Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Es posible dar clases particulares y ser bueno en la universidad?

Publicado por Carlos, el 05/05/2019 Blog > Apoyo escolar > Estudiantes que dan clases particulares: una nueva tendencia

 

Es probable que tu papá, tu mamá o algún familiar te hayan hablado de lo difícil que fue para ellos o para ellas obtener su título, que tuvieron que trabajar y estudiar al mismo tiempo. Es más: si eres estudiante, lo más seguro es que estés considerando alternar tus compromisos labores y académicos para convertirte en lo que quieres y poder cubrir tus gastos del mes.

 

Para la mayor parte de los y las estudiantes colombianos, estudiar es un lujo que pueden permitirse con entradas extras, ya sea que cuenten con el apoyo de sus padres o que su situación les obligue a pagar sus estudios solos. Por otro lado, debemos tener en cuenta que los enormes esfuerzos que debe hacer una persona que se dedique a las dos cosas hace que muy pocas personas tengan éxito en esta empresa: se requiere de gran disciplina, energía y responsabilidad para poder cumplir cabalmente con las dos labores, y, por lo general, ambas son muy demandantes, tanto en lo físico como en lo intelectual y en lo emocional.

 

SuperProf te describe en este artículo una de las posibles soluciones para seguir estudiando sin tener que desgastarte o bajar de nivel. ¡Sigue leyendo!

 

Costos de una carrera en Colombia

 

¿Sabías que, en promedio, el costo de terminar una carrera en nuestro país es equivalente al costo de un BMW Clase A200 o el costo de un apartamento de 60m2? Increíble, pero tristemente muy cierto.

costo educación mayor que ingresos Cada año, el costo de la educación -y de la vida en general- aumenta considerablemente, mientras que el incremento en los ingresos es muy bajo en proporción

Nuestro país se destaca en la región por tener niveles de desigualdad muy marcados en diferentes esferas, incluyendo la educación, y esto se hace mucho más perceptible al comparar las zonas urbanas con las rurales. Un informe del Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, Rimisp, de 2017 titulado Pobreza y desigualdad. Informe latinoamericano 2017, revela que, a pesar de los esfuerzos desde diferentes instancias para cerrar la brecha entre los estratos altos y los más bajos en lo referente al acceso a la educación, las posibilidades de recibir formación de calidad son muy reducidas para las personas de recursos limitados. Si a esto le sumamos que entre 2007 y 2014, el salario mínimo aumentó solo en un 42%, mientras el costo de las matrículas de las universidades aumentó entre 80% y 120% durante ese mismo periodo, podemos hacernos una idea de las necesidades que muchas familias deben pasar para  darle una carrera a sus hijos o los esfuerzos que deben hacer las personas que no cuentan con respaldo de otros.

 

Para ilustrar esta situación de manera más precisa, la Revista Semana realizó un estudio comparativo de los costos de estudiar en diferentes ciudades tomando como base la carrera de administración de empresas, una de las más solicitadas, y produjo los siguientes resultados:

 

Matrícula*Transporte*Alimentación*Total**
Bogotá123’216.0005’280.0009’000.000 a 15’000.000170 millones
Cali85’750.0004’560.00011’200.000115 millones
Medellín80’274.2502’400.0003’900.000 a 7’200.000120 millones
Barranquilla83’101.0004’800.0008’000.000 a 10’000.000130 millones

*Total promedio por toda la carrera

**En este total congloba gastos no incluidos dentro de esta tabla, tales como fotocopias, vivienda, vestimenta o esparcimiento

Aunque, como se dijo, se toman estos datos con base en la carrera de administración de empresas, los costos de estudiar otras áreas profesionales no son muy diferente, y hasta pueden llegar a ser más altos Si se tiene en cuenta que cada carrera exige materiales específicos y que la cantidad estipulada para los costos de transporte y alimentación varía según las condiciones y necesidades de cada estudiante, es posible que algunas carreras cuesten mucho más de lo que se expresa en la tabla.

Puede que las universidades públicas cuesten menos en cuanto a matrículas y algunas ofrecen servicios de alimentación y transporte para los estudiantes, pero estos beneficios no cubren a toda la población estudiantil que los requiere.

La información que acabamos de presentarte solo hace parte de los motivos por los que dar clases particulares es una solución cómoda y rentable para los aprietos económicos que generalmente rodean la educación superior. Muchas personas deben buscar trabajos de tiempo completo y estudiar en las noches para ver solo dos materias, máximo 3, pero si te dedicas a la educación personalizada presencial o virtual, puedes organizar tu tiempo y avanzar en tus estudios a un ritmo normal.

 

Dificultades de trabajar y estudiar al mismo tiempo

No hay nada imposible, pero si hay algo que se acerque a este apelativo es trabajar tiempo completo y seguir el programa de estudio con todos los créditos que se supone deben aprobarse por nivel.

dificultades estudiar trabajar Uno de los obstáculos que pueden presentarse cuando trabajas y estudias simultáneamente es sincronizar tu tiempo con el de tus compañeros para realizar tareas grupales, pero esto puede arreglarse con gestores de proyectos y buena comunicación

Estudios de la Universidad de Washington – y de psicólogos clínicos de otras instituciones más cercanas a nuestro contexto- referentes al desempeño de los y las estudiantes que trabajan y estudian simultáneamente, revelaron que las dificultades que principalmente se le presentan a quien toma esta valiente decisión son los siguientes:

  • Deserción escolar: cuando las personas no estudian por convicción sino únicamente para ganar dinero, aunque no tengan dificultades económicas, es poco probable que inviertan tiempo y esfuerzos en sus estudios o que lleguen a terminarlos. 
  • Bajo rendimiento académico: quienes trabajan más de 20 horas semanales tienden a participar cada vez menos en clase y a disminuir la calidad de sus productos académicos a medida que se aumenta la carga laboral. Esto puede parecer bastante lógico desde una perspectiva temporal (“tengo muy poco tiempo, entonces no me dedico a mis estudios de la misma manera que una persona que tiene todo el día exclusivamente para estudiar”), pero es mucho más que eso: las personas que dependen enteramente de su trabajo propio para subsistir le darán más importancia a la fuente inmediata de sus ingresos, aun cuando dedicarse a sus estudios pueda ser una respuesta más duradera y sólida a este tipo de problemas.
  • Deterioro físico: el desgaste que producen jornadas de trabajo y estudio prolongadas puede afectar la salud del profesor / estudiante, a veces de forma permanente. Si no se acompañan estas dos labores con hábitos saludables y se opta por comer lo primero que se atraviese y a deshoras, abusar de bebidas energizantes y dormir poco o nada, es posible que no se pueda hacer las dos cosas a la vez, incluso ninguna de las dos.
  • Búsqueda de alicientes poco saludables: el estudio revela que los altos niveles de estrés que genera la realización simultánea de estas dos tareas, suele conducir a la búsqueda de escapes como alcohol y sustancias alucinógenas o de rendimiento para liberarse momentáneamente de las presiones. Sobra decir que las consecuencias pueden ser nefastas.

La ventaja de las clases particulares es que puedes planearlas a tu ritmo para que no llegue a estos extremos. Sin embargo, para quienes sientan que alguno de los escenarios está a punto de pasar o está pasando, la buena noticia es que hay muchas soluciones para superar estas dificultades y poder dar clase

 

Estrategias para estudiar y trabajar al mismo tiempo sin morir en el intento

Aunque lo que has leído hasta el momento puede no sonar muy alentador, creemos firmemente que, con hábitos adecuados, se pueden dar clases particulares y dar lo mejor de ti en tus estudios. Aquí reunimos algunas estrategias para ti:

tiempo orden éxito Organiza tu espacio de trabajo y tus pendientes de modo que puedas optimizar el tiempo que tienes

  • Aprovecha el tiempo: el tiempo se convertirá en tu recurso más valioso para lograr tus metas. Trata de encontrar la forma de simplificar para no repetir labores o prolongar tus tareas más de lo necesario. Por ejemplo, si sabes que tienes varios trabajos pendientes que requieren de material bibliográfico impreso de la biblioteca, ¿por qué no hacer un solo viaje a la biblioteca?; si sabes que te cuesta levantarte temprano o sacar tiempo para preparar la comida del día, ¿por qué no dejarla desde el día anterior o adelantar procesos como picar fruta o separar las porciones a principio de semana?
  • Busca formas adecuadas de liberar estrés: muchas personas confunden el esparcimiento con formas de autodestrucción o de excesos. Lo cierto es que actividades demasiado difíciles de procurarse o muy peligrosas nos dejan más exhaustos de los que pensamos. Lo mejor es encontrar formas de ocio saludables y adecuadas, y esto depende de solo de ti: si lo tuyo es leer, lee; si lo tuyo es dormir, duerme; si lo tuyo es caminar, camina. Es bastante simple, lo importante es evaluar cómo te sientes después de la actividad o de la inactividad: si te sientes más descansado o más relajada, es una buena opción.
  • Organiza tus espacios y tus pendientes: un entorno ordenado y una lista de pendientes al día evitarán que seas presa de la desesperación o que tengas que recurrir a soluciones de último minuto. Muchos expertos recomiendan descomponer las tareas grandes para hacerlas más abordables y menos abrumadoras. Además, tener todo en su sitio, un sitio que tú sabes que puedes recordar y conservar, hace que te ahorres tiempo valioso. A veces, la mayor parte del día se nos va en cosas que pueden evitarse si ordenamos nuestro espacio y nuestras ideas.
  • Busca ayuda cuando sea necesario: es probable que tengas amigos en algunas clases o que tengas compañeros confiables y amables a los que puedas acudir en caso de emergencia. No se trata de aprovecharse de otros, sino de recurrir a ellos cuando tengas algún tipo de dificultad. De igual manera, ponte a su disposición, se puede aprender mucho más tratando de explicar.
  • Cree en tus capacidades, pero sé justo contigo mismo o contigo misma: lo primero es creer que podemos lograr todo lo que nos proponemos; lo segundo es analizar cómo podemos alcanzar nuestras metas de acuerdo a nuestras capacidades. Muchas veces tendremos que desarrollar habilidades existentes o crear algunas nuevas, pero no hay nada imposible con el método adecuado.

pasatiempos adecuados salud Encuentra la forma de practicar pasatiempos saludables: pintar es una buena opción y una técnica de relajación comprobada

Entonces, ¿es posible trabajar y estudiar al mismo tiempo?

Tal vez la respuesta más acertada es, pero todo depende de la voluntad y disciplina de la persona para desempeñar ambas labores. Hay muchos profesionales, dentro y fuera del campo de la docencia, por los cuales sentimos una profunda admiración debido a la experticia que muestran por en su trabajo y por su hoja de vida tan impresionante, la cual es producto de combinar el saber con el hacer, es decir, estudiando y trabajando.

Además, si otros y otras lo han logrado, ¿por qué no podrías hacerlo tú?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar