Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Estudiar chino en Colombia no es  un privilegio exótico, es asequible y es posible

Publicado por Jose, el 09/06/2019 Blog > Idiomas > Chino > ¿Cuánto cuesta realmente aprender mandarín en Colombia?

La influencia que China ha tenido sobre Colombia no es ninguna novedad. Algunos recordarán en los años 60’s toda la influencia que tuvo el maoísmo en el país. No eran pocos los libros rojos que llegaban con citas de Mao a las ciudades de toda Colombia. En la actualidad, China invierte miles de millones de pesos en inversiones de ingeniería, mercadeo y tecnología. Y la absorción de su cultura, se hace cada vez más inevitable.

Si bien, Colombia aún no está a la vanguardia de los países con mayor migración china en el continente, superado por EEUU, Cuba, Costa Rica, Panamá y Brasil; es un país que alberga una oferta económica y una política de inversión extranjera que cada vez la hace más apetecible para el titán de oriente. Estamos tomando cada vez más distancia de la dependencia con EEUU, y teniendo a una apertura más global del mercado.

El gigante de oriente es China Se ha dicho de China, en varios titulares de periódicos ya análisis políticos y económicos: «China se ha puesto de pie».

Estas no son necesariamente buenas noticias, si por un lado esta situación puede atraer mayor inversión china en materia de investigación e internacionalización, puede que lo único que traigan los tratados económicos son más “Made in China”. Si Colombia no demuestra una verdadera curiosidad y una apertura de la conciencia que se interese por la diferencia, China puede que jamás deje de vernos como un aliado puramente comercial. Encarar la dificultad del idioma y estar dispuestos a empaparnos de la cultura es una muestra de fraternidad que puede realmente llevarnos a un intercambio cultural, educativo, científico y social, que no se quede únicamente en los números.

China ya ha demostrado por un siglo su interés en América Latina, y año tras año cada vez son más los colombianos que deciden empezar sus vidas en China. El primer paso, sin duda, para abrirse a esta posibilidad titánica es hablar el mismo idioma.

Si ya estas motivándote a aprender mandarín, vas a ver que en varias ciudades de Colombia encontrarás las herramientas para que puedas empezar, ¡dese ya!, a memorizar caracteres chinos.

¿Cuánto vale el chiste de estudiar chino en Colombia?

Hoy te queremos dar una idea de cuantos presupuestos puedes necesitar inicialmente para empezar esta aventura idiomática. Al ser una “lengua exótica”, se tiene en la cabeza que es costoso y extravagante, sin ninguna utilidad, y que hasta puede resultar como un gasto contraproducente. Pero es todo lo contrario. Cada vez es más frecuente aprender chino mandarín por necesidades de empleo y para romper barreras que nos permite acceder a mejores oportunidades laborales y de estudio.

La moneda oficial de la República Popular China El «renminbi», más conocido como «ren» (abreviado RMB, escrito en chino simplificado como人民币) significa literalmente «moneda del pueblo» y es la moneda oficial en toda la República Popular China, menos en Hong Kong.

Si necesitas, obligatoriamente, verlo como una inversión a mediano o largo plazo: La respuesta es sí, es una gran inversión. Pero es realmente superficial y aburrido aprender una lengua “para hacer dinero”. Ponerle valor a una lengua es subestimar el valor simbólico y cultural de toda un paradigma rico y diferente de vida. La invitación es a que te enamores de la cultura china y que esta pueda empezar a hacer parte de tu cotidianidad. Aprender mandarín no es como hacer un diplomado en negocios, significa que poder hablar y leer mandarín te dará la posibilidad de leer poesía, ensayo, periodismo en chino, a ver programas de televisión, series, cine y todo el repertorio de arte que tiene para ofrecer el país más poblado del mundo… que de seguro es aturdidor.

¿Ya conoces nuestra guía de supervivencia para principiantes en el mandarín?

Requisitos y currículos de aprendizaje

Me imagino que ya te debes estar  un montón de preguntas al respecto:

  • ¿Cuánto tiempo necesitaré empezar a hablar y entender fluidamente el idioma?
  • ¿Cuánto cuestan unas clases de chino en Bogotá, en Medellín, en Cali, en Barranquilla, en Bucaramanga, en Pereira, en Santa Marta o en Manizales?
  • ¿Cómo puedo llegar al mejor método y a los mejores profesores con mi presupuesto?

Sin duda, como ya te veníamos diciendo, la plata es un factor importante. Estudiar chino casi siempre va a ser más costoso que estudiar inglés, francés o alemán, por varias razones que no son difíciles de imaginar. Por un lado, la oferta de cursos de inglés hoy en día es casi abrumadora, hemos hecho que el inglés sea un incipiente obligatoria en la vida laboral, además, la industria cultural, casi toda, es anglófona, lo que hace que casi todo el material audiovisual que consumimos… son gringos.

El mandarín hasta ahora se está dando a conocer en América Latina debido en gran parte a las diferencias abismales que hay lingüísticamente. Su aprendizaje no se populariza con tanta rapidez. Como es tan diferente, su estudio merece más horas de clase, más frecuencia y acompañamiento más personalizado, dando por hecho que son pocos los profesores que dominan bien la lengua y tienen además las aptitudes pedagógicas para enseñarla. Los materiales, por otro lado, tampoco es fácil conseguirlos y muchas veces es costoso comprar libros de texto originales. Pero cada vez hay más ventajas y menos zancadillas. Hay cada vez más aplicaciones gratuitas que funcionan para memorizar caracteres y practicar diariamente lo aprendido en clase.

Pero, más importante que cualquier cosa, ¿ya tienes un profesor de mandarín? Acá te contamos todo lo que debes saber para escoger al mejor.

Frase del Tao Te King «Se instalan puertas y ventanas para la habitación, pero del vacío interior depende su utilidad. Ponemos atención en la apariencia, pero lo que realmente sirve es la esencia«. Tao Te King, Capítulo XI.

Te hacemos una lista de elementos que deben estar en el currículo de cualquier profesor de mandarín:

  • Ejercicios de comprensión lectora, tanto en caracteres, como en pinyin.
  • Aprendizaje de los caracteres chinos simplificados, su escritura, sus diversos usos, sus aspectos en la caligrafía y concejos memorísticos.
  • Práctica oral y seguimiento en la pronunciación.
  • Clases de conversación, que involucren el estudio de frases cotidianas y vocabulario necesario en la vida diaria.
  • Si es posible, que el profesor sepa inglés y nos pueda dar más ejemplo y comparaciones en términos del vocabulario y la gramática del mandarín.
  • Pueda brindarnos preparación para el examen oficial HSK de suficiencia y clasificación en mandarín.
  • Si el profesor no es nativo, es necesario que haya vivido o viajado a china, para que no solo pueda enseñarnos la lengua, sino también su uso y nos puedan involucrar con la cultura.
  • Que tenga experiencia dando clases en varios niveles de aprendizaje en mandarín, desde lo más básico, hasta nivelación para presentar los exámenes de suficiencia.
  • Que tenga experiencia en pedagogía y que conozca métodos efectivos y prácticos para que nuestro aprendizaje sea lo más ameno.

Profesores particulares con Superprof

Entonces, hablemos de números. Con un profesor particular, una sesión de dos horas, hora y media, dependiendo de la necesidad y la paciencia del estudiante, puede costar alrededor de $50.000. Por supuesto, depende de la formación del profesor, del tiempo de desplazamiento, de la cantidad de estudiantes, de si es nativo o profesor local, si cuenta con un método especial, si cuenta con materiales como cartillas, grabaciones de audio, libros o guías. Pero el precio ronda entre los $35.000 y los $65.000 en la ciudad de Bogotá y Medellín; en ciudades más pequeñas, donde el costo de vida es menor, y las distancias son mucho menores, los costos disminuyen, pero es más mucho más difícil conseguir una oferta disponible. Allí puede oscilar el precio entre $25.000 y $45.000. Pero lamentablemente, por ahora es muy escasa la oferta disponible en ciudades pequeñas, porque incluso Bogotá tiene un catálogo bastante reducido en proporción a otras lenguas más populares

¡Pero anímate! Esto es buen indicio de que es una lengua en crecimiento, con muchísimo futuro en un plazo medio. Si eliges aprender desde ya, estas asegurándote como un posible profesor de mandarín en unos cinco años, donde habrá un mercado con mucha demanda y poca oferta, muy bien pago. Por darte algunas motivaciones: cada vez son más los colegios que incluyen vacantes para profesores que sepan mandarín, y al ser tan escasos, ¡los remuneran muy bien! Sin duda, es una lengua que te abrirá puertas gigantescas en el mundo laboral y educativo, además de que te da una formación y un paradigma de pensamiento completamente distinto.

Aprender chino en línea

Una opción con una alta variedad de ofertas, costos y que es una opción recomendada en niveles avanzados, pero no tanto para niveles básicos donde el seguimiento y la asistencia personalizada son fundamentales, son las clases virtuales. Superprof tiene un repertorio bastante amplio de profesores de chino que dominan el español y que tienen una experiencia considerable enseñando vía Skype y otras plataformas digitales. Si bien, mucha gente prefiere obligatoriamente la asistencia presencial, cada vez más son las personas que encuentran facilidades en las clases de esta modalidad. Es una cuestión de adaptación. Sin duda, las clases en línea puede resultar tan útiles como las clases en casa, eso sí, desde que tengas una buena conexión a internet, un computador con buen sonido, buena cámara y micrófono. Si tu tecnología no es la mejor, puede que todo resulte siendo un desastre.

En este caso de las clases a distancia los costos son más asequibles. Las sesiones siguen siendo igualmente personalizadas a nuestras necesidades personales, como estudiantes nuevos, o con conocimientos y bases en el mandarín.

Hong Kong es el puerto financiero de China Hong Kong es una ciudad particular, bien distinta de China continental, mucho más globalizada y destinada a ser una frontera bursátil y cultural. Además de mandarín, predomina el cantonés y es muchísimo más probable encontrar hablantes de inglés.

Concejos para economizar

Para lograr un mejor precio, los mejores concejos son centrarse en que la mayoría del trabajo se autónomo, exigiéndonos mucha disciplina y trabajo en casa por parte de nosotros mismo. Otro truco es compartir las clases con alguien que tenga nuestro mismo nivel y disposición para el aprendizaje. Esta la opción de aprender con alguien que aún no habla como nativo el idioma, pero que ya conoce las bases y tienen grandes capacidades de enseñanza. Es el caso de estudiantes de lenguas modernas que ofrecen clases de mandarín, aun siendo estudiantes universitarios. También está el caso opuesto de hablantes nativos de chino que no conocen bien el español, pero así mismo puede ayudarnos bastante por su conocimiento materno de la lengua y de la cultura.

El mejor tip, en todo caso, es que te prepares para largas sesiones de repaso contigo mismo. El mandarín exige la memorización de muchísimos caracteres, de un trabajo constante con la interpretación auditiva y la practica oral. Por eso, tendrás que aprovechar al máximo tus apuntes, tu libro de texto… ¿y por qué no? A tu conexión a internet para sacarle jugo a todas las aplicaciones que puedan ayudarte. Te recomendamos algunas:

Hello Chinese es la mejor que existe al día de hoy en español, esencialmente porque es gratuita y esta magníficamente desarrollada, realmente pensada para la práctica diaria en transporte público, en el baño, en una sala de espera de alguna EPS, o antes de dormir.

Tiene un método que se basa en el pinyin, que es la transcripción fonética del sonido de los caracteres a nuestro alfabeto. Nos enseña palabras útiles, separadas en módulos de dificultad, y adicionalmente integra elementos de la gramática y los hace mucho más rápidos de asimilar mediante ejercicios de practica interactivos que implica hacer traducciones, juegos de palabras, practica oral con el micrófono del celular y hasta dibujos de los caracteres en pantallas táctiles. Todo resulta de maravilla para iniciarse en el mandarín. Por si fuera poco, la aplicación incluye grabaciones de personas reales diciendo palabras en mandarín, lo que nos permiten enfrentarnos a como suena realmente el chino coloquialemente, en las calles de Shangai, Beijing, Shenzhen o Chengdu.

Aplicaci´n para móviles Hello Chinese La aplicación HelloChinese puede descargarse desde PlayStore o AppStore sin ningún costo.

También está Duolingo, que ya es bastante popular, pero que tiene bastantes dificultades aún en español. Si bien ya está disponible aprender francés, alemán, inglés, portugués y hasta catalán en español, aún son pocos idiomas. Si manejas bien el inglés, puedes cambiar el idioma de la aplicación y enfrentarte a aprender mandarín desde inglés, un ejercicio que no será del todo fácil a menos que realmente domines el idioma.

Skritter es una de las más famosas aplicaciones que han sido hechas exclusivamente para aprender y mejorar la memorización y la escritura de los caracteres. Es muy completa en este sentido, pero puede ser un poco exigente con tu celular si este es viejo, pues, solo funciona en actualizaciones recientes de Android y iOS. Eso sí… el gran defecto es que hay que pagar, a diferencia de las anteriores.

Hay muchas otras: FluentU, Chinese Pod, Chinese Writer, Anki, The Chairman’s Bao, Pleco, Chino HSK, o Hanping. Se trata de que explores varias, y encuentres el método al que más te ajustes, acá una lista de las favoritas.

Pero si lo tuyo no es la tecnología, no lo pienses dos veces para buscar tu profesor particular a domicilio con Superprof. En la plataforma podrás encontrar todo tipo de docentes: profesores jóvenes que aún son estudiantes universitarios, de licenciatura, filología y lenguas modernas; profesores nativos que han vivido mucho tiempo en Colombia y en toras partes de Latinoamérica; profesores locales que han vivido mucho tiempo en China y ya han asimilado y comprenden la cultura.

Un ingrediente al que debes ponerle mucha atención es al método que utilice el profesor en sus clases. Al ser un idioma tan distinto, aún hay muchas maneras de enseñarlo. Hay varias que son experimentales, orientadas a la memoria visual y a la comprensión oral, pero también están las maneras tradicionales que de alguna manera emulan el aprendizaje de las escuelas en China: muchísimas planas, ejercicios y exámenes. La verdad es que deben haber un poco de ambas. Por más que nos suene aburridor y anacrónico, las planas y los ejercicios de gramática son fundamentales en el aprendizaje del mandarín, casi que podría decirse que irremplazables: Aprender chino mandarín es aprender nuevamente, desde cero, a leer y a escribir. ¡Es como volver al kínder!

Hay muchas más herramientas hoy en día para continuar aprendiendo chino, acá te contamos cuáles son.

Aprender en Institutos y Academias

Si lo tuyo son las aulas de clase, también te podemos dar una guía rápida del panorama. Bogotá es bastante privilegiada en este asunto, pues es la ciudad con más oferta de cursos de mandarín, de lo más diversos presupuestos, y con distintos tipos de intensidad que se ajustan a los horarios de empleados, estudiantes, niños y pensionados.

Por un lado, están los famosísimos Institutos Confucio, que son los más renombrados en todos los países para la enseñanza de la lengua asiática. En Bogotá, el Instituto Confucio encuentra dos filiaciones académicas en dos universidades distintas: la Universidad Jorge Tadeo Lozano y la Universidad de los Andes. Ambas son universidades privadas, con altísimos costos de matrícula, lo que hace que esta opción no sea tan viable si tu presupuesto no es tan amplio.

Instituto de la UJTL en el centro de la ciudad. Instituto Confucio de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, en pleno centro de Bogotá.

Ambos son Institutos infalibles, con una trayectoria incuestionable, profesores esplendidos y un rigor que exigirá bastante de nosotros mismos. Son opciones excelentes si tenemos la disponibilidad de tiempo y de presupuesto. Sus métodos son probablemente los más estrictos, pero así mismo, garantizan un aprendizaje con bases muy sólidas, muchísima práctica y, lo más importante, con muchísimas oportunidades de estudio posteriores. ¿Qué quiere decir esto? Al ser Institutos que tienen una misión de difusión cultural en el país, y portan, de alguna manera, la bandera de China en Colombia, ofrecen muchísimas oportunidades de estudio, trabajo e intercambio para sus mejores estudiantes. Son los más capacitados para prepárate para el examen de suficiencia HSK.

Academia en el norte de Bogotá Academia de Lenguas Orientales está ubicada en el norte de la ciudad, al igual que el Centro de Idiomas Asiáticos.

Ambos Institutos, de los que resalta por su trayectoria el de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, tiene una oferta cultural que no se reduce a la enseñanza de la lengua, sino que organiza muchos más eventos conducidos a la difusión de la cultura, su gastronomía, costumbres, festividades, cine, política y vida universitaria. Organizan también concursos de oratoria y expresión escrita. Los cursos tienen modalidades para niños, para adultos regular, semi intensivo e intensivo.

Si te interesa cotizar esta opción, ver los horarios disponibles, o simplemente saber un poco más, visita el siguiente enlace. 

Ahora es importante que también tengas en cuenta los cursos que ofrecen las universidades públicas, mucho más asequibles y de una calidad igualmente superior. Aquí destaca el Curso de Extensión de idiomas de la Universidad Nacional de Colombia, que cuenta con su programa de mandarín, abierto para todo público, los días sábados. Y el programa del Instituto de Lenguas de la Universidad Distrital.

Si eres estudiante universitario, no lo pienses dos veces en disfrutar de los cursos electivos de chino que ofrezcan en tu universidad.

Otras academias que existen en el aprendizaje de mandarín, y que también son de alta calidad y utilizan métodos aptos para toda clase de estudiantes son: el Centro de Idiomas Asiáticos, la Academia de Lenguas Orientales y la Alianza Colombo China. Cada uno ofrece un currículo muy ordenado y se vale de profesores nativos que también forman nuestra perspectiva con ingredientes de la cultura china. Ambas son opciones también recomendadas.

Otra opción de aprender mandarín Otra opción es la Alianza Colombo China

Ahora, los precios de las matrículas varían bastante dependiendo del tipo de cursos que busquemos, si son especializados para niños o si son para adultos, sin tienen un enfoque general o un enfoque para negocios, si tienen materiales incluidos o exigen la compra de libros costosos. Algo decisivo es la intensidad y el número de horas semanales que asistamos.

Ya ves que es más que posible aprender mandarín en Bogotá. Si bien la oferta en otras ciudades de Colombia es más reducida, ya tienen una noción bastante amplia de lo que debes buscar a la hora de emprender la aventura. Si aún tienes dudas sobre la lengua y la cultura, lee este artículo adicional. 

No lo pienses más, el mandarín es un idioma que requiere, ante todo, muchísimo tiempo, paciencia y disciplina. Si empiezas cuanto antes, tendrás más tiempo para atravesar la dificultad de la lengua y empezar a hablar fluidamente.

¡Anímate! Estas a tiempo de aprender esta lengua maravillosa.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar