Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

En Rusia no hay caminos, solo direcciones. ¿Moscú o San Petersburgo?

Publicado por Jose, el 15/05/2019 Blog > Idiomas > Ruso > Moscú versus San Petersburgo

Puede resultar que, en un viaje exprés por Europa, no quede más que elegir entre Moscú o San Petersburgo. O lo uno o lo otro. Y sabemos de entrada que no es nada fácil elegir. Por un lado, Moscú es en donde empiezan todas las carreteras hacia el resto de Rusia, en la Plaza Roja. En San Petersburgo encontrarás la ciudad más septentrional de Europa, en donde abundan los Palacios y cruza el río Neva. Ambas son indiscutiblemente hermosas, con su voluptuosidad de catedrales, de plazas, de edificios imperiales.

Es común encontrar que la capital rusa, junto con San Petersburgo son las ciudades con los costos de vida más altos de toda Europa, pero la realidad es otra. Es inevitable que los precios sean más altos que en Vladivostok, a orillas del océano Pacífico, a unos pocos pasos de Corea del Norte y China, ¡a 9000 kilómetros de Moscú! Otras ciudades en la estepa como Irkutsk, o como Volgogrado manejan costos de vida más asequibles que las principales ciudades, pero hay que decir que tampoco hace que la vida sea inviable económicamente tampoco.

Existen cientos de leyendas sobre ambas ciudades, y ambas funcionan bajo hechizos muy distintos que les dan una magia particular, única e irrepetible en ningún otro lugar de la tierra. ¿Has oída hablar de las noches blancas de San Petersburgo?, ¿o de la catedral de San Basílio en Moscú?

Este es un dilema parecido a: ¿Madrid o Barcelona?, ¿Berlín o Munich?, ¿Londres o Liverpool?, ¿Paris o Marsella? Acá te damos algunas pistas para que puedas averiguar cuál de las dos se acopla más a tu personalidad.

Antes que nada, puedes leer este pequeño breviario de la cultura rusa para no quedarte varado en ninguna de las dos ciudades.

Moscú, el monstruo más hermoso

A Moscú la recorren diariamente la población más alta que cualquier otra ciudad europea, para 2019 son nada menos que 12 millones de personas. Si bien está lejos de superar a Ciudad de México, a Estambul o a Tokio, a comparación de Roma, Viena, o incluso Londres, es una ciudad desconcertantemente grande. Una ciudad que cubre un perímetro de 2500 kilómetros cuadrados… nos es cualquier ciudad, es la ciudad de Iván el terrible.

Boceto arquitectónico de la ciudad de Moscú. Una perspectiva arquitectónica del centro de la ciudad de Moscú.

Llegar hasta la puerta rusa

De entrada, no va a ser fácil llegar a Rusia desde Colombia. La manera más barata de aterrizar en continente europeo, atravesando el Atlántico, es comprar un vuelo a Madrid. Es la ciudad más “cercana” y con más oferta actualmente en las aerolíneas en Colombia. Desde Bogotá hay varios vuelos directos a otras ciudades como París, Lisboa, Amsterdam o Frankfurt. Pero aún estaríamos demasiado lejos de Moscú. Por ende, te recomendamos hacer una escala que te deje en el Aeropuerto Internacional de Moscú. A menos que quieras atravesar casi toda Europa por carretera… pero eso es otra aventura.

Lo mejor también sería empezar a conocer la lengua ya prenderla, con Superporf puedes empezar tus clases. Acá también encontraras toda la historia de este idioma.

Al momento de comprar los tiquetes tendrás que lidiar con las escalas, y es importante que tengas en cuenta que no puedes ir por los aeropuertos de todo el mundo sin tener los papeles al día. Si bien la mayoría de los países europeos ya admiten el tránsito de ciudadanos colombianos sin mayor problema, países como EEUU no nos permiten realizar escalas sin una visa estadounidense.

Si quieres hacerte una idea de cuánto pueden costar tus tiquetes, recuerda que tienes que comprar ida y regreso a menos de que tengas una visa de trabajo o de estudiante; tampoco está de más recordarte que no puedes exceder 90 días en territorio ruso sin un permiso migratorio. Por eso te recomendamos que juegue un poco con fechas y costos en Skyscanner o en Google Flights.

capital-iglesia-ortodoxa La Iglesia ortodoxa rusa es la mayor de las Iglesias ortodoxas orientales del mundo, y Moscú es su capital religiosa y espiritual. Incluyendo todas las iglesias autocéfalas bajo su supervisión, ¡su número de seguidores es superior a los 150 millones en todo el mundo!

Si hiciéramos el experimento de planear un viaje a Moscú para las vacaciones de junio a julio, en pleno verano de este año, nos arrojaría un precio aproximado de $4.000.000 COP. Puede incrementar o disminuir el costo fácilmente en esta época de temporada alta. Si quisiéramos ir en invierno, el precio disminuirá y será más fácil encontrar premociones.

Pero, ¿que voy a encontrar en Moscú?

Para empezar, en Moscú está la Plaza Roja. Y esto no es decir cualquier cosa. Estamos en el centro político de Rusia. En la Plaza se impone el monumento más emblemático de la iglesia ortodoxa, pero también de Rusia: la catedral de San Basilio. Construida por el zar Iván el Terrible, el hombre que creó el Estado Ruso, pero que asesinó a su hijo, conquistó Siberia y tuvo ocho esposas, dice la leyenda que le pidió al arquitecto Póstnik Yákovlev que levantara la iglesia, y el zar, viendo la belleza descomunal que tenían sus nueve cúpulas, mandó dejar ciego al arquitecto para que jamás pudiera construir algo semejante en ningún otro lugar del mundo.

La catedral de San Basílio es un ícono mundial Tetris nació en 1984 de la mano del ingeniero informático ruso Alekséi Pázhitnov, y la Catedral de San Basilio abre siempre las partidas con la imagen de sus características cúpulas.

También está el Kremlin. Una viva imagen europea de la ciudad prohibida de Pekín. Cercada por una muralla de 2500 metro de longitud.

El metro de Moscú también es todo un hito, se dice, “es el más bello del mundo”, pues, sus estaciones están adornadas con nada menos que mármol, decoradas con mosaicos y esculturas de bronce. Te recomendamos visitar las estaciones “Mayakovskaya”, “Kievskaya”, “Komsomolskaya”, “Novoslobodskaya”. Existe entre estudiantes toda una leyenda acerca de la estación “Plaza de la Revolución”, en donde encontrarás una escultura de un militar junto con su perro. Se dice que si antes del examen frotas la nariz del perro, chance pasas el examen si problemas.

Moscú también es el hogar de personalidades que cambiaron para siempre la historia del arte. Acá te contamos quienes son.

El metro de Moscú Cuenta la leyenda que Stalin estaba analizando el desarrollo del Metro de Moscú cuando dejó, por accidente, una taza de café sobre los planos del subterráneo. Al levantar el café  vio la huella en forma de anillo que había dejado la taza, y así surgió la idea de una línea circular para el metro de Moscú.

San Petersburgo, capital de los zares

Del siglo XVIII hasta el siglo pasado la capital no fue Moscú… sino San Petersburgo… o Leningrado, como la quieras llamar.

La ciudad fue fundada por el zar Pedro el Grande con fuertes influencias europeas, y hoy días el hogar de cinco millones de petersburgueses. Arquitectónicamente, son dos ciudades hermanas por un mismo estilo que corresponde a una abstracción más profunda del espíritu ruso. Basta echarle un vistazo a las catedrales de San Salvador, en San Petersburgo, y la catedral de San Basilio.

Pero entonces, ¿dónde está la diferencia? Cuando las calles de la ciudad moscovita fueron construidas alrededor de los edificios, la urbanización de San Petersburgo fue iniciada antes de la construcción de los edificios. Es una arquitectura más calculadora y organizada que en Moscú, donde nos encontramos con un montón de pequeñas callejuelas desordenadas y callejones sin salida. Cada una tiene su encanto.

Los colores de la ciudad ¡Déjate llevar por la arquitectura soviética, imperial y moderna de la ciudad de San Petersburgo!

¿Moscovitas o petersburgueses?

Los rusos son unos solos, pero para describir los hábitos y comportamientos de los habitantes de cada una de estas ciudades podríamos hacerle caso al genio escritor ruso Nikolai Gógol, que describió al habitante de San Petersburgo como un “hombre bien arreglado, el perfecto alemán”, mucho más con los pies en la tierra que cualquier otro y que invita a cualquiera a cenar, sin importar lo que tenga en el bolsillo. Por el contrario, al moscovita lo describe como un “ruso noble” al que solo le importa cuánto dinero tiene y que se preocupa del momento presente. Pero Gogól siempre tuvo problemas con la capital, donde finalmente moriría.

Si quieres seguir leyendo opiniones de Gógol, en Bogotá encuentras una oferta de literatura rusa única. Acá te contamos por qué. 

Mientras que San Petersburgo fue la ciudad amada de Pedro el Grande, conservó entonces facciones europeas, delicadas y nobles; mientras que Moscú tiene el encanto de Iván el Terrible, una ciudad inmensa que recibe influencias asiáticas, pero también es un alarde de riqueza y grandeza descomunal.

La capital de San Petersburgo tiene rasgos más pronunciados de la sensibilidad rusa de los zares. Repleta de Palacios, nunca está de más hablar del Hermitage: el museo más grande del mundo, con obras de Da Vinci, Rembrandt, Picasso, pero que en sí mismo representa un monumento extravagante y único. Cuentan rumores que, desde hace siglos, mientras los turistas le dedican tiempo a ver los grandes maestros de la pintura, decenas de gatos corren por los sótanos para ahuyentar a los roedores.

Los gatos del Hermitage son todo un atractivo La exposición permanente del Hermitage tiene colecciones de arte flamenco y español, hay reliquias antiguas de la cultura de Eurasia y piezas germanas del siglo XV al XVIII. Pero además, desde 1745, los gatos son una tradición en las instalaciones del Hermitage.

«Nuestros gatos son tan conocidos como nuestra colección», dice Irina Popovets, responsable de la «unidad felina» del Museo Hermitage, con 70 gatos a su cargo. Son los guardianes invisibles que vigilan el palacio. Durante el asedio de San Petersburgo por parte del ejército nazi entre 1941 y 1944, la población desesperada se comió todos los animales domésticos de la ciudad y acabo con los gatos que habían custodiado el Hermitage desde la época de Catalina II; pero fueron restituidos con la tregua a su hogar natal. Hoy en día son un atractivo especial.

Para más sobre esta historia puedes leer el siguiente artículo que te dejará fascinado por la historia de este palacio.

Este Palcio alguna vez fue el hogar de Catalina II En el año 1764, Catalina II «la grande, la emperatriz de Rusia, compró una colección de 225 cuadros de pintura holandesa y flamenca en Berlín. Fue entonces cuando comenzó a decorar el palacio con todo tipo de obras de arte que iba adquiriendo provenientes de Europa Occidental. Sólo el comedor estaba adornado con 92 cuadros.

Si bien Moscú es más cosmopolita, y encontrarás muchos más idiomas y nacionalidades; San Petersburgo tiene fama de ser anglófona, por lo que va a ser más fácil comunicarte en inglés. ¡La idea ahora es que te animes desde ya a aprender ruso con Superprof!

Viajar con rublos

Actualmente la moneda oficial del país es el rublo, por lo que vas a encontrar cambio de divisas en dólares y euros. Si bien es posible que encuentres otras monedas de cambio, no va a ser nada fácil cambiar pesos colombianos, por lo que te recomendamos llevar tarjetas de crédito débito de tu respectivo banco, o realizar el cambio desde una divisa más accesible. Un factor clave para que no tengas problemas migratorios de ningún tipo es que demuestres que tienes la solvencia económica suficiente para sostenerte en el país.

Tristemente, Moscú y San Petersburgo sno son ciudades baratas como Belgrado, Budapest o Cracovia. A los rublos, la moneda oficial, la identificamos por una “P” con una raya horizontal y su código ISO es RUB. Esta, que lleva circulando en el país desde hace cinco siglos, se divide en 100 kopeks. Encontrarás billetes de 5, 10, 50, 100, 500, 1000 y 5000 rublos rusos, y monedas de 1, 5, 10 y 50 kopeks, y de 1, 2, 5 y 10 rublos.

Para hacerte una idea, algunos costos de vida están actualmente de la siguiente manera:

Cerveza nacional (0,5 litros)59,00руб 0,90$ 0,81€
Agua (1,5 litros)36,60руб 0,56$ 0,50€
Una docena de huevos72,00руб 1,10$ 0,98€
Un kilo de pan (1 kg)33,00руб 0,51$ 0,45€
Coca-Cola / Pepsi (botella de 33cl)49,10руб 0,75$ 0,67€
Un billete de ida en transporte público24,90руб 0,38$ 0,34€
1 min. de la Tarifa de prepago móvil local (no hay descuentos o planes)1,47руб 0,02$ 0,02€
Cine (una entrada / ticket)300,00руб 4,60$ 4,09€
Comida en un restaurante barato (menú del día)500,00руб 7,67$ 6,82€
Taxi 1 hora de trayecto (tarifa normal)300,00руб 4,60$ 4,09€

 

Unas zapatillas deportivas de marca (Nike, Adidas, Puma, etc.)5000,00руб 76,65$ 68,24€

Puede que los precios hayan aumentado con ingredientes adicionales como el Mundial de Fútbol del 2018. Pero que el dinero no vaya a ser un excusa para dejar de ir a teatro, museos y a ver películas rusas, nuevas o clásicas. Acá encuentras una lista con las mejores 5.

Esperamos que, con esta información, ya hayas trazado un nuevo rumbo para tus planes de estudio. Acá encontrarás la guía completa para hacer planes de estudio y de viaje.

¿Faltan razones para visitar Rusia?

Si lo tuyos son los monumentos, estás en el paraíso. El pueblo ruso es, ante todo, un pueblo de devoción que encamina todo su afecto en adorar la belleza. Por sobre las catedrales, las pinturas, los ornamentos, los monumentos, reluce una fe que no necesariamente se encamina a un Dios cristiano, sino a una creencia más universal por la piedad y la hermosura. Detrás de la construcción de los monumentos más sublimes de la iglesia ortodoxa, no reza el fanatismo, sino una convicción profunda sobre la sensibilidad, la gracia, y la expresión del espíritu.

No hay preocupación más constante y dolorosa para el hombre que la de, sin dejar de ser libre, encontrar cuanto antes aquello a que lo debe adorar. Los hermanos Karamázov, Fiódor Dostoievsky.

Pero no solo hay monumentalidad en el arte, Rusia es un país donde también se enfrían los paisajes más majestuosos de la estepa. Lo que es un paisaje rudo, inclemente e impenetrable, también decanta los lugares más excepcionales de la tierra entera.

Kamchatka, en el extremo oriental de Rusia, es un paraíso natural. Se encuentra tan al este que casi está más cerca de Tokio y Seattle que de Moscú. Es un lugar remoto, de difícil acceso, pero de una belleza virgen y singular. Volcanes en erupción, géiseres, osos y salmones son parte de su exuberante naturaleza. Algunos lugares solo son accesibles en helicóptero, lo que dispara el precio de los viajes. Aunque existe la posibilidad de hacer rutas en todoterreno o camión. Es tan virgen que los lugareños dicen que Kamchatka no tiene caminos, sólo direcciones.

Te recomendamos ver los «Seis lugares de belleza extrema en la Rusia profunda», según el Huffington post aquí. 

Rusia es un paraíso volcánico Es bastante fácil explorar la zona, existen varias rutas a pie que te llevan a recorrerlo en un solo día, pero llegar allí es un poco caro. Este valle está a 200 kilómetros de Petropavlosk y se alcanza más fácilmente en helicóptero, lo que aumenta el valor de las excursiones.

Por supuesto, ¡tampoco te quedes sin la idea de recorrer el Transiberiano!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar