Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Una guía para “aprender a enseñar” inglés

Publicado por Gabriel, el 07/02/2019 Blog > Idiomas > Inglés > Conceptos básicos para aprender a enseñar inglés

Enseñar no es solo un trabajo. ¡Es una verdadera vocación!

¿Estás buscando inspiración para tus clases?, sabemos que la enseñanza de la lengua franca de nuestros días requiere una pedagogía que evolucione constante y sagazmente. Existe una demanda constante de los alumnos por clases que sean dinámicas, lúdicas y que puedan ver resultados en el menor tiempo posible. Vamos a dar una revisión a todas las cualidades que debe tener una clase para que tus clases sean amadas por todos.

Si no estás dando clases de inglés y buscas convertirte en profesor, sigue leyendo este blog, más sabemos que también te puede interesar nuestro apartado de: Enseñar inglés: Vocación no Negocio acá podas encontrar una mirada de varios aspectos que hemos desglosado de lo que significa ser docente, sus ventajas y desventajas en la Colombia de nuestros días, dónde y cómo ubicarte laboralmente.

Learning is like rowing upstream,
not to advance is to drop back.

– Chinese Proverb

Enseñar inglés a los más básicos

Principiantes, beginners, basics, diferentes nombres para referirnos a aquellos estudiantes que llegan a las aulas diciendo: “teacher, ¿vamos a aprender desde cero?”.

El nivel A1, según lo establecido en el – Marco Común Europeo – de Referencia para la Lengua MCER es donde empezamos todos en nuestra propia lengua y en aquella en la que deseamos incursionar.

Para estos alumnos no debemos enfocarnos demasiado en la gramática, hay conceptos claves que deben concretar para poder avanzar, el alfabeto, los números, saludos, la fonética y la pronunciación básica.

Los sonidos más difíciles de dominar para los recién iniciados: TH, R, L, H, y ocasionalmente G cuando hace sonidos cercanos a la Y como George, Gorgeous y Germany.

Para este grupo es mejor enfocarse más en las actividades que en las clases clásicas, así desarrollar confianza en lo aprendido y crear ambientes donde poder soltarse y con frescura y comodidad empezar a “soltar la lengua”, también una escritura constante ayudará bastante en asimilar la sintaxis del idioma.

Sapo Sapito Sapo, el clásico juego de golpear la palma de la mano del compañero a nuestro lado, dentro de una formación circular para repetir el alfabeto, puede ser modificada a una versión en inglés. Recuerdas Rayuela, no el libro del talentoso argentino Julio Cortázar, el juego donde saltabas entre números cuando lanzabas una piedra, o que tal del clásico de los colombianos: Parqués, modificado a contar en inglés y con requisito de decir tres verbos o adjetivos para salir de la cárcel, realmente los limites los pone la imaginación.

Rajani U Naik Homework Llevar un diario estimula la capacidad de expresión oral y aumenta gradualmente las habilidades de lecto-escritura, y esta cualidad funciona en todos los idiomas que quieras aprender.

Llevar un diario donde puedan escribir todo lo que hicieron en el día es una herramienta única e incomparable, aprenderán lecto-escritura y por proceso de construcción de ideas terminaran mejorando su Speaking, así también practicaran la confusa idea de invertir el orden de adjetivos y sustantivos.

Debemos reforzar a los más nuevos a soltarse y aprender vocabulario y poder construir frases cortas, expresarse acerca de ellos y sus familias y entornos, esa es la meta, para lo que viene más adelante.

If you can dream it, you can do it.
– Walt Disney

Intermedio: Cuando de avanzar se trata

Una vez los conceptos básicos han sido asimilados, podemos empezar a trabajar las bases gramaticales más avanzadas, los tiempos perfectos y perfectos continuos, tratar el idioma con más doctrina y aclarar las dudas de quienes no han dedicado tanto empeño a su proceso.

Internet está llenos de recursos que te pueden sorprender, personalmente me encanta trabajar las actividades que ofrecen en el portal del Britsh Council, la mayoría son gratuitas y es sin lugar a dudas uno de los mejores institutos para aprender está lengua. Cosas que en el nivel básico se lograban por mera inercia dada la enorme similitud semántica, gramatical y de escritura que inglés y español tienen gracias a la herencia de la invasión romana a las islas británicas, ahora deben ser consolidadas dentro de aspectos más técnicos de la lengua.

Tener claros los conceptos como verbos, sustantivo, adjetivo, adverbios, tiempos gramaticales, phrasal verbs, verbos modales y estructuras de tiempos perfectos, voz pasiva y report speach, son claves.

Lograr un nivel B1 requiere tener todos los conceptos gramaticales claros, no es necesario dominarlos, más bien “entenderlos”.

Avanzados:

Al igual que en los niveles básicos, acá vuelven a tener protagonismo las actividades. Asignar libros de lectura nivel nativo, hacer ejercicios de escritura de cartas a instituciones imaginarias o familiares, realizar discursos sobre temas específicos, lo importante es mejorar el vocabulario y reforzar la habilidad de escuchar, así la expresión alcanzará los niveles de oralidad y escritura que un nivel B2 debe alcanzar.

El listening y Speaking debe trabajarse todo el tiempo, es importante empezar a hacer uso de recursos tecnológicos como los podcast, a mi me encanta hacer una actividad que llamo “blind date” donde intento sentarlos en parejas uno frente a otro, no siempre puedo dejar chica y chico pero esto no debería importar, el punto es que deben tener 5 minutos para conseguir la mayor información posible de la otra persona, luego cambian, luego tendrán 10 minutos libres para hablar libremente y al terminar cambian a razón de iniciar el ejercicio nuevamente con diferente persona.

Podemos retomar las actividades que usábamos en niveles medios y hacerlas algo más difíciles y aumentar la duración.

Otra actividad que me encanta es la de asignarles temas preparados con vocabulario especifico y que preparen discursos de no menos de 10 minutos. Tipo TED, la idea es que ya tienen el vocabulario básico y adquirieron la gramática en los otros niveles, entonces ¿cuál es el siguiente paso?, mejorar las habilidades al máximo. Y practicar diariamente.

Enseñar a niños: ¡el gran reto!

De una forma poco comprensible, la educación en Colombia parece estar forzada desde las primeras facetas de nuestras vidas, los padres sin saber el daño que representa, desean que sus pequeños hijos salgan del jardín hablando tres idiomas, leyendo y escribiendo y con habilidades matemáticas superiores, y esto realmente es un error, los primeros años de vida son para jugar, aprender conceptos de respeto, convivencia y trabajo en equipo, para amar el colegio y no agotarse de el antes de llegar a primaria.

Alumnos aprendiendo a manejar tabletas Mejorar y aprovechar al máximo la primera etapa de aprendizaje.

Las potencias con primeros lugares en educación retrasan los inicios de la etapa escolar hasta cerca de los 7 años y permiten que antes de ello aprendan conceptos más abstractos y útiles como la inteligencia emocional, el trabajo en equipo, resiliencia, empoderamiento y otros.

Personalmente, como docente de inglés y psicólogo, recomendaría una edad de 10 años para empezar a profundizar y estudiar una segunda lengua de manera técnica, especialmente por esta premisa básica: No puedo enseñarle más inglés a un niño que el español que domina. Realmente no es posible hacer que un niño que aún no domina sus habilidades de comunicación en su lengua materna lo haga en otra.

Sin embargo, si puedes hacer un trabajo más lúdico de preparación y memorización de vocabulario y comandos básicos, técnicamente a cualquier edad. Acá hacemos énfasis en niños y adultos, nunca se es muy temprano ni demasiado tarde para empezar a aprender.

You are never too old to set another goal
or
to dream a new dream.
– 
C.S.Lewis

La Unión Europea recomienda ampliamente que la enseñanza de un segundo idioma inicie a temprana edad, así también se les facilitará incluso el aprendizaje de nuestro propio idioma, la idea es no ponerlos en cargas académicas pesadas, sino permitirles ir aprendiendo al ritmo de ellos mismos.

Consideremos estos conceptos:

  • Debemos generar ambientes donde todo sea bilingüe si queremos que los niños se desarrollen como tales. Trabaja en la decoración, el uso de comandos básicos, letreros y demás.
  • Los objetos de uso común y frecuente deben ser llamados en inglés, dentro y fuera del aula, procurando la mayor inmersión posible.
  • Trabaja la lúdica siempre, carreras de alfabeto, trabalenguas con números, bailes, canciones, crea tarjetas para la familia con ellos. Todo lo que más sea posible debes trabajarlo en inglés.
  • Vende la idea que en tu clase están todo el tiempo jugando, así se van encariñando con el idioma.
  • Permíteles ver TV en inglés, al comienzo como en todo pondrán resistencia, pero terminarán por aceptar y disfrutar el momento.
  • La hora del cuento es clave, aún si no entienden todo, si haces uso de recursos audiovisuales y buen manejo de la voz ellos podrán disfrutarlo y aprender.
  • Actuar las canciones, trabaja con ellos en crear y aprender canciones que tengan movimientos del cuerpo para permitirles retener y asociar la información.
  • Insta a los padres a que interactúen en inglés con ellos, que permitan los niños de participar en familia con actividades que tengan que ver con el inglés, así lo verá como algo más natural y menos impuesto.
  • Los niños menores de 12 años, en especial los más pequeños, absorben información como esponjas, conviene que estén en ambiente donde el uso de la lengua sea constante, y está será una excelente preparación para el futuro siempre y cuando mantengan el uso de la segunda lengua de forma constante y progresiva durante los siguientes años, por otro lado, los que ya sobrepasan los 12 años aprenden mejor es un ambiente más educativo, más formal.

To have another language is to possess a second soul.
– 
Charlemagne

Trucos y concejos dentro del aula

Una vez estás en el aula, o bien sea que ejerzas como profesor particular debes de recordar estos consejos para poder mejorar tu desempeño y mejorar la experiencia de aprendizaje.

  • Mantén un control sobre el progreso y avance de tus estudiantes, lleva una ficha por cada uno, y registra los temas que ya dominan y cuáles les faltan.
  • Utiliza casos reales como motivación, leer mapas, tomar direcciones, conseguir números telefónicos o pedir un café, suelen ser más efectivas que tratar de forzar una situación hipotética.
  • Realiza una prueba (test) de forma regular para verificar como están aplicando lo aprendido y que falencias presentan para poder reforzar.
  • Anímalos a no hablar en español, que traten de usar el inglés lo que más puedan, prémialos por ello.
  • Has que se graben una premisa básica: equivocarse es bueno. Es parte del proceso y les ayudará a perder el miedo, motívalos a fallar, a arriesgarse.
  • No demerits ningún intento y maquilla sus errores para que no vayan a percibir que han fallado gravemente, quiero decir que les corrijas de forma adecuada para que no sientan frustración o decepción, recuerda que lo más importante es desarrollar confianza en lo aprendido.
  • No dejes de animarlos en ningún momento a aprender
  • Aconséjalos referente a como pueden trabajar fuera del aula las dificultades que se les presentan.
  • Ínstalos a preparar las clases, las nuevas metodologías rompen el esquema del profesor que brinda el tema desde cero, ellos deben investigar y trabajar el material que les brindes antes de la clase, no durante y después. Este método mejorará muchísimo los resultados.
  • Cada estudiante aprende de una forma diferente, trata de adaptarte a cada uno de ellos. Unos avanzarán más de forma oral, otros por medios audiovisuales, algunos escribiendo, otros solo querrán jugar.
  • Si el grupo es muy grande, ¡rómpelo!, divídelo en grupos más pequeños, esto les permitirá trabajar mejor y con mejores resultados.
  • Cambia el contenido de la clase constantemente, inicia con un ice-breaker, luego un poco de Gramática según el nivel que enseñes, ejercicios de practica escrita, luego oral y terminamos con alguna actividad de refuerzo, y un espacio para hacer preguntas, debemos de ser dinámicos.
  • Todo juego que conozcas lo puedes adaptar a inglés, hacer performances con miras a una practica oral suele funcionar con la mayoría de los estudiantes. Hay juegos tipo concurso donde se ganan puntos y se aprovecha el espíritu competitivo, pictograma, Simon Says, en equipos o individuales, los limites los pones tú.
  • Aprovecha todos los recursos que tengas a la mano, fichas, audiovisuales, mapas, folletos, panfletos, historietas. Recursos tecnológicos como Apps y páginas web, redes sociales (algunos institutos puede que prohíban que hagas parte de ello, pero entre ellos pueden generar grupos de practica y apoyo).
  • Capacítate constantemente, Sabemos que enseñar inglés es más que eso. Debemos estar actualizados en las últimas tendencias, pero también en las técnicas de enseñanza, realiza curos de capacitación de forma constante sin importar cual.
  • Organízate, ten a la mano una agenda, app u otra herramienta que te permita tener un control constante y al día de tus clases, los temas, los alumnos, (los pagos si eres independiente), materiales que puedas necesitar y actividades para la clase.

Students studing Grupos pequeños de trabajo pueden generar mejores resultados.

Ser profesor de inglés: ¡el reto de una segunda lengua!

¿Por qué ser profesor de inglés?

Si buscas ser docente, debes guiarte por la disciplina pedagógica que te de más confianza, con la que sientas más afinidad y domines con comodidad, eso te hará un gran docente y te permitirá abrazar tu profesión día tras día con orgullo. Es preciso que debas consultar cuales son los requisitos para ser profesor de inglés en Colombia.

Si has escogido enseñar inglés, la lengua que nace en las islas británicas y con invasiones, comercio y al ser el idioma de las potencias económicas logra dominar por varios siglos como el idioma de los negocios, debes de sentir una pasión por el idioma y por la lengua, entonces vamos a revisar primeramente, en esta guía para aprender a enseñar inglés, las razones por las cuales nuestros jóvenes desean entrar a militar en las filas del conocimiento para asumir la tarea de construir nuevas mentes, transformar nuevos mundos, abrir mentes a nuevas realidades y permitir a través de su labor crear un mejor mundo.

Somos enanos que caminan a hombros de gigantes
– Bernard de Chartres

Tradidi quod accepi  («He transmitido lo que recibí»): Padres y profesores atañen esta premisa en su pedagogía, más los buenos docentes han trabajado incesantemente en mejorar constantemente lo que tienen para dar, la labor altruista menos recompensada de nuestros días, los docentes nos sacan de nuestra ignorancia, el mal de toda sociedad y nuestra debilidad como seres humanos es la falta de conocimiento. Lo sabemos y por ello agradecemos a todos aquellos que participaron como eslabones de la enorme cadena que significa el aprender día tras día.

Aprendes la lengua y después la transmites, ¿cómo lo haces?… te lo inventas.

No es broma, la pedagogía insta a que tras conocer sus alumnos permitas que entre ambos construyan los mejores ambientes y experiencias para construir conocimiento.

Eres libre de adaptar los contenidos a los gustos y habilidades individuales de cada uno, lúdica o estrictamente, con juegos, lecturas, recursos audiovisuales, haciendo uso de los clásicos o innovando.

La demanda es bastante y van en aumento cada día, aprender un segundo idioma es indispensable en nuestros días y en acá podemos analizar por qué y cómo el inglés es un idioma que se necesita más allá de las aulas, su importancia trasciende hacía el mundo académico, laboral, turístico, de negocios, y más allá de lo que a veces logramos imaginar.

 

Si deseas contactar con un profesor de inglés, te recomendamos unos muy buenos cerca de ti.

 

 

El mejor apoyo que le puedes ofrecer a tu hijos El mejor apoyo para tus hijos: Un profesor particular

¿Cuál es la formación necesaria para ser profesor de inglés?

En resumen, podemos decirte que existen dos clases de profesores, los que cuentan con una formación titulada y los que no.

Para quienes cuentan con una formación titulada, bien sea por colegio normalista, técnico, tecnólogo o profesional, por una licenciatura en la enseñanza del idioma o carreras afines a estás, los idiomas y la filología etc. Resulta mucho más sencillo ubicarse en instituciones privadas y oficiales, universidades e institutos y academias. Estos últimos puede que tengan exigencias mayores como una maestría o postrado.

En segundo lugar, tenemos a quienes no tienen una formación profesional, simplemente son nativos del idioma o estudiantes aplicados que consideraron dedicarle al inglés el tiempo de estudio diario que se merece, personas que han vivido o trabajado en el extranjero, aquellos que viajaron para estudiar en una academia fuera del país (las favoritas de los colombianos están en Canadá, Nueva Zelanda y Reino Unido) u otras situaciones similares que concluyeron en el dominio del idioma. También incluimos en este grupo quienes alcanzaron una certificación CELT o CELTA para enseñar inglés a través de una organización reconocida internacionalmente como Cambridge.

En ambos casos conviene claramente tener una certificación internacional en inglés como el IELTS, el Michigan, TOEFL o el TOEIC.

Por reglamentación nacional, solamente podrás enseñar a quienes estén un nivel de dominio por debajo de ti, así que, si logras una certificación C1, únicamente podrás trabajar con los 4 grupos con un nivel inferior (A1, A2, B1, B2), más no podrás enseñar a aspirantes a C1, ¡así que tu nivel de inglés debe pasar de bueno a excelente!

Aprender inglés desde los primeros años, un eje fundamental.

Hemos venido atravesando por una línea creciente de exigencias sociales que instan a que aprender inglés sea un obligatorio de nuestros tiempos, desde la reforma a ley general de educación en 1994, se busca que en los primeros 5 años de educación primaria los educandos adquieran un nivel A2.

Lograrlo no es difícil considerando que es bastante tiempo, sin embargo, esta meta está limitada por dificultades pedagógico-culturales.

Por un lado, no se le da al idioma el tiempo necesario para enseñarlo, tampoco la importancia por parte de padres y alumnos, los grupos en muchas instituciones son muy grandes, no siempre se cuenta con interés mutuo entre docente – alumno, el nivel de los alumnos no es muy equitativo y genera brechas que terminan en distracciones o pérdida del interés.

Así que se debe luchar contra todas estas limitaciones y muchas otras que puedan presentarse y desde los primeros años de colegiatura empezar a cultivar un vocabulario y amor por el idioma.

No se trata de saturar la agenda de los pequeños, un curso de inglés es recomendable desde los 12 años, antes de eso, la idea es que se adapte al idioma y lo pueda ir aprendiendo lejos de un aula, la calve está en la imaginación. Entre mayor sea el número de actividades y horas que pase en contacto con el idioma dentro y fuera de la escuela, mayor será el resultado que podamos ver.

Ser profesor es estar aprendiendo todos los días.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar