La idea de ejercer como profesor particular de apoyo escolar ronda actualmente, en muchas cabezas de jóvenes que están determinados a encontrar su pasión dentro del mundo de la enseñanza.

Si estás pensando en la opción de ofrecer clases particulares, ya sea a través de una academia, plataforma o simplemente por tu cuenta, queremos decirte que es una decisión muy acertada, pues este tipo de apoyo ha generado mucha popularidad en la actualidad.

Es un trabajo ideal si te apasiona compartir tus conocimientos con personas de todas las edades, que usualmente están dispuestas a aprender y de perfeccionar sus métodos de aprendizaje en distintas disciplinas. Te podemos asegurar que, hay muchas personas que están encantadas de invertir en su educación y éxito académico.

Pero, antes que nada, debes contar con toda la información posible acerca de tus deberes y derechos económicos relacionados con este tipo de trabajo, que entendemos como clases a domicilio o particulares.

La verdad, es que ser profesor particular puede ser una muy buena fuente de ingresos, especialmente en ciertas épocas, por ejemplo, exámenes en el colegio o la universidad, allí los estudiantes requieren más ayuda y atención por parte de apoyos externos a su institución.

Si decides empezar a dar las clases, te aconsejamos que las ofrezcas a un precio moderado, que sea cómodo y atractivo para tus posibles clientes, de esta forma, por ejemplo, los padres se van a ver motivados en buscar el apoyo para sus hijos de tu mano durante las vacaciones o inclusive durante todo el año.

Una de las temporadas más trascendentales en la vida de un estudiante y del profesor particular, son las vacaciones. Es un momento perfecto para que comiences a dictar tus clases, al ser una época más calmada dentro del año escolar, puedes proponer ritmos intensivos con el alumno, proponerle alguna metodología para adquirir nociones base e importantes para su regreso a clases. De esta forma, lo estudiantes estarán motivados, y se verán los frutos del esfuerzo mutuo.

¿Cómo medir tus ingresos siendo profesor particular?

Atrévete a intentarlo, acá esta todo lo que debes saber sobre ¿cómo ejercer como profesor particular?

Tus ingresos como profesor particular a través de una academia

profesor de academia
Ser parte de una academia de apoyo escolar.

En Superprof queremos que te sientas informado de todas las ventajas y desventajas que conlleva el ejercer tu profesión de diferentes formas, acá te mostramos algunas.

Una de las ventajas más significativas que puedes encontrar en ser o trabajar como profesor particular para una academia es que, no tendrás que preocuparte por los trámites característicos de llevar tu propia empresa como por ejemplo, inscripción a seguridad social, declaración de impuestos, etc…; tampoco serás el encargado de buscar posibles clientes, es decir alumnos, la academia es responsable de encontrar las personas. A manera de organización tendrás un horario y un sueldo fijo, sin contar el hecho de que también puedes hacer grandes amigos en la academia.

Sin embargo, como todo también tiene sus desventajas, ya que es un puesto de trabajo con bastantes regulaciones, deberás conseguirlo, esto implica un proceso de selección de personal; mandar tu hoja de vida, hacer las respectivas entrevistas y pruebas, sin contar que, la exigencia de un título relacionado a la enseñanza o la materia que quieras dictar es bastante alta. Seguramente, si no cuentas con estudios superiores, vas a tener menor posibilidad de ser seleccionado, y si lo logras, los precios se van a ver considerablemente reducidos. Tendrás que conformarte con los sueldos propuestos.

Declarar impuestos y renta

contabilidad
Cumplir con las leyes establecidas.

Si ya eres un profesor particular contratado por alguna academia, no debes preocuparte por pagar tu seguridad social, tu pensión o tus cesantías puesto que dentro de la nómina se hace el descuento correspondiente a estos servicios. Lo único de lo cual vas a estar encargado es de presentar tu declaración de renta. ¿No sabes cómo hacerlo? En Superprof, te explicamos.

Desde que se anuncian las fechas para llevar a cabo estos procedimientos fiscales cuentas con un tiempo o periodo para solicitar los papeles y presentarlos, también para prepararlos para la fecha de la declaración.

Por lo general suele ser un trámite sencillo, sin embargo, puede haber ocasiones en que se convierta complejo dependiendo de los rendimientos económicos de la persona, si es una declaración conjunta, de los bienes poseídos, etc… Por esta razón, te aconsejamos que, antes de hacer la declaración realices algunas pautas que pueden ayudarte con todo este proceso.

Antes de iniciar, asegúrate de que apliques para declarar renta, puedes encontrar esta información de forma fácil y con información verídica en diferentes medios e Internet. En Colombia, el organismo que rige dicho proceso es la DIAN (Dirección de impuestos y aduanas nacionales), este nos presenta tres alternativas principales para poder hacer nuestra declaración de renta.

  1. Formulario virtual: Si ya cuentas con una cuenta registrada en la DIAN, puedes acceder al portal de servicios virtuales, ingresar con tu usuario registrado y contraseña y solicitar diligenciar el formulario. Una vez terminado procedes a firmarlo de manera digital y se presenta en este mismo medio. Para pagar tu declaración, puedes generar el recibo correspondiente, imprimirlo y pagarlo en cualquier banco.
  2. Sin registro: Si aún no cuentas con el mecanismo digital que te hemos comentado anteriormente, puedes hacerlo, registrar tu firma de manera electrónica con la DIAN, solicitar el formulario, imprimirlo, firmarlo de forma manual, presentarlo y posteriormente pagarlo. Ahora bien, si no deseas hacer el registro, la DIAN, en su portal web, ha habilitado el servicio de diligenciar el formulario sin un registro previo. En este caso se diligencia de forma digital, pero lo imprimes, lo firmas y lo presentas de forma física.
  3. De forma presencial: La DIAN ha señalado que aquellas personas que no tengan un registro en su plataforma digital podrán solicitar el formulario que les corresponda de manera física en cualquier de sus puntos, de forma gratuita. Si escoges esta opción, deberás llenar el formulario a mano, firmarlo, presentarlo y pagarlo.

Ten en cuenta que cualquier tipo de declaración que escojas, debe ser presentada antes de que se venza tu plazo para declarar.

Tus deberes como profesor particular autónomo

maneja tu dinero
Obligaciones de un profesor particular.

Si vas a ejercer como profesor particular, sin estar vinculado a alguna academia, es importante que reconozcas todas las obligaciones de tipo fiscal a las cuales tienes que enfrentarte, por ejemplo; incluir o no IVA en las facturas generadas, el pago de tu salud y seguridad social, la pensión y las cesantías, etc…

Para comenzar a ejercer de manera habitual y profesional bajo tu propio título, debes registrarte como persona natural, asumiendo así, todos los derechos y obligaciones de la actividad que vas a ejercer. Este proceso lo puedes llevar a cabo en la Cámara de Comercio, para poder llevarlo a cabo deberás presentar los siguientes documentos:

  • Tu documento de identidad original
  • Formulario del Registro Único Tributario (RUT)
  • Formulario correspondiente de Cámara de Comercio
  • Formulario de seguridad social

Es importante que tengas en cuenta, al trabajar de forma autónoma debes ser responsable de llevar tu contabilidad, esto implica hacer los registros necesarios, inscribirte en el RUT, expedir facturas y declarar IVA de forma bimensual o cuatrimestral.

Tus deberes como profesor particular en una alianza o sociedad

sé parte de un equipo
Crear una sociedad de profesores.

Ahora bien, si deseas crear una sociedad con algunos compañeros, amigos u otros profesores para brindar apoyo escolar, debes registrarte como tal, esto facilita ciertos procesos y los hace más prácticos también. En Colombia puedes registrar tu empresa de varias formas:

  • Sociedad por Acciones Simplificadas
  • Sociedad limitada
  • Empresa Unipersonal
  • Sociedad Anónima
  • Sociedad Colectiva
  • Empresa Asociativa de trabajo

Y de la misma forma como pasa si eres una persona natural, debes cumplir con los documentos necesarios para hacer el registro:

  1. Documento de identidad original
  2. Formulario del Registro Único Tributario (RUT)
  3. Formulario correspondiente de Cámara de Comercio
  4. Formulario Registro único Empresarial y Social (RUES)

Con estos documentos, la Cámara de Comercio, enviará la información a la Secretaría de Hacienda Distrital y se realizará de forma exitosa la inscripción tu empresa.

En el caso de conformar una sociedad, nuestro consejo es llevar la contabilidad de tu negocio por medio de un asesor contable. Obviamente, puedes ser tú mismo u otro miembro de la empresa quien lleve la contabilidad, con conocimientos sobre el tema y buen programa informático, se puede realizar sin mayor problema.

Sin embargo, esto resulta un poco agobiante y tedioso, además de consumir mucho tiempo, además de correr el riesgo de cometer algún error.

Es por esto por lo que la mayoría de las empresas contratan un contador quien revise los números. De esta forma, tu principal preocupación será proporcionar un buen servicio de apoyo escolar.

En ningún momento puedes olvidar que tu servicio se trata de dar un acompañamiento 100% acertado a estudiantes que presentan alguna dificultad y que quieren ser exitosos en sus estudios.

Debes ser consciente de tus labores y deberes como profesor particular y dedicar la mayor cantidad de tiempo posible a estas.

¿Qué opción te gusta más para comenzar a dictar tus clases particulares?

¿Necesitas un profesor de Apoyo escolar?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 1 votes
Loading...

Gabriel

Psicologo y docente de inglés con experiencia en procesos de aprendizaje y la enseñanza. Superprof ocacional, Blogger, amante del arte, la poesía, la literatura, buena música y la fotografía. Partidario de la fraternidad internacional y la construcción del ser humano día tras día. Bogotano de nacimiento, ciudadano del mundo y explorador por naturaleza. Me encanta observar las estrellas y caminar por bosques y montañas.