¿Será que la situación de la educación en Colombia es tan mala como la pintan? Por desgracia, .

 

Nuestro sistema educativo más de una vez ha demostrado su inoperancia en diferentes escenarios nacionales e internacionales, y la incapacidad de adaptarse a escenarios cambiantes de desarrollo académico, tecnológico y en materia de innovación.

 

Es verdad que no se pueden desconocer los esfuerzos que se hacen desde varias instancias para mejorar la educación, pero es válido preguntarse si esos esfuerzos no están siendo mal invertidos o desperdiciados por completo. Son problemas estructurales de larga data y que ponen de manifiesto que, a pesar de la tendencia a culpar siempre al gobierno del estado de las cosas, la situación actual de la educación ha sido y siempre será responsabilidad de todos.

 

Por suerte, el apoyo escolar personalizado ofrece soluciones para muchas de las limitaciones y deficiencias de un sistema educativo que ha dejado a Colombia en el puesto 54 (entre 63 en total) en la clasificación sobre competitividad del IMD. ¿Cuáles son las soluciones que ese apoyo escolar personalizado ofrece? ¿Cómo se puede apoyar el apoyo  escolar –valga la redundancia- para tratar de revertir estos perjuicios causados a los y la estudiantes desde hace muchas generaciones? SuperProf tiene algunas respuestas para ti.

 

Reformanía

 

En nuestro país – y en muchos otros-, la educación ha sufrido múltiples mutaciones y mutilaciones: ha sido uno de los territorios de contiendas políticas e ideológicas, y también se le han delegado funciones que se inscriben en otros ámbitos que se apartan de lo formativo, tal como se muestra en los siguientes puntos:

 

  • Inicialmente, la instrucción en saberes básicos podría haberse definido mejor como un instrumento de adoctrinamiento religioso y reglamentación moral, así también como para facilitar la formación de una élite de profesionales con miras administrativas o empresariales;
  • La imposibilidad de llegar a consensos mínimos derivados de la lucha bipartidista dejó profundas rupturas dentro de la aproximación a la educación y en los programas y modos de enseñanza;
  • Más tarde, y a raíz de la guerra fría y de una vasta penetración de diversos lineamientos de la ideología socialista, se empieza a introducir la idea de que la educación es para todos y es un derecho constitucional (se supone que este era un propósito desde la formación de la República, pero desde la década de los setenta se empezó a tomar en serio), entonces se le apostó a un aumento de las cifras de escolarización extendiendo la cobertura;
  • En las reformas más recientes se han intentado incorporar inventarios de logros puntuales que debe saber el alumno para tratar de disminuir el rezago académico con respecto a países vecinos con condiciones más alentadores, así como también se promueve el uso de nuevas tecnologías, pero utilizando equipos, recursos y métodos pedagógicos primitivos.
cambios legislativos educación
Estatutos, decretos y anotaciones han transformado la educación en nuestro país, a veces para bien, a veces con resultados no tan positivos

En fin, al sistema educativo colombiano se le han hecho una cantidad inconmensurable de costuras y de enmiendas, y ha sido diseñado y rediseñado bajo diferentes perspectivas que se anulan unas con otras. En total, se identifican al menos nueve reformas sustanciales y los decretos correctivos o aditivos son demasiados como para contarlos aquí.

 

Es verdad que los cambios son necesarios, pero si estos cambios se hacen muy tarde o se ejecutan de forma inadecuada, no solo no serán efectivos, sino que serán contraproducentes: además, lo que funciona para otros países, tal vez no funciona para el nuestro, y lo que funciona para otras personas no necesariamente da los mismos resultados en nosotros.

 

Si seguimos esta misma línea de pensamiento, se puede afirmar que el apoyo escolar a domicilio puede ayudar a solventar el problema de programas académicos obsoletos, porque, aunque los contenidos serán básicamente los mismos, en la educación personalizada es el estudiante quien decide el programa y la metodología de estudios; sin aulas hacinadas, sin orientaciones políticas o religiosas ajenas, sin cronogramas estrechos. La educación particular se convierte entonces en una salida de la mediocridad estandarizada presente en muchas aulas de clase.

 

Infraestructura insuficiente o poco ‘amigable’

 

Muchos dirán que en el país hay muchos parques bibliotecas, que se están construyendo muchos colegios, que cada vez hay más espacios para que los niños, niñas y jóvenes puedan jugar y aprender sanamente, pero lo que están pasando por alto es que la habilitación de edificios de carácter educativo no compensan la falta de educación de calidad.

infraestructura proporcional motivación
La construcción y adecuación de aulas y edificios más funcionales, sólidos y atractivos motiva a los y las estudiantes a continuar sus estudios

Si en los parques bibliotecas no hay suficiente personal para asesorar a sus visitantes, si los colegios no tienen pupitres suficientes o ni prestan los servicios básicos (luz, alcantarillado, manejo adecuado de residuos), si los espacios de esparcimiento son pocos y muy apartados, o son muchos pero están rodeados de peligros –poca vigilancia y venta y consumo de estupefacientes-, ¿realmente se puede hablar de infraestructura satisfactoria?

 

Además, muchos alumnos manifiestan no sentir motivación por estudiar dentro de espacios que poco hacen por estimular la creatividad, la imaginación o el aprendizaje: la poca ventilación y la iluminación insuficiente, al igual que la falta de recursos pedagógicos acordes con el nivel, la edad y los contenidos, también contribuyen a la deserción escolar o al desarrollo de aversión hacia la educación.

 

Por suerte, con el apoyo escolar el espacio donde se llevan a cabo las clases es un lugar que, por lo general, el estudiante conoce bien y en el que se siente cómodo: su hogar. La flexibilidad de esta modalidad de complementos académicos también permite que el o la estudiante elija el lugar desde donde quiere recibir sus clases y, por tanto, el desplazamiento no generar tanta incomodidad o las cuestiones de seguridad no serán un problema. Además, las clases pueden agendarse de modo que el o la estudiante pueda utilizar los equipos electrónicos a sus anchas: las carencias en la adecuación de aulas para el aprendizaje también se ve reflejado en la insuficiencia de equipos para practicar y algunos estudiantes se quedan sin hacer experimentos o deben compartir un computador, lo cual no facilita el aprendizaje.

 

Aulas hacinadas

 

Según el ex Presidente de Fecode, Luis Gruvert, en una porción nada despreciable de las aulas colombianas hay profesores que deben trabajar hasta con 60 estudiantes y en otras aulas, el espacio es tan reducido que queda poco espacio para moverse o para acoger en condiciones, sino holgadas al menos cómodas, a un grupo de estudiantes con cupo normal.

sobrecupo en aulas
El hacinamiento en las aulas dificulta el aprendizaje y tensa las relaciones entre estudiantes, docentes y demás agentes involucrados

 

Gruvert continúa afirmando que dicho hacinamiento afecta de forma negativas las relaciones entre profesores y estudiantes, y entre los mismos estudiantes. La tensión y el estrés que generan las condiciones derivadas del sobrecupo o de los espacios muy pequeño, calor, ruido, sensación de ahogo, ansiedad- van en detrimento del rendimiento escolar.

 

Aun sin sufrir de claustrofobia o antropofobia, a todos nos ha pasado que estamos en un lugar lleno de gente, hemos sentido como nuestros nervios se crispan y nuestros niveles zen descienden: ¿serán estas condiciones óptimas para aprender? Aunque sabemos que no sería justo retirar a personas de las aulas para facilitar el aprendizaje de unos pocos, sería más que justo y lógico buscar espacios de aprendizaje en los que no tengamos que preocuparnos de tumbarle los libros al vecino, espacios como las clases personalizadas  y otros tipos de alternativas educativas.

 

Personal docente insuficiente o poco capacitado

 

Es cuestión de sentido común: si un profesor o profesora no tiene los conocimientos ni las habilidades pedagógicas suficientes, ¿cómo podrá transmitirle algo de valor a los y las estudiantes?

 

Para poner un ejemplo, estudios recientes del Centro de Estudios Económicos Regionales del Banco de la República demostraron que solo el 35% de los profesores de inglés de instituciones educativas del país supera el nivel B1 del Marco Común Europeo, lo cual es preocupante.

profesor y acreditación
Un profesor no se puede diseñar, pero se puede elegir: la recomendación es verificar sus credenciales y referencias

 

Además, más allá de las condiciones desfavorables de hacinamiento descritas en la sección anterior, con salones compuestos por muchos estudiantes, es comprensible que los profesores y las profesoras, por muy competentes que sean, no puedan proporcionarle a todos y cada uno una asistencia personalizada o hacer seguimientos muy constantes.

 

Dar con profesores poco preparados es más fácil de evitar con las clases personalizadas: cuando se trata de apoyo escolar privado puedes escoger el profesor que se ajuste a tus necesidades y que cuente con las credenciales que consideres apropiadas para ayudarte en tu propósito.

 

Problemáticas socioculturales

 

Existen otros factores que corresponden a los entornos de las instituciones y a los comportamientos puntuales de cada estudiante y las tendencias masificadas en un aula de clase.

 

El ambiente dentro de los salones y los colegios se han vuelto cada vez más hostiles y cada vez se recurre más a la violencia física, verbal o psicológica para atacar la diferencia o para burlarse de comportamientos tan normales como hacer una pregunta o cometer un error simple. Prácticas como el matoneo o bullying, que no son nuevas pero que han llamado la atención  de muchos por su notoriedad y gravedad y porque han encontrado nuevas formas de ejercerse, pueden darse de manera ‘presencial’, por así decirlo, y en redes sociales.

 

matoneo dentro y fuera de las aulas
Ya sea un bravucón como Stan Smith o como Stelio Kontos, el matoneo se ha vuelto en un obstáculo serio para el aprendizaje

 

El aprendizaje ya es de por sí un proceso complejo que requiere de todas nuestras capacidades, pero ¿cómo puede una persona concentrarse para aprender cuando toda su atención está orientada a no hacer el ridículo o a no hacerse notorio a los ojos del charlatán del salón?

 

Las clases personalizadas no solucionan el matoneo, pero, generalmente, son ambientes seguros en los que no entra la burla o la intolerancia, y en los que el estudiante puede aprender sin miedo a que alguien lo haga objeto de burlas por hacer una pregunta honesta o pronunciar de manera incorrecta una palabra en inglés.

 

Hay situaciones que se salen de nuestro control, tales como el funcionamiento y la calidad del sistema educativo, pero lo que sí está a nuestro alcance es la búsqueda de herramientas más provechosas para nuestro aprendizaje, tales como el apoyo escolar a domicilio

 

¿Necesitas un profesor de Apoyo escolar?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Loading...

Carlos

Arquitecto, viajero, melómano, observador, prospecto de lector, motociclista, apasionado por aprender en la vida.