en mente o cambiaste de opinión? Si tienes alguna sugerencia o duda referente a este tema, no dudes en dejarlo en la sección de comentarios.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…
avatar