Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Qué tipo de complementos educativos se deben buscar en cada etapa del proceso formativo?

Publicado por Daniela, el 18/02/2019 Blog > Apoyo escolar > Tipo de apoyo escolar necesario según el nivel

 

¿Recuerdas tu primer año en el colegio? ¿Esos libros llenos de dibujos y colores con los que aprendiste a leer y a escribir? Ahora bien, ¿recuerdas la primera vez que viste los ejercicios del Álgebra de Baldor en octavo, el sudor helado que recorrió tu espalda al darte cuenta que los dibujos de ese libro no se parecen en nada a los de tus libros de cuarto año? ¿Recuerdas haberle dicho adiós a la química cuando abriste el libro ‘Hola Química’ en décimo? ¿Recuerdas la confusión en las primeras clases de universidad?

 

Si has estado en alguna de las situaciones anteriores, tal vez signifique que has necesitado apoyo escolar para adaptarte mejor a los cambios que vienen inevitablemente con cada etapa de formación.

 

Pero, sin importar el nivel académico en el que te encuentres o qué tan satisfactorias sean tus calificaciones, el apoyo escolar particular, ya sea a domicilio o virtual, es necesario para aprender ciertos temas y suplir ciertas carencias del sistema educativo actual a nivel nacional y –casi- mundial. Pero, ¿qué tipo de apoyo es ideal para ti?

 

El aprendizaje se da de distintas formas según la edad y la comprensión de ciertos temas se hace posible gracias al uso de diferentes métodos para cada nivel. Adicionalmente, debemos tener en mente que cada individuo tiene diferentes hábitos y diferentes formas de aprender, lo cual requiere de la incorporación de complementos y clases particulares para así obtener una educación integral.

 

En este artículo, reunimos opiniones de expertos sobre las condiciones psicopedagógicas que determinan el aprendizaje en diferentes edades y cómo se configura el apoyo escolar a domicilio en cada uno de ellos.

 

¿Por qué es necesario el apoyo escolar particular?

 

El periodista Juan Gossaín asegura, después de consultar con diferentes expertos, que los problemas de la educación en nuestro país -los cuales se ponen de manifiesto al evaluar los conocimientos, capacidad interpretativa y de resolución de determinadas situaciones de los estudiantes- tienen que ver más con la calidad que con la cobertura.

 

Diferentes gobiernos han querido aumentar el número de niñas, niños y adolescentes que reciben educación dentro del territorio colombiano para así aumentar los niveles de escolarización frente al promedio regional y global, pero no lo han hecho a través del aumento de infraestructura, personal docente, ni mediante el replanteamiento de los métodos de enseñanza, ni a través del mejoramiento de las condiciones socioeconómicas que rodean a la educación y a los y las estudiantes: en lugar de eso, se han dispuesto más cupos sin habilitar las aulas y sin contratar más profesores o capacitar a los existentes, lo que ha dado como resultado hacinamiento en muchas instituciones y le ha imposibilitado a los profesores y profesoras el proporcionar asistencia significativa en los casos en los que algunos –o muchos- elementos del cuerpo estudiantil muestran fallas o manifiestan su incomprensión de un tema.

 

deterioro educación El deterioro en diferentes niveles y aspectos de la educación puede atribuirse a los esfuerzos dispares por aumentar la cobertura y la calidad: hacinamiento y lagunas de aprendizaje son el resultado

 

Por otro lado, en ocasiones, la falta de docentes o la imposibilidad de contratar a un buen profesor (cuya remuneración mínima, según la ley, excede por mucho el presupuesto de ciertas instituciones educativas especialmente del sector público) hace que se contrate a personas sin la vocación o sin las capacidades que se requieren según cada etapa de formación: es decir, en muchas aulas de clase se puede ver a ingenieros mecánicos que, por alguna razón se quedaron sin empleo, dando clases de matemáticas a niños de tercero de primaria.

 

Esto no significa que absolutamente todas las personas que estén ejerciendo una labor docente habiendo estudiado para una carrera completamente distinta sean personas que utilicen la enseñanza como un trabajo de paso o ‘escampadero’, como se dice popularmente: muchas personas han descubierto esta vocación después de un tiempo y es casi seguro que todos y todas podemos recordar con gratitud a un profesor que marcó nuestro camino sin tener un título en pedagogía en su haber. Sin embargo, a menudo encontramos casos en los que la docencia fue el último recurso, y son los y las estudiantes quienes terminan sufriendo las consecuencias.

 

Para esos casos y en muchos otros más, el apoyo escolar a domicilio o por Internet se convierte en una herramienta crucial para llenar vacíos que quedan de clases insuficientes o de asistencia docente inadecuada, o para otro tipo de requerimientos. En las siguientes secciones te indicamos el tipo de apoyo pertinente según el nivel o según el cambio de nivel. Nos concentramos en la educación por ciclos académicos desde la primaria hasta la universidad; consideramos que la educación en la primera infancia compete a las  familias más que a la docencia particular y es un tema que tal vez merezca ser tratado en un artículo independiente más adelante.

 

Apoyo escolar en primaria

Esta es, en definitiva, la etapa más importante en nuestra formación. Se denomina educación inicial a este proceso que generalmente comienza a los 6 o 7 años con el ingreso del niño o niña a primero de primaria.

 

 

etapa inicial estímulo El apoyo escolar en las etapas tempranas de la educación se concentra en el estímulo de capacidades cognitivas y comportamentales para el florecimiento de valores y hábitos duraderos

En esta etapa introductoria no solo aprendemos las bases para toda nuestra vida académica, profesional y personal, sino que definimos una postura hacia la educación. Los contenidos que se enseñan de primero a quinto tales como aprender a leer y a escribir, las operaciones básicas, a reconocer nuestro espacio y sus componentes y a interactuar con nuestro entorno, deben ser comprendidos a profundidad, pero la actitud con la que se enseñen también juegan un papel muy importante en la actitud del estudiante o de la estudiante: diferentes estudios han demostrado que un ambiente de hostilidad, de violencia física o verbal o de amenazas, tiene un impacto negativo –probablemente irreversible- en el desarrollo neuronal y en las habilidades sociales y empáticas del estudiante.

 

Por el contrario, el refuerzo positivo al buen comportamiento, un ambiente de respeto y de amor por el aprendizaje, sienta las bases para educandos más competentes y con mejor disposición para aprender. Esto no significa que no se deban corregir actitudes negativas o comportamientos inaceptables, solo se trata de hacer estas correcciones de manera que el niño o niña no desarrollen aversión por el colegio o por el estudio: no se debe responder de forma agresiva, pero se le debe educar con firmeza. Explicarle las cosas, retirarle un juguete o una actividad que le guste hasta que entienda que los comportamientos negativos traen consecuencias negativas, dan mejores resultados que un golpe o pasársela gritando.

 

Es por esto que para esta etapa, si decides contratar ayuda particular para tu hijo o hija, es fundamental que la persona que escojas tenga un título en pedagogía infantil: son personas que, por lo general, saben cómo reaccionar en diferentes situaciones y son facilitadores del conocimiento. Estas personas deben estimular la creatividad, deben enseñarles a utilizar diferentes objetos, deben también procurar que se aprendan normas de seguridad y de higiene y, en general, deben ayudar a cimentar buenas bases de estudio y de comportamiento en grupos sociales.

 

Muchas de estas funciones del docente particular deben realizarse en un trabajo conjunto con la familia debido a la naturaleza comportamental de los aspectos que se quieren formar en el menor o en la menor.

 

Con respecto a los conocimientos que se adquieren en esta etapa, la modalidad de acompañamiento escolar, que consiste en la observación y seguimiento del desempeño, así como la asesoría con las tareas, pueden ser la opción más adecuada.

 

Apoyo escolar de transición hacia bachillerato

 

Un profesor particular en la segunda mitad del año en quinto de primaria puede ser de gran utilidad para preparar al estudiante en las dinámicas de bachillerato, en la exigencia que se avecina y en las herramientas que puede utilizar para facilitar la transición.

 

Para esta transición, es recomendable revisar el programa de estudios y asegurarse que el o la estudiante tenga claros todos los conceptos que se supone debería saber a la perfección.

 

transición cambio preparación El transición hacia nuevas etapas de formación requiere de una preparación previa para los cambios que se avecinan y una claridad absoluta en los conocimientos de la etapa anterior

 

Si el sistema de evaluación cambia (de notas con letras a notas con números), también se debe entrenar al estudiante en esta nueva modalidad de evaluación, como también se deben crear o reforzar hábitos de estudio acordes a los tiempos de evaluación y de entrega (por ejemplo, si se pasa de evaluaciones frecuentes a parciales trimestrales, o si el tiempo de lectura de un libro y de entrega de su respectivo informe de lectura es de dos semanas).

 

Apoyo escolar en bachillerato

 

Esta etapa le representa un reto a la mayoría de los docentes, vinculados a instituciones o independientes, debido a que se enfrentan con cambios físicos, hormonales y en la personalidad tan drásticos, tan frecuentes y tan generalizados que a menudo chocan con el propósito esencial de aprendizaje.

 

Son muchas las diferencias entre primaria y bachillerato: hay una exigencia mucho mayor, la autonomía en la distribución del tiempo y en el método de estudio es diametralmente opuesto a la observación y acompañamiento casi permanente que se tenía en primaria y, simultáneamente, se procura que el o la estudiante desarrolle disciplina, autocontrol y diferentes método para conducir su propio proceso hasta cierto punto.

 

bachillerato maduración El apoyo escolar en bachillerato deber buscar la maduración de los hábitos de estudio y proporcionar una especie de ‘autonomía asistida’ que le permita terminar sus proyectos y tomar decisiones acertadas

 

Hasta aquí, todo perfecto… ¿cierto? Resulta que las nuevas dinámicas socioculturales que se han formado y establecido en esta era de información, hace que el reto más importante para todos los y las docentes sea el de capturar y retener la atención y las estudiantes, así como inyectarles amor por el aprendizaje. Por tanto, un profesor particular ideal para esta etapa será alguien que sepa comunicarse y que sepa escuchar a sus estudiantes, no forzando una amistad o la camaradería, mucho menos tratando de imitarlos, sino en convirtiéndose en una guía en su proceso. También debe ser una persona con altos conocimientos en herramientas informáticas y que sepa cómo explicarles la aplicabilidad de lo que está enseñando en la vida diaria.

 

Para esta etapa, en la mayor parte de los casos, el refuerzo educativo oportuno para superar dificultades en temas o materias o los cursos extraescolares para descubrir y desarrollar nuevas capacidades puede ser la mejor opción.

 

Apoyo escolar de transición hacia la universidad

Seamos sinceros: a muchos de nosotros nos gustaba vivir en el peligro o solo abusábamos del factor sorpresa y no asistimos a las inducciones de la universidad. Nos dimos cuenta de nuestro gran error cuando empezamos nuestro primer proyecto de investigación sin saber utilizar una base de datos virtual, o cuando se nos hizo tarde para TODAS las entregas.

 

Para este período de transición hacia la universidad, creemos que el apoyo académico particular debe centrarse en el uso de herramientas de búsqueda de información, en la distribución efectiva del tiempo, en el manejo de plataformas de trabajo compartido y/o conjunto, en los atajos o trucos que facilitan la redacción y edición, en la toma de notas efectiva y en cómo sintetizar para hacer resúmenes concisos antes de un parcial.

 

Complementos educativos en la universidad

Suele suceder que muchas personas esperan hasta la universidad para tomarse en serio el estudio, sin contar con que una vez llegan a este nivel, la exigencia es muchísimo mayor que la del colegio y las bases con las que cuentan son demasiado débiles y escasas.

 

Si, por alguna razón, te das cuenta de que este es tu caso, nosotros recomendamos buscar apoyo de profesores que te entrenen en comprensión lectora, en escritura académica y razonamiento lógico/abstracto. No solo se trata de aspectos útiles para pasar los exámenes de la universidad, sino herramientas fundamentales para desenvolverse en la educación superior.

 

universidad definitivo En la universidad terminan los ensayos: con el apoyo en esta etapa se deben establecer de forma definitiva las capacidades del individuo para organizar mejor su trabajo y para comprender y trabajar con la información

 

Es probable que no cuentes con el tiempo o el dinero para contratar apoyo escolar particular para todas y cada una de las materias del pensum, pero si sabes leer, abstraer, conmutar y expresarte, verás que la universidad se hace mucho más sencilla.

 

Como ves, cada etapa del proceso formativo requiere de diferentes tipos de educación, recursos y apoyo docente. ¿Qué piensas de nuestras sugerencias? ¿Te parecen acertadas o útiles?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar