Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Las clases de guitarra por Internet de verdad funcionan?

Publicado por Daniela, el 30/01/2019 Blog > Música > Guitarra > Ventajas y desventajas de las lecciones privadas de guitarra en línea

 

Pregunta: ¿cuántas cursos o clases has cancelado en tu vida por no tener tiempo o porque no puedes seguir el ritmo de las clases (o van muy rápido o van muy lento)? ¿A cuántas clases has renunciado porque la academia o el instituto es muy lejos o porque las clases, sí o sí, son los sábados o domingos (tus días de descanso)?

 

Si has cancelado uno o más cursos, este artículo es para ti.

 

Muchos de nuestros propósitos de aprender un nuevo arte u oficio, tal como aprender a tocar guitarra, se quedan solo en intenciones o en un par de lecciones que se olvidan pronto porque no disponemos del tiempo o de los recursos para llevar nuestro propósito a buen término o porque vemos que las clases no están yendo a ningún lado, ya que las clases grupales se centran en el avance grupal en el lugar del progreso individual.

 

Es por eso que SuperProf te presenta aspectos preliminares a las clases de guitarra y te describe las ventajas de tomar clases virtuales personalizadas.

 

Ventajas de tomar clases de guitarra por Internet

Las clases virtuales ofrecen muchos beneficios para personas con diferentes tipos de niveles y de necesidades. Veamos:

 

Costos que se ajustan a diferentes presupuestos

 

Existe una percepción generalizada -y errada- de que las clases particulares, por Internet o presenciales, son costosas y que representan cuantiosas inversiones adicionales.

 

Lo cierto es que en las clases particulares el tiempo se aprovecha mucho mejor, lo que implica un ahorro en tiempo y, posteriormente, en dinero. Muchas personas se inscriben en cursos vacacionales beneficiarte de paquetes promocionales, pero los abandonan con la misma facilidad y cada año fin de año pasa algo similar. Por tu paz mental, te sugerimos no calcular la suma total de todos estos intentos fallidos; mejor piensa en que con las clases particulares podrás recuperar parte del tiempo y de la inversión. Aunque al comparar las dos, en ocasiones el costo de las clases particulares virtuales pueda ser mayor, sus dividendos son mucho mayores para el estudiante.

 

Asimismo, las tarifas de una clase pueden variar según la experiencia de un profesor y de la eficiencia y pertinencia de su método (una clase con una persona que tiene título y experiencia de más de 10 años en dirección de orquesta no cuesta lo mismo que una clase de un buen estudiante de último semestre en un pregrado de música), según la disponibilidad de ambas partes (una clase los domingos a las 6 a.m puede costar mucho más que una clase a las 5 p.m. en semana), según el propósito de la clase (¿quieres pasar el examen de admisión de la escuela de música de una universidad pública o quieres amenizar la tarde tus amigos en un parque?) y según la intensidad que demande dicho propósito (¿quieres recibir clases 3 veces por semana o 1 vez por semana?).

 

profesores más flexibles Hay muchos tipos de profesores así como todo tipo de tarifas. Los profesores que aun son estudiantes tienden a ser más flexibles, pero todo depende de lo que busque el o la estudiante

Además, los recursos pueden resultar más económicos que los materiales obligatorios de algunos institutos. Es poco probable que un profesor particular tenga convenio con alguna editorial que le exija promover cierto tipo de libros impresos y más poco probable que una profesora ponga como condición comprar una guitarra de cierta marca o de cierto color. No queremos decir que sea algo que pase en los institutos (sería ridículo, y hasta anticonstitucional, exigir ciertas marcas para poder tomar una clase de guitarra), pero estamos convencidos de que la flexibilidad del material de estudio y de los instrumentos puede ser mucho mayor si tomas clases particulares. Por supuesto, el profesor o la profesora va a hacer sugerencias sobre el tipo de guitarra que más se ajustan a tu propósito, pero casi todas esas sugerencias son opcionales.

 

Con respecto a los libros o material de estudio en general, cabe resaltar que no está mal que un profesor proponga y trabaje con un texto guía; lo que consideramos que es poco recomendable es recurrir solo a un texto para dar las clases. Mientras más fuentes tenga el estudiante para perfeccionar su técnica y enriquecer sus conocimientos, mejor será para él o ella. No obstante, las compras de material bibliográfico sobre lo que te apasiones en general  siempre es una buena inversión, pero esas compras deben ser tu decisión. Por fortuna, existen muchos recursos gratuitos o de acceso libre para aprender a tocar guitarra.

 

Por último pero no menos importante, ten en mente que con las clases virtuales, te ahorras muchísimo dinero en transporte y en alimentación.

 

Flexibilidad en los horarios

 

Con las clases particulares, tú decides tu horario.

 

Te recomendamos que, antes de tomar clases de guitarra, hagas un pequeño examen de conciencia en el que te preguntes sobre tus hábitos de estudio y de práctica en otras materias o clases, cuál es tu momento del día en el que estás más receptivo o receptiva, si estás dispuesto a tomar clases dos veces por semana, si tus ganas de aprender guitarra son tan grandes que estás dispuesta a sacrificar las mañanas del sábado o domingo, o si realmente te concentras en las horas de la noche.

 

Una vez tengas todo esto claro, será más sencillo elegir un horario que se ajuste a tus hábitos, que no obstaculice tus obligaciones o perturbe tus espacios de esparcimiento y que te permita cumplir con tus objetivos: por ejemplo, de nada te sirve empezar tomando clases 3 veces por semana si sabes que al cabo de un mes vas a estar demasiado cansado para seguir; de igual manera, tampoco sería razonable tomar clases solo una vez por semana cuando el examen de música que quieres pasar es un un mes.

 

más tiempo y mejor invertido El tiempo es uno de los recursos más valiosos de los que disponemos y las clases online ayudan a optimizar es te recurso

 

Avances perceptibles más rápido

 

Como lo mencionamos arriba, el tiempo de las clases particulares por Internet está mejor invertido porque tú eres el único estudiante; por lo tanto, tu progreso es lo único que importa.

 

En una clase grupal, el avance de los y las estudiantes debe ser relativamente homogéneo; con las clases particulares, tú eres quien pone el ritmo (retruécano involuntario). Como ya no tienes las distracciones normales que se encuentran en un salón de clase y ya no tienes que esperar a que alguien más resuelva sus dudas o a que tus compañeros dejen de conversar para que el profesor o la profesora pueda continuar, puedes concentrarte más fácilmente y aprender en menor tiempo.

 

 

Contenidos que se ajustan a tus gustos o necesidades musicales

 

En las clases grupales, por lo general los contenidos se piensan y se diseñan para atraer a la mayor cantidad de personas posible… lo que quiere decir que el contenido le parece medianamente soportable a un subgrupo dentro del grupo.

 

 

Es cierto que el ‘Himno a la Alegría’ o ‘Lemon Tree’ pueden estar dentro de los confines del repertorio de un estudiante de guitarra o de flauta dulce, pero no necesariamente serían su primera elección o su motivación para aprender a tocar este instrumento: las clases particulares te permiten un alto grado de especificidad sobre lo que quieres aprender.

 

clases según gusto musical Nuestros gustos musicales determinarán el curso de las clases y hablan mucho de nosotros

 

Por supuesto, esto lo debes conversar con tu profesor antes de empezar las clases para que él o ella pueda diseñar un plan de estudios conforme con esos géneros o canciones: las guitarras de los ritmos colombianos, si es lo que te interesa, no se logran de la misma manera que la guitarra del Delta Blues y, por tanto, requieren de aproximaciones diferentes.

 

Comodidad para expresarte y tocar tu instrumento

 

No debes subestimar la magnitud de la influencia de tus compañeros y/o compañeras sobre tu desempeño en las clases.

 

La Universidad de Cambridge dice que el temor a ser ridiculizado o a ponerse en una situación vulnerable durante el aprendizaje de algo nuevo -como aprender a tocar un instrumento o un nuevo idioma-, puede frenar nuestros intentos o entorpecer nuestro desarrollo.

 

No por esto debemos alejarnos del aprendizaje en grupo: de todas formas, huir de las críticas es virtualmente imposible porque eventualmente tendrás que tocar en público y, aunque seas bueno, todo el mundo tienen una opinión. Busca superarte a ti mismo o a ti misma cada día… es imposible complacer a los demás.

 

Sin embargo, con las clases virtuales puedes ganar la confianza inicial que se necesita para poder hacerlo en público después. Con tu profesor puedes tocar sin miedo a equivocarte y con la tranquilidad de que, si llegas a equivocarte -o mejor, cuando te equivoques, porque nadie es perfecto-, tienes a un experto a tu lado para ayudarte a corregir esos detalles y mejorar cada día.

 

Lo importante es tomarte tu tiempo para repasar y asimilar paso por paso las bases de la guitarra para equivocarte cada vez menos.

 

comodidad para aprender Es probable que te sientas más cómodo -o menos inhibido- recibiendo tus clases desde casa que desde un salón con muchas personas

Además, creemos que el hecho de recibir clases desde nuestra propia casa, un espacio donde nos sentimos a gusto y a salvo, es mucho más propicio para aprender.

 

Desventajas de las clases de música virtuales

Pero no todo es perfecto: puede que te encuentres obstáculos que tal vez no sean un impedimento grave si se les presta atención con tiempo, pero que debes conocer.

 

Problemas de audio

 

buen audio buena clase Los audífonos hacen la diferencia en una clase guitarra virtual

Lo más importante para una clase de cualquier tipo de instrumento es el sonido. Es poco probable que puedas convertirte en un buen guitarrista si no puedes escuchar bien las pequeñas inflexiones de cada pieza y cómo las logra tu profesor. Te sugerimos invertir en unos buenos audífonos que te facilitarán enormemente las cosas y que pueden durar algunos años si les das el cuidado apropiado.

 

Equipos inadecuados

Muchos de los inconvenientes que surgen en las clases virtuales están relacionadas con fallas en los equipos. Algunas requieren de asesoría técnica, pero hay cosas que puedes hacer para que tu computador funcione bien para recibir las clases. Mantener el computador o el celular, o donde recibas tus clases, solo con la información necesaria para evitar suspensión o saltos en los programas o en la videollamada de la clase (en otras palabras, que se ponga lento o se congele), te puede ahorrar un par de dolores de cabeza.

 

Existen algunos programas o aplicaciones que probablemente debas descargar para el funcionamiento fluido de la clase, entonces debes hacer espacio o incorporar espacio: un disco duro, una cuenta en Dropbox, una carpeta en Drive o una memoria Micro SD son buenas opciones para descargar todo tu material y, en consecuencia, para poder trabajar de manera más ágil.

 

celulares en óptimas condiciones Haz todo lo que esté a tu alcance para que los dispositivos funciones bien durante la clase: batería cargada y memoria ligera, por ejemplo.

Los detalles sobre la guitarra -de qué tipo, como afinarla, la posición en la que debe estar para que se escuche a través de la cámara- es algo que debes discutir con tu profesor o profesora antes de empezar cada clase.

 

En general, las plataformas que ofrecen los servicios de videollamada como Skype, Google Hangouts y WhatsApp son bastante buenos, pero ensaya con todas para saber cuál tiene mejor resolución y sonido.

 

Conexión a Internet inconsistente

 

Esperamos que el servicio de Internet que tienes contratado funcione muy bien, pero si no es así, ¡no hay de qué preocuparse!

 

Recuerda que lo único que necesitas es estar en un lugar -tranquilo- con WiFi. Eso sí, haz tus pesquisas con tiempo para saber cómo funciona la señal de dicho lugar público y si, en general, es un lugar tranquilo donde se puede aprender. Algunas bibliotecas y cafés ofrecen una atmósfera de estudio ideal. Aún si tienes una buena conexión desde casa, no está de más tener un par de opciones extra en caso de emergencia.

 

café internet y clases Muchos cafés tienen WiFi y una atmósfera propicia para aprender. Explora tus alrededores para tener un respaldo en caso de fallas de Internet en tu casa

 

Recursos para practicar dentro y fuera de clase

 

Otra ventaja que merece su mención aparte, es la cantidad de recursos para aprender a guitarra en nuestro tiempo, los cuales puedes usar como complemento pedagógico para tus clases o como material de estudio independiente una vez que tengas dominadas las bases:

  • Aplicaciones: las herramientas disponibles para aprender a tocar guitarra desde tu dispositivo móvil son increíbles. Algunas de ellas te escuchan tocar y te dan pequeñas retroalimentaciones; otras te indican paso por paso cómo tocar cierta piezas; en otras puedes encontrar terminología, historia y partitura. Entre esas aplicaciones están Yousician, Beginner Guitar Songs, Songesterr Guitar Tabs, entre otras.
  • Canales en Youtube: muchas personas han creado espacios audiovisuales para los interesados en aprender a tocar este instrumento. Hay canales para aprender teoría, otros para principiantes, otros para guitarristas experimentados, en fin, para lo que se te ocurra.
  • Partituras impresas o de acceso libre en Internet: en las escuelas de música y en algunas bibliotecas, suelen tener partituras impresas que puedes consultar o prestar para practicar en casa. Recuerda que hay material que impreso que aun no se ha digitalizado.

 

Como ves, las ventajas de las clases de guitarra por Internet son muchas. Es dar un paso hacia un nuevo paradigma de educación que utiliza las últimas tecnologías para darnos la oportunidad de aprender a tocar uno de los instrumentos más antiguos de la humanidad. 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar