Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Por qué estudiar y dar clases particulares simultáneamente?

Publicado por Daniela, el 05/05/2019 Blog > Apoyo escolar > Por qué debes animarte a dar clases a domicilio si eres estudiante

 

La vida nos presenta una gran cantidad de retos cada día, situaciones en las que debemos demostrar de qué estamos hechos: a algunos les toca luchar para sobrevivir, a otros les cuesta una materia, algunos no hemos podido aprender a cambiar la hora del microondas y habrá quienes sufran por las rupturas de parejas famosas, reales o ficticias.

 

Sin querer menospreciar el peso o complejidad del reto para quien debe afrontarlo, tener que estudiar y trabajaral mismo tiempo por necesidad o decidir trabajar y estudiar por voluntad propia, es, en nuestra opinión, uno de los retos más difíciles. Solo las personas que gocen de estabilidad emocional y física muy sólidas podrán completar el reto y salir bien librados de este.

 

La buena noticia es que es un reto posible; la mala –o la más difícil de procesar-, es que se deben hacer muchos cambios para poder hacer las dos cosas simultáneamente sin enloquecer. Es por eso que, en esta oportunidad, SuperProf te presenta esta guía comprensiva de consejos y dimensiones a considerar para los valientes que se atreven a empezar esta empresa que muchos empiezan y que pocos saben llevar a cabo de manera efectiva. ¡Empecemos!

 

Por qué algunos deben o deciden estudiar y trabajar al mismo tiempo

Aunque para algunos sea una elección y para otros es una obligación, como se dijo hace algunas líneas, creemos que en nuestro país existen problemas culturales y socioeconómicos de mayor profundidad que lleva a los y a las jóvenes a tener que dedicarse a realizar estas dos tareas simultáneamente, tareas que, cada una por sí sola, constituye un trabajo de tiempo completo:

 

jóvenes niños niñas trabajando Muchos padres y madres piensan que los niños, niñas y jóvenes son mano de obra barata u los ven simplemente como una entrada de dinero, en especial cuando se gradúan del colegio. Ellos y ellas tienen derecho a cumplir sus sueños a través del estudio seguramente.

  • La legislación colombiana, más específicamente en el Artículo 22 de la Ley 30 del 92, establece que las instituciones privadas tienen total autonomía para establecer los costos de la matrícula y para gestionar sus propios recursos como les venga a bien. Esto podría explicar las diferencias abismales entre los costos de estudiar entre una universidad y otra; no estamos tratando de juzgar la estimación que cada universidad haga de sus precios, pero es una condición que limita las posibilidades de estudio de la mayor parte de la población. La opción que queda son las universidades públicas, las cuales también tienen autonomía para fijar costos, pero estas utilizan otros parámetros para determinarlos según las capacidades financieras comprobadas de cada estudiante: no obstante, el acceso a estas universidades se hace cada día más difícil por la cantidad de estudiantes que se presentan a los exámenes de admisión y porque, muchas veces, las capacidades de razonamiento lógico y comprensión lectora no se desarrollan adecuadamente en los colegios, ni los estudiantes buscan cómo desarrollarlas por iniciativa propia.
  • Aunque, según estudios de la Fundación Varkey, una entidad benéfica dedicada a la educación, cuatro de cada cinco padres – al menos entre los encuestados- piensa que es muy importante que su hijo o su hija tenga una carrera, y sin embargo, existe un fenómeno paralelo muy preocupante: muchos padres y muchas madres piensan que los hijos son fuerza de trabajo y esperan a que terminen el bachillerato para introducirlos inmediatamente en dinámicas laborales, a veces pasando por alto su deseo y su derecho a la educación. Entendemos que la situación de muchos hogares es precaria, pero, si un joven o una joven muestran ganas, disposición y compromiso con sus estudios, lo mejor sería apoyarlos: al fin y al cabo, el estudio es, entre otras cosas, la puerta a una vida mejor, incluyendo el tan importante componente económico. Además, como se expone en este artículo, trabajar y estudiar al mismo tiempo puede ser una opción a considerar para los padres que no creen mucho en la academia.
  • Por otra parte, en las universidades públicas latinoamericanas, incluidas en las de Colombia, se hace evidente la desigualdad al acceso a la educación, la trabas que se ponen desde la maquinaria administrativa o la falta de cobertura de los beneficios –más necesidades y derechos que beneficios- para las personas de recursos limitados ya dentro de la institución educativa: por ejemplo, una cantidad considerable de bachilleres se desplazan desde sus pueblos de origen hasta grandes ciudades donde están las universidades con mejor reputación haciendo grandes esfuerzos económicos y por compliques burocráticos tienen que hacer este viaje más de una vez o se les niega de entrada el acceso a la universidad. Con respecto a la falta de cobertura de los beneficios de alimentación o transporte, debemos decir que esto es algo que se remonta a estamentos más grandes: aunque se han aumentado los recursos para las instituciones públicas, la corrupción o la utilización inadecuada de dichos recursos causa que estos beneficios alcancen solo para una pequeña porción de los estudiantes que los necesitan, lo que eventualmente obliga a muchos y a muchas a buscar trabajo mientras estudian.

Además de lo anterior, si consigues entrar a una universidad pública o privada, los costos de terminar una carrera cualquiera pueden ser astronómicos para muchas familias. A continuación, te presentamos un estimado tomando como base la carrera de administración de empresas, una de las que tiene más demanda actualmente, y los costos de matrícula de universidades privadas de alto nivel en cada una de las ciudades principales de Colombia:

 

Costos aproximados de una carrera en las ciudades principales

 

Matrícula Transporte Alimentación Total*
Bogotá 123’216.000 5’280.000 9’000.000 a 15’000.000 170 millones
Cali 85’750.000 4’560.000 11’200.000 115 millones
Medellín 80’274.250 2’400.000 3’900.000 a 7’200.000 120 millones
Barranquilla 83’101.000 4’800.000 8’000.000 a 10’000.000 130 millones

*En este total congloba gastos no incluidos dentro de esta tabla, tales como fotocopias, vivienda y rumbas

 

Por todas estas razones y muchas más que cada persona puede agregarle a la lista, pensamos que dar clases a domicilio mientras se adelantan los propios estudios es la mejor opción para una parte importante de la población universitaria. Pero, ¿realmente cumples con las condiciones necesarias para dedicarte a las dos cosas simultáneamente?

 

Consideraciones preliminares

 

Es posible que después de leer el segmento te sientas motivada o motivado a buscar la forma de hacer las dos cosas, pero debes saber que se requiere de ciertas condiciones previas para poder desempeñar bien ambas labores, condiciones que, por desgracia, no dependen de nosotros, y las que sí dependen de nosotros, pueden ser difíciles de modificar.

Responde con sinceridad las siguientes preguntas y al finalizar, sabrás si las condiciones propias o ajenas son favorables para ayudarte a llevar a cabo tu propósito:

test condiciones trabajar estudiar Piensa en las condiciones propicias para empezar a estudiar y a dar clases a domicilio simultáneamente; si encuentras que son más las condiciones adversas, piensa de qué forma puedes cambiarlas.

  1. ¿Mi trabajo es de tiempo completo, de medio tiempo o esporádico?
  2. ¿En mi trabajo apoyan a quienes estudian?
  3. ¿Mi estado de salud es lo suficientemente estable como para hacer las dos cosas?
  4. ¿Tengo la motivación suficiente y la disposición anímica para hacer ambas cosas?
  5. Si tuvieras la opción de solo estudiar, ¿trabajarías?
  6. Supón que ya estás estudiando y trabajando y te dan a elegir entre una de las dos, ¿cuál sería tu elección?
  7. ¿Qué tan apegada o apegado estás a tu vida social o a tus ratos de ocio?
  8. ¿Soy capaz de hacer sacrificios económicos a largo plazo?
  9. ¿Soy capaz de respetar una rutina una vez que me la impongo?
  10. ¿Puedo hacer horarios y calendarios de manera efectiva?
  11. ¿Cuento con el apoyo de mi familia, de papá, de mi mamá, de algún tío, de mi abuela, de mis hijos o hijas?
  12. Aparte del estudio y el trabajo, ¿qué otros compromisos ineludibles requieren de mi tiempo, esfuerzo o dinero?
  13. ¿Existe la posibilidad de hacer préstamos para ayudarme a pagar mis estudios? ¿Los intereses de dicho préstamo son razonables, puedo pagarlos?
  14. ¿Estudiar hace parte de mi plan de mi vida o solo es una de las tantas formas que hay para ganar dinero?

Si te das cuenta que tu situación actual favorece tus ganas de estudiar y trabajar, ¡adelante, qué esperas! Si descubres que hay condiciones que se oponen a que estudies, estamos seguros que puedes cambiar algunas de ellas –ojalá todas- para que puedas disfrutar de los beneficios de hacer las dos cosas a la vez que te presentamos en el siguiente segmento

 

Ventajas de trabajar y estudiar simultáneamente

Entre los beneficios y usos más notables de trabajar –en este caso, dando clases a domicilio-, encontramos los siguientes:

red contactos clases las clases a domicilio se manejan por plataformas como la nuestra o a través del llamado voz a voz, es decir, personas que le hablan a otras personas de tu trabajo, lo cual te asegura trabajo para rato si tu desempeño fue bueno

  • Empiezas a construir una red de contactos sólida: si haces tu trabajo con entereza, tus estudiantes o los padres y/o madres de tus estudiantes empezarán a recomendar tu trabajo y pronto tendrás a muchos estudiantes.
  • Adquieres habilidades o destrezas específicas a un campo del conocimiento: casi siempre debes prepararte en un área específica, lo cual resulta muy provechoso para el futuro.
  • Te preparas en nuevas tecnologías: todos y todas debemos tener competencias tecnológicas básicas, pero estas se convierten indispensables en la docencia a domicilio para dinamizar las clases y para enseñar saberes particulares.
  • Desarrollas una variedad de métodos pedagógicos que te ayudarán en diferentes situaciones: cada estudiante es un mundo y cada uno aprende de diferente manera, pero lo que aprendas con uno de ellos puede ayudarte en la enseñanza de otros y de otras.
  • Bueno para la memoria: tus estudiantes te van a hacer muchas preguntas que requieren de una respuesta rápida y sin ayuda de libros o celulares, lo cual desarrola tu capacidad de recordar.
  • Te da más confianza: cuando enseñas, debes prepararte muy bien y eso te da la confianza necesaria para responder a todo tipo de preguntas o problemas. Es como estudiar muy bien para un examen: ¿recuerdas esa sensación de seguridad?
  • Empiezas a adquirir experiencia laboral y hace tu hoja de vida más atractiva: la experiencia siempre le aporta más peso a una hoja de vida, en especial cuando esa experiencia viene de trabajar con personas que tuvieron la confianza suficiente en ti como para abrirte las puertas de sus casas y confiarte la enseñanza de sus hijos o hijas.
  • Aprendes cosas adicionales a las estipuladas en el plan de estudios de tu carrera: el trato con las personas, la paciencia necesaria para enseñar y cómo manejar el estrés son cosas que, por lo general, no hacen parte del plan de estudios de ninguna universidad, es algo que puedes – y debes- aprender dando clases a domicilio.
  • Aprendes a administrar tu tiempo: esto es algo que te va a servir para toda la vida en todo momento.
  • Aprendes a ser autosuficiente: te darás cuenta que tus capacidades son más que suficientes para estudiar y proporcionarte los medios para vivir cómodamente.
  • Aprendes el valor del dinero y cómo administrarlo: a veces toma tiempo, pero pronto aprenderás a distribuir tu dinero entre lo que necesitas y lo que quieres con sabiduría.

 

Dificultades de trabajar y estudiar al mismo tiempo

Como en todo lo demás, trabajar y estudiar puede traer ciertas dificultades. Las principales son:

sin descanso agotamiento Con el tiempo, te sentirás agotado si no encuentras la forma de descansar y dormir lo suficiente

  • Podrías terminar dejando tus estudios: las personas que empiezan a trabajar a menudo desisten porque sus necesidades monetarias exceden sus ganas de estudiar.
  • Bajo rendimiento académico: por otra parte, hay quienes no desisten, pero que empiezan a hacer sus trabajos y proyectos con el menor esfuerzo. Esperamos que ninguna de las dos te pase a ti.
  • Agotamiento físico: al cabo de un tiempo, puede empezar a sentirte más débil si no te cuidas de forma apropiada.
  • Búsqueda de alicientes poco saludables: otras personas, por desgracia, se refugian en otros trabajos de tiempo completo como lo son el alcohol y las drogas. Aléjate lo más que puedas de estas malas compañías.
  • Tienes menos tiempo libre: no significa renunciar del todos a las actividades que disfrutas, pero sí debes estar preparado para dedicarles mucho menos tiempo.

 

Qué debe contener tu hoja de vida

hoja de vida diseño Existen varios diseños posibles para tu hoja de vida, pero lo importante es que contenga la información que aquí te presentamos

Ahora que ya sabes los beneficios y los posibles inconvenientes derivados de dar clases a domicilio y estudiar al mismo tiempo, y si decidiste que los primeros pesan más que los segundos, creemos que debes tener una hoja de vida como todo un profesional para empezar a desenvolverte en el mundo laboral. La tabla que ves a continuación contiene los ítems que debe contener tu currículo:

 

Ítem Descripción
Nombre completo y título: Nombre que aparece en tu cédula. Algunas personas incluyen el nombre de la institución educativa donde lo obtuvieron
Perfil Este es, tal vez, el componente decisivo, lo que hará que quienes deciden quién debe quedarse con el puesto sigan leyendo o descarten tu perfil. Aquí describes tus estudios y tu experiencia y la forma en la que te han ayudado a desarrollar habilidades específicas. Te recomendamos que te sientes a pensar muy bien en cómo redactar esta parte, que hagas un recorrido por todo lo que has hecho y lo que has aprendido; lo bueno es que no es algo que debas reescribir cada dos meses. Algunas personas hablan brevemente sobre sus áreas de interés y cómo ellas se articulan con su trabajo, otras describen un par de sus cualidades que los caracterizan, pero, por lo que más quieras, no digas que tu mayor defecto es ser muy perfeccionista. Es mejor si su extensión no supera media página.
Datos personales En esta parte se expone en cada renglón tu nombre, número de documento de identidad, fecha y lugar de nacimiento, estado civil, dirección, teléfono, celular y correo electrónico.
Formación académica A menos que sea un requerimiento, no es necesario especificar los estudios de primaria o bachillerato, empezamos a contar desde la universidad:

Universitarios: título obtenido, institución donde se obtuvo el título y los años en los que se cursó.

Idiomas: con el nivel alcanzado según el Marco Común Europeo (B1, B2, C2…)

Talleres y cursos: relevantes para el cargo al que se aplica, no es necesario poner el taller de arte country.

Seminarios: relevantes para el cargo al que se aplica.

Producción intelectual Si tienes artículos publicados, si tu tesis está disponible en línea o si has participado en la producción intelectual de colectivos, es muy importante que lo incluyas en tu currículo. Si hay enlaces para esos productos, mejor.
Grupos de investigación La investigación es tal vez la herramienta más importante para expandir el conocimiento humano y tu participación en proyectos de este tipo habla muy bien de ti.
Reconocimientos y premios Los entregados por instituciones por logros intelectuales o por un desempeño sobresaliente en tu trabajo, son los mejores
Experiencia laboral Para cada trabajo (de nuevo, relevante para la posición a la que aspiras), el nombre del lugar donde trabajaste, el nombre del cargo, las funciones que desempeñabas, tu jefe inmediato e información de contacto con ese es jefe. Para quienes tienen experiencia en docencia particular, es mejor incluir una subcategoría con tu experiencia en esta modalidad de educación con los nombres y contactos de los padres o de los estudiantes directamente si son mayores de edad y/o profesionales.
Referencias Se recomienda incluir solo referencias profesionales que no estén entre los contactos de la experiencia laboral. En el caso de los profesores particulares, se debe incluir a los padres de los estudiantes menores de edad o a los estudiantes a quienes ayudaste en la obtención de un logro específico (a pasar el MET o el TOEFL, por ejemplo).
Tu firma Para certificar tu autoría y responsabilidad sobre todo la información contenida en el documento.
Fotocopia de la cédula Aumentada en un 150, a color y por lado y lado
Certificaciones y diplomas No todas las convocatorias exigen que incluyas esta información, pero, en aras de la transparencia, sería mejor poner estas certificaciones y diplomas a disposición de quienes podrían ser tus próximos empleadores o compañeros de trabajo.

 

Recomendaciones para quienes deciden trabajar y estudiar simultáneamente

Ya tomaste la decisión de dar clases a domicilio mientras estudias. Ya entiendes las ventajas y desventajas que esto implica. Ya tienes tu hoja de vida lista. ¿Qué sigue? Leer las siguientes recomendaciones para antes, durante y después de llevar cabo las actividades comprendidas entre tu estudio y tu nuevo trabajo.

 

Consejos para antes de empezar

Antes de empezar, necesitarás fuerza mental y física para afrontar lo que viene. Sin ánimo de sonar a superación personal (pero muy cerca), te presentamos los siguientes consejos que te ayudarán a no rendirte ni antes ni después de empezar.

  • Acepta los cambios  sin resentimiento
  • No te quejes de tus problemas o de tu falta de tiempo, haz algo para solucionarlos.
  • Aprende de tus errores
  • Sé paciente
  • No te conviertas en la víctima de tus circunstancias
  • Conviértete en una persona de hechos, no de solo palabras

Consejos para llevar a cabo las dos labores

Reunimos los consejos para el estudio y para el trabajo en este segmento porque, de aquí en adelante, debes pensar en las dos labores como co-dependientes y ambas deben complementarse:

  • Utiliza el programa de estudios en el pensum como guía
  • Adelanta lo más que puedas
  • Investiga y ensaya técnicas de estudio adecuadas para ti
  • Encuentra un grupo de estudio serio o una red de apoyo de estudiantes
  • Escoge horarios convenientes para ti
  • Sincroniza tus dispositivos electrónicos
  • Toma apuntes que té entiendas
  • Estudia cada día
  • Encuentra un espacio para estudiar
  • Concéntrate solo en la clase cuando estés en la clase
  • Sé puntual
  • Da respeto y exige respeto
  • Calma ante todo
  • Exprésate de manera clara y directa cuando haya algo con lo que no estés conforme
  • Mantente en comunicación constante con personas de confianza dentro de tu lugar de tu trabajo y en las aulas de clase
  • Trata de organizar tus horarios en función de tus compromisos y del transporte
  • Ensaya tus clases para determinar fortalezas y puntos a mejorar

 

Consejos para después de estudiar o trabajar

Cuando hayas empezado de lleno, te darás cuenta de lo necesario que es encontrar un refugio en actividades relajantes y en hábitos sanos para poder continuar:

  • Organiza tu calendario de modo justo con tu organismo
  • Cuida tu alimentación
  • Horas de sueño justas
  • Utiliza tus horas de descanso para un verdadero esparcimiento
  • Busca terapias tradicionales o alternativas

Estas han sido nuestras percepciones y recomendaciones para convertirte en una de esas personas que admiramos por estudiar y trabajar al mismo tiempo, y por hacerlo con amor y empeño. Si tú también lo estás haciendo o lo hiciste, puedes compartir tu experiencia  en la sección de comentarios. ¡Buena suerte!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar