¿Estás considerando dar clases particulares, pero trabajas en un colegio? ¿Te has preguntado si está permitido hacer las dos cosas?

 

Es probable que muchos de tus compañeros o compañeras estén disfrutando de las ventajas de proporcionar refuerzo escolar particular, tales como la posibilidad de aumentar tus ingresos sin tener que estudiar otra carrera o doblar tu turno y la comodidad de manejar tu propio tiempo. Si bien es cierto que las condiciones varían según cada tipo de contrato y de cada tipo de institución, hay parámetros comunes bajo los cuales se puede dictar clases sin incurrir en una falta o en una causal de despido.

 

SuperProf te explica en este artículo guía las condiciones, restricciones y estado actual de las clases particulares en nuestro país para que tengas toda la información necesaria antes de empezar. ¡Comencemos!

 

¿Por qué dar clases particulares?

 

El mundo está cambiando. No es algo nuevo, pero a muchos nos cuesta asimilar lo que estos cambios implican realmente. Es decir, sabemos que las herramientas digitales son el futuro de la educación, pero muchas veces no hacemos esfuerzos reales para aprender a dominarlas; sabemos que la contaminación está acabando con nuestras ciudades y con nuestra salud, y seguimos consumiendo de la misma manera y desplazándonos a nuestros trabajos convencionales en vehículos con emisiones importantes de carbono; sabemos que los sistemas laborales y educativos por los que nos hemos guiado desde hace tiempo se encuentran desconectados de muchas realidades, pero seguimos apoyándonos en ellos. Tal vez te preguntes, “¿qué tiene que ver todo esto con las clases particulares?”: tiene mucho que ver.

 

Las clases particulares hacen parte de estas iniciativas de cambio que quieren llevar la educación, la concepción del trabajo, la tecnología y, por qué no, nuestra relación con el medio ambiente a un nuevo nivel en este milenio que apenas comienza: por un lado, el trabajo por horas es una medida implementada desde hace algunos años en países con economías más dinámicas, con habitantes mucho más felices y con tasas de desempleo mucho más bajas. Países como Alemania, Nueva Zelanda, Dinamarca, Noruega y Francia le han apostado a jornadas o semanas laborales más cortas y los resultados son caída en los niveles de estrés y mayor compromiso con la labor por parte de los empleados. En el caso de los profesores, el poder invertir las horas de enseñanza en forma productiva y a la vez más cómoda con clases particulares sería una de las estrategias para ajustarse a este modelo económico por horas que ha dado resultado para otros. Sería tu manera de buscar cierta independencia laboral, condiciones económicas más cómodas y alcanzar otro tipo de satisfacción personal a través de nuevos logros.

 

tecnología sobre tradición
La educación particular por horas que incorpora tecnología es el futuro de la educación.

 

Por otra parte, el teletrabajo, que en el caso de los profesores se daría por clases virtuales, le aportan muchísimos beneficios a la economía, al medio ambiente y a las personas, entre ellos horarios flexibles y la posibilidad de reunirse (o dictar clases, en este caso) de manera virtual, mayor productividad directamente relacionada con niveles de estrés mucho menores, mejoramiento inmediato de la movilidad en las ciudades, lo que se traduciría en menor contaminación a mediano y largo plazo, ahorro para las empresas o instituciones educativas, pero sobre todo, una verdadera calidad de vida, según el Portal de Teletrabajo en Colombia. Si decides dar clases por Internet, estarías haciendo un aporte real y significativo a tu entorno y le darías un cambio positivo a muchas esferas de tu vida.

 

¿Qué tipos de contratos docentes hay en Colombia?

Primero, debemos empezar por establecer los tipos de contratos que existen en Colombia para los docentes y sus cláusulas principales en lo referente a la enseñanza particular simultánea.

 

Contrato a término fijo

 

Es el tipo de contrato más utilizado en el campo de la docencia en nuestro país. Por lo general, dura diez meses y, a menos que se expida una terminación expresa del contrato, este se renueva por otro año escolar. Después de tres años de renovación, el contrato se vuelve indefinido. Casi siempre, estos contratos se firman con los profesores de planta, quienes pasan más tiempo en las instituciones, y algunas instituciones pueden establecer cláusulas de exclusividad para evitar que otro tipo de actividades entorpezcan las labores de sus docentes, pero eso solo puedes saberlo si lees muy bien tu contrato.

 

Contrato a término indefinido

 

En este tipo de acuerdo laboral, las partes no fijan un plazo para su terminación. Es el que representa más estabilidad para el o la docente porque los despidos deben ser o plenamente demostrados y, si resulta que la terminación del contrato se dio sin justa causa, deben ser plenamente indemnizados. Después de un año, se tiene derecho a 15 días de vacaciones, es decir, no tendrías que estar dos meses sin empleo. Las vacaciones pueden ser acumulativas: puedes seguir trabajando sin pausa durante 3 años, después de los cuales todas las personas sin excepción deben tomar vacaciones.

 

contratos cláusulas permitido
El tipo de acuerdo laboral determina el salario, la duración de la labor y las normas dentro del desarrollo de la misma, además de establecer si se puede o no dar clases particulares.

Contrato por obra o labor

 

Es un contrato que se hace con un profesor o una profesora para que lleve a cabo cierto tipo de labor dentro de una institución, es decir, la relación laboral concluye una vez terminada la obra. Ejemplos de este tipo de contrato son los cursos que solo duran unas pocas sesiones o apoyo docente solicitado para un tema específico. La particularidad de este contrato para el caso de los docentes es que, por lo general, se exige que cumplan con ciertas normas de la institución mientras desempeñan sus labores dentro de ellas.

 

Contrato por prestación de servicios

 

Es un contrato mediante el cual se le encarga una labor a un docente para que la termine en un plazo determinado sin que exista una relación laboral como tal. No tienes que presentarte a la institución, no hay códigos de vestimenta ni manual de conducta; por otro lado, debes pagar tus propias prestaciones sociales y los recursos para realizar la labor también corren por tu cuenta. No es muy frecuente en la docencia porque habitualmente los profesores deben asistir diariamente a las instalaciones para dictar sus clases y ceñirse a manuales de convivencia.

 

¿Las clases particulares tienen contratos?

 

Las clases particulares pueden catalogarse como una modalidad de prestación de servicios en la cual las partes se ponen de acuerdo para alcanzar cierto objetivo académico. Comparte algunos rasgos con los contratos por obra o labor, como la delimitación de conductas permitidas durante las clases.

 

Es una actividad económica que, por lo general, se ha manejado en la informalidad o mediante acuerdos verbales no muy bien definidos, pero esta modalidad de educación cobra más fuerza cada día, por lo que padres, madres, profesoras y profesores están optando por diseñar sus propios acuerdos verbales o escritos para fortalecer los compromisos y para hacer más duraderas relaciones académicas mutuamente provechosas.

 

¿Cuánto gana un profesor en Colombia?

Los salarios de los docentes varían según su nivel de preparación y su experiencia. Existe algo llamado escalafón docente, un sistema que indica la asignación salarial básica como se muestra en la siguiente tabla:

 

TítuloGrado o EscalafónNivel SalarialAsignación Básica Mensual
Normalista Superior o Tecnólogo en educación1A1.506.519
B1.920.390
C2.475.525
D3.068.850
Licenciado o profesional no licenciado2Sin especializaciónCon especialización
A1.896.0632.060.890
B2.477.4412.633.097
C2.893.6173.262.063
D3.457.8703.860.432
Licenciado o profesional no licenciado2MaestríaDoctorado
A2.180.4712.464.881
B2.849.0583.220.675
C3.327.6593.761.701
D3.976.5484.495.228
Licenciado o profesional no licenciado con Maestría o con Doctorado3MaestríaDoctorado
A3.173.3824.209.738
B3.757.4084.941.710
C4.646.9946.240.112
D5.384.4877.163.444

*Tabla tomada del portal oficial de Fecode.

 

Muchos profesores afirman que el salario es insuficiente, pero ¿cuál es el salario real de los profesores según el nivel que enseñan? La mayor parte de los profesores y las profesoras del país reciben salarios relativamente bajos, en parte porque solo unos cuantos profesores (no más de 500) cuentan con doctorado o con acreditaciones superiores.

 

Salarios de docentes de primaria

 

El salario promedio de los profesores y las profesoras que dictan clases desde los grados primero a quinto es de $1’100.000 hasta $1’300.000 mensual. A menudo, esto se debe a que las credenciales académicas exigidas para estos grados en particular son las que corresponden a los niveles inferiores del escalafón. Sin embargo, esta cifra puede no aplicar para todas las regiones o para todas las instituciones: algunas ofrecen más, otras, tristemente, ofrecen menos. Los educadores pertenecientes grupos indígenas (o etnoeducadores, como se les llama) o las personas que, sin pertenecer a una comunidad indígena llevan a cabo labores docentes en ellas, ganan en promedio $1’100.000 y 1’900.000.

 

variación asignación salarial
El salario docente varía según la preparación y experiencia del profesor o la profesora.

 

Salario de profesores de bachillerato

 

Para los niveles comprendidos entre sexto y once, el salario de los educadores debería oscilar entre $1’896.063 y $4’495.228, si tomamos como base que las materias que se enseñan en bachillerato requieren de un grado de especialización mucho mayor (mínimo una licenciatura y habitualmente una carrera profesional con especialización). Sin embargo, si se promedian las asignaciones salariales de los profesores de bachillerato que se ajustan a los perfiles mencionados, se tiene que su sueldo está entre 2’000.000 y 2’500.000.

 

Salarios para profesores universitarios

 

Sus salarios son los más fluctuantes del país y dependen de los siguientes tres factores: su nivel de preparación, el tipo de vinculación que tengan con la institución (es decir, cuántas horas trabajan) y el tipo de universidad en la que trabaja o en la que quiera trabajar.

A continuación te presentamos algunos promedios salariales según estos factores:

 

Horade clase en universidad públicaHora de clase en universidad privadaSalario de profesor de planta
Docente con doctorado100.000450.0007 a 16 millones
Docente con maestría80.000120.0008 a 12 millones
Profesores asistentes55.000 a 80.000-

 

Salarios de docentes contratados para prestación de servicios

 

Debido a la diversidad de tareas que pueden llevarse a cabo y en su duración, es casi imposible determinar el salario de cada contrato por prestaciones de servicios. La recomendación es importantes es establecer un precio justo para ti y para el cliente (entre otras cosas, que cubra tus gastos de seguridad social) y que cuentes con el tiempo y los recursos para llevar el encargo a buen término.

 

Entonces, ¿puedo dar clases particulares si estoy vinculado a una institución educativa?

 

La respuesta depende del tipo de contrato y del tipo de institución en el que estés:

 

Si eres profesor en un colegio del Estado

 

Por lo general, la respuesta es sí, según el Artículo 26 del Código Sustantivo del Trabajo, en el cual se contempla la coexistencia de contratos: los profesores pueden tener dos contratos si estos no interfieren entre sí y si en el contrato no se ha pactado exclusividad (es decir, si en tu contrato dice que debes trabajar solo para la institución, no podrías dar clases particulares; si no tienen cláusulas que digan algo similar, sí puedes).

 

Si trabajas en un colegio privado

 

Por lo general, las instituciones privadas demandan exclusividad por parte de sus docentes, pero si en tu contrato no hay una cláusula de exclusividad en la que expresamente se diga que solo debes trabajar para la institución, sí puedes. Solo asegúrate de leer bien tu contrato porque los contratos privados tienen especificaciones diferentes.

 

Si eres profesor de cátedra de una universidad pública o privada

 

Casi siempre, sí. Aunque las universidades tienen profesores y profesoras de planta, los contratos por horas de trabajo – es decir, por cátedra- son los más comunes Muchos profesores y profesoras trabajan en dos tres instituciones de educación superior a la vez, lo cual no representa un problema si no se descuidan las actividades en cada una de estas instituciones. Por tanto, dictar clases particulares no está prohibido, pero, de nuevo, lee bien tu contrato.

Si das clases extraescolares en una academia o instituto

 

Casi siempre, la respuesta es no. Este tipo de instituciones se manejan con material y métodos de carácter confidencial, por lo cual se espera que las personas que trabajan en ellas como docentes no se dediquen a actividades afines –tales como las clases particulares- que pongan en riesgo los contenidos, métodos y materiales que se han concebido para uso privado de la institución.

 

¿Cuáles serían las razones por las que puedo perder mi trabajo como docente?

 

En términos generales, los contratos docentes –como los de cualquier otra actividad- especifican tus labores y exigen que las lleves a cabo con la mayor entereza posible: es decir, lo primero que debes hacer para seguir dando clases en el colegio y poder empezar a dar clases particulares es cumplir con tus deberes y no descuidar tu desempeño. Si sabes que la carga de trabajo que tienes en la institución es muy alta, tal vez deberías pensarlo dos veces antes de empezar. Pero, puntualmente, las razones que ocasionarían que perdieras tu trabajo en el colegio, escuela, universidad o academia, son las siguientes

  • Si tus clases interfieren con tu desempeño en la institución del gobierno
  • Si tomas bienes públicos para utilizar en las clases o en beneficio propio
  • Si tus clases te involucras en política (haces campaña o das clases para dar o recibir favores políticos)
  • Si utilizas material físico o propiedad intelectual del Estado en tus clases particulares

 

causulas despido
Si descuidas tus obligaciones, podrías perder ambos empleos.

 

¿Cuánto se gana con las clases particulares?

 

Los precios de las clases particulares también están supeditados a muchos factores como la formación y en la experiencia, la disponibilidad del profesor, la intensidad el curso que se pretende tomar, de la materia y del grado de dificultad de los temas, la distancia entre el profesora o la profesora y el o la estudiante, los materiales necesario y quién los pone y el horario escogido por ambos. En Internet, el espectro de precios es bastante amplio: puedes encontrar clases desde COP 5.000 hasta 100.00 por hora; si eres profesor o profesora y quieres dar clases particulares, debes fijar el precio de tus clases con base en factores que describiremos más adelante. Por lo pronto, en la siguiente tabla se resumen los precios que frecuentemente se encuentran en Internet para diferentes tipos de clases en las ciudades principales de Colombia:

 

CiudadPrecio por hora de clase (COP)
Bogotá30.000 a 50.000
Medellín25.000 a 40.000
Cali25.000 a 35.000
Barranquilla25.000 a 40.000
Cartagena25.000 a 30.000
Cúcuta5.000 a 10.000

 

En los municipios y ciudades intermedias, los precios tienden a ser menores porque el nivel de vida es más económico, lo cual no tiene nada que ver con la calidad de las clases. En las zonas remotas del país es posible que el acceso a educación de cualquier tipo sea dificulte, pero la expansión en la cobertura de redes de Internet hacia estas zonas puede significar también una oportunidad de expansión laboral para los profesores que quieran dar clases por Internet, otra de las modalidades de enseñanza que pronosticamos se fortalecerán en los próximos años.

 

¿Cómo fijar tu precio?

 

Los factores que principalmente influyen en el precio de una clase, son los siguientes:

 

  • Tipo de materia: hay materias que se han vuelto populares en el mercado de las clases particulares por su reputación de ser difíciles (física, química, álgebra, cálculo) o las que son escasas o altamente especializadas (lecciones de laúd, clases de hebreo, clases de cocina tailandesa) y, por tanto, son un poco más costosas.
  • Nivel de preparación: generalmente, los profesionales tienen un grado de especialización y conocimientos que les permite solucionar inquietudes y explicar los temas de su oficio a profundidad, por lo que sus clases cuestan más que las de un profesor que aún no tenga su título ni experiencia.
  • Años de experiencia del profesor o la profesora: a mayor experiencia, puede que el precio suba. Los años de experiencia que el profesor o la profesora puedan demostrar en su hoja de vida y en la práctica es algo que no se aprende de los libros.
  • Distancia entre docente y estudiante: como se dijo inicialmente, los problemas de movilidad de las ciudades hacen que el tiempo de desplazamiento sea un factor a considerar a la hora de fijar el precio. No es que se vaya a cobrar las horas completas que le tome al profesor o la profesora llegar hasta el lugar donde se dictará la clase, pero el tiempo es un recurso valioso y debe reconocerse.
  • Intensidad horaria: retomando la línea anterior, si un profesor debe dejar otras actividades profesionales o personales de lado para atender a un estudiante que necesita ayuda con suma urgencia, esto puede incrementar el precio para ese estudiante.
  • Complejidad de los contenidos que se van a estudiar: el costo de las clases particulares tiende a aumentar a medida que se avanza de nivel, entonces las clases de primaria casi siempre son más económicas que las que necesita un universitario.

 

planeación previa mejorar
Analiza todos los elementos y situaciones para encontrar formas de optimizar tus esfuerzos y hacer tus clases más interesantes, útiles y divertidas.

Cómo mejorar tus clases y optimizar esfuerzos y costos

 

Hay estrategias que puedes usar para que tus alumnos aprendan de manera más efectiva mientras se divierten, y que también te pueden ahorrar dinero y dolores de cabeza:

 

  • Aprende a conocer a tus estudiantes: cuando sabes lo que tus estudiantes quieren y necesitan, tus esfuerzos se verán bien invertidos porque sabes bien lo que les llama la atención y lo que les aburre. Si sabes que no son más visuales, utilizas videos; si les gusta cierto tipo de género musical, puedes introducir elementos relativos a este para atraer su atención; si les gusta el juego, busca dinámicas sencillas pero divertidas para cada clase; si les gusta leer, lleva fragmentos de libros para discutir.
  • Prepara contenidos básicos y personalízalos según cada estudiante: hay temas comunes que puedes preparar de antemano y personalizar después según los las clases según los gustos de cada estudiante.
  • Trata de programar las clases de modo conveniente para ambos: si se puede llegar a un acuerdo conveniente para ambas partes, sería lo ideal. Busca la forma de ajustar las clases con actividades previas sin perjudicar o incomodar a tus estudiantes, claro está.
  • Utiliza medios de transporte eficientes: utiliza los medios de transporte a tu disposición de manera inteligente. Analiza las ventajas y desventajas de cada medio de transporte, de cada zona y de cada hora.
  • Utiliza diferentes tipos de recursos y software de acceso libre: aprende a manejar diferentes herramientas. Estamos seguros de que te encontrarás miles de páginas, libros, aplicaciones y plataformas que le darán un nuevo aspecto y nuevas fuerzas a tus clases sin tener que hacer inversiones adicionales.

 

Estas son nuestras recomendaciones para que puedas empezar  a dar clases particulares. ¿Estás listo para entrar en el futuro de la educación?

¿Necesitas un profesor de Apoyo escolar?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Loading...

Carlos

Arquitecto, viajero, melómano, observador, prospecto de lector, motociclista, apasionado por aprender en la vida.