Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Éxito escolar: un trabajo en equipo

Publicado por Daniela, el 18/02/2019 Blog > Apoyo escolar > El fracaso escolar: un problema de todos

 

¿Por qué a los y a las estudiantes les va mal en el colegio? ¿De quién es la culpa? Y, si encontramos a los culpables, ¿será esa la solución?

 

Pueden existir muchas causas para el bajo rendimiento académico: unos culpan a la televisión, otros al gobierno, otros a los profesores, hay quienes apuntan a los estudiantes, otros al IVA, otros al cambio climático y todos culparemos al árbitro que pitó el partido Colombia vs Inglaterra.

 

Lo cierto es que la educación es el resultado de las acciones y omisiones de todos: de todas las instituciones educativas del país (alrededor de 5.000), solo el 9,65% cuenta con certificación de calidad vigente (más exactamente, solo 361); no se necesita ser un genio para darse cuenta de que los ambientes familiares fragmentados y llenos de conflictos no facilitan y, en muchos casos, hacen imposible que una persona tenga el mismo rendimiento educativo; al igual que con el entorno familiar, un entorno social problemático tiene un fuerte impacto en la educación y el gobierno ha fallado muchas –demasiadas- veces en proporcionar condiciones seguras e igualitarias para los y las estudiantes; nosotros y nosotras como estudiantes, si lo somos o lo fuimos (no todos, pero sí una porción importante) también compartimos una cuota de responsabilidad por nuestra irresponsabilidad para dedicarnos con juicio a nuestros estudios. Como ves, sería sumamente sencillo descargar nuestra propia culpa en otros, pero ¿esto a qué nos llevaría?

 

Llevamos mucho tiempo señalando, pero es hora de buscar soluciones: en este artículo SuperProf se concentra en alternativas que desde varias instancias –de arriba hacia abajo- pueden proponerse e implementarse para acabar, o al menos menguar, los preocupantes índices educativos del país.

 

Desde el Gobierno

 

La población colombiana ha sufrido durante muchos años de la violencia en todas sus formas: sin querer entrar en discusiones políticas o en la razón que pueda tener una u otra alineación ideológica, es evidente que se necesita garantizar condiciones más seguras para los y las estudiantes: problemas de microtráfico dentro y alrededor de las instituciones; robos constantes a profesores, padres y estudiantes; niños, niñas y adolescentes son víctimas de algún tipo de acoso, pero que muchos lo perciben como normal (los llamados piropos no son cumplidos, ni refuerzos positivos); enfrentamientos entre bandas criminales…No siempre es así y no es tan grave en todas las instituciones educativas, pero decir que lo anterior no tiene nada que ver, sería tapar el sol con un dedo.

 

ciudadanos gobierno educación Como sociedad, debemos darnos cuenta de que el gobierno lo hacemos nosotros. Tenemos el poder de transformar y mejorar la educación de nuestro país con nuestra participación democrática

 

“Los niños son el futuro” o “Hay que creer en la juventud”, se escucha por ahí; se hacen marchas cuando algo malo les pasa, pero, por desgracia, no pasa de ser un hashtag o una tendencia en redes: como sociedad, debemos exigir al gobierno ambientes educativos más seguros y sanos ahora para que ese futuro sea un poco más esperanzador.

 

Lo justo sería que el gobierno incrementara la seguridad (cámaras, cuadrantes policiales cercanos, agentes reconocibles y encubiertos, líneas de atención inmediata) en las instituciones con aparición frecuente de alguno de los casos expuestos. En Bogotá, por ejemplo, la inversión en seguridad para este año de 0,4 billones de pesos; en Medellín, el año pasado (es decir, en 2018) la inversión en seguridad fue de 33.95% del presupuesto total; en Cali, este sector recibirá cerca de 70 mil millones de pesos desde el 2019. A riesgo de pecar por ignorantes o parecer atrevidos, pensamos que es posible que una parte de ese dinero se emplee en mantener seguros los espacios educativos para niños, niñas y adolescentes. Sin embargo, hay otras cuestiones sobre la seguridad que entran en la esfera familiar y personal del estudiante o la estudiante que discutiremos más adelante.

 

Pero las competencias del gobierno van mucho más allá de la seguridad: la educación de calidad debería dejar de ser un lujo y convertirse en un derecho fundamental, no solo como un apartado en la constitución, sino en un hecho visible y experimentable por todos y todas. Además, buscar un equilibrio en las condiciones de vida que rodean la educación es hacer posible un futuro mejor, y es aquí donde a muchos gobiernos les ha faltado visión. No es casualidad que las grandes economías del mundo inviertan un porcentaje mayor de su PIB en educación: educación significa progreso.

 

Desde el Ministerio

 

A pesar de la oposición de muchos, la calidad de la educación debe vigilarse y se deben implementar los correctivos apropiados que correspondan al caso. La OCDE, en su más reciente diagnóstico sobre nuestro país,  dice que hace falta una supervisión efectiva de la calidad de la educación por parte del organismo encargado.

 

Adicionalmente, tantas reformas hechas a la educación, entre otros factores, le han dejado muchas corrientes y perspectivas, más no una dirección clara.

 

ministerio calidad El compromiso con la calidad debe ser la prioridad de todas los departamentos del Ministerio de Educación

 

Creemos que para solución para  dejar de hacer estas reformas que lo único que buscan es igualar los niveles de educación con los países con condiciones más favorables de la región, el Ministerio debe anticiparse a los cambios: es decir, las reformas no deben hacerse para disminuir el atraso, sino potenciar el desarrollo. La educación debería poder responder a lo que viene en el futuro y adaptar soluciones a nuestro entorno.

 

Nuestras reformas han sido, por desgracia, cortoplacistas: son soluciones inmediatas para problemas fundamentales de la educación que requieren de atención urgente, inversiones excesivas en medidas que en un par de años serán obsoletas. Creemos que la respuesta está en adelantarnos a lo que viene y empezar a implementarlo desde ahora: fortalecer y mejorar la educación a distancia, incorporar edtech (educación en tecnología) desde ciclos tempranos y como una materia (o varias) requisito del programa de estudios, fomentar el aprendizaje en espacios creativos y la enseñanza de conocimientos que verdaderamente aplicables a situaciones del mucho real (tomemos los ejemplos de las iniciativas como Steve Jobs Schools, Carpe Diem Schools, Green Schools) son algunas de las soluciones que pueden implementarse desde ahora.

 

Desde las instituciones educativas

 

Aquí es donde se centran casi todas las polémicas sobre la calidad de la educación.

 

Muchas padres y madres creen que el colegio es el lugar donde se manda a los niños, niñas y jóvenes para que se ocupen de su formación en valores y modales, donde se le enseña a ‘comportarse’, pero lo cierto es que las instituciones educativas son espacios de aprendizaje académico donde los comportamientos del estudiante o de la estudiante mejoran o empeoran, dependiendo de las bases que recibe en casa. Al colegio le corresponde formar en conocimiento y práctica de los saberes humanos esenciales, darles a sus estudiantes las herramientas para lograr sus metas y sentar las bases para  que algún día puedan convertirse en buenos profesionales, sin importar el rumbo que elijan. Por supuesto, el ejemplo y la forma en la que se presentan estos conocimientos y las correcciones adecuadas y oportunas sobre comportamientos inadecuados influyen en las conductas que adquiera el estudiante, pero la función central de la educación es la formación académica.

 

docentes instituciiones Seleccionar, verificar y contratar a personal docente competente es una de las responsabilidades determinantes de las instituciones educativas

 

Ahora bien, lo que deben procurar todas y cada una de las instituciones es que todos sus miembros trabajen por el mejoramiento constante de sus herramientas y métodos, por el cuidado de sus instalaciones, por la selección de personal docente que cumpla con el perfil de la posición a la que aspira y por capacitar constantemente a los y las docentes vinculados.

 

Como se dijo previamente, solo un porcentaje alarmantemente bajo de las instituciones cuenta con certificación de calidad. Muchos podrían pensar que las instituciones que cuentan con esa certificación se lo deben exclusivamente a un capital de inversión muy alto, que las instituciones con capacidad monetaria modesta –en el caso de los colegios privados- o las instituciones con financiamiento estatal reducido –en el caso de los colegio públicos- no tienen oportunidad de sobresalir o mejorar con lo poco que tienen, pero tal vez se deba a inversión inadecuada de recursos que a la falta de ellos: si se invierte en buenos profesores, lo más probable es que el nivel de los estudiantes mejore, lo cual aumenta las posibilidades de que el plantel sea acreditado por diferentes organizaciones y departamentos de calidad nacionales y/o internacionales, y esto, a su vez, hace posible la llegada de subvenciones y reconocimientos monetarios. Luego, la institución se dará a conocer como una entidad comprometida con la calidad de la educación y muchos padres y madres querrán que sus hijos estudien en ella.

 

De igual manera, la inversión en infraestructura y equipos de buena calidad evitará las fugas de dinero por pequeñas reparaciones o el cambio constante de equipos comprados sin asesoría previa.

 

Desde casa

 

Convertirse en padre o en madre, es probablemente una de las labores más desinteresadas y significativas del mundo, pero lo más seguro es que también sea la más difícil y demandante. Es un trabajo permanente que requiere de mucha entrega, amor y paciencia. A los padres corresponde la primera instrucción y su labor determina, en gran medida, la forma en cómo nos relacionamos con otros.

 

apoyo padre madre estudiante Los padres deben encargarse personalmente del hacer un seguimiento al proceso de sus hijos. El colegio y el apoyo particular son solo una parte; los y las estudiantes también requieren del apoyo materno o paterno

 

Sabemos que el orden de las cosas ha cambiado muchísimo desde que la época en la que uno de los padres (casi siempre la madre) se quedaba en casa para cuidar de sus hijos, enseñarles con amor a decir ‘por favor’ y ‘gracias’, o corregirlos cuando sus acciones interfirieran de una forma u otra con el bienestar de los demás. Ahora, los niños, niñas y adolescentes pasan la mayor parte del día sin supervisión y su fuente de educación son contenidos de diferentes plataformas digitales o audiovisuales de pertinencia dudosa. Por otro lado, están las familias en las que sí hay adultos presentes, pero cuya compañía se vuelve un perjuicio más que una ayuda; en lugar de tomarse el tiempo de escuchar sus dudas y sus sueños, se les presenta un ambiente hostil o lleno de conflictos que poco hace para motivar a estudiar.

 

Es por esto que consideramos que, sin intentar interferir con las dinámicas familiares o los compromisos laborales necesarios para sostener un hogar, la labor de los padres es y siempre será proporcionar ambientes de amor y tolerancia para sus hijos e hijas, y prestar atención a sus tareas, a sus notas y a su desempeño.

 

Por fortuna, existen muchas formas de comunicarte con tus hijos en tus descansos y siempre puedes acompañarlos en las noches o en el espacio del día que tengas disponible: solo hazles saber que cuentan contigo. Está bien que sean autónomos, pero eso en ningún momento significa desprenderse de ellos o de su proceso.

 

Desde los profesores y desde el apoyo escolar personalizado

 

En ocasiones, los contenidos vistos en el colegio no quedan del todo claros para los estudiantes: muchos de ellos se quedan con lagunas que pronto empiezan a hacerse más y más grandes hasta que la materia en cuestión termina por convertirse en un cúmulo indescifrable de información. El apoyo escolar personalizado ofrece soluciones para resolver estas dudas a tiempo, como apoyo con las tareas, como repaso antes de un examen, entre otros beneficios.

 

profesores confianza seguridad en sí mismo Los profesores, tanto particulares como los vinculados a una institución educativa, deben fortalecer la confianza del estudiante para que pueda superar sus dificultades

 

En este espacio, al que estudiantes y padres acuden voluntariamente, debe establecerse una atmósfera de respeto, de confianza y de aliento para poder superar las dificultades que motivaron la búsqueda de un profesor particular u otro tipo de complemento educativo. Lo que creemos debe hacer el profesor particular es entender las necesidades de sus estudiantes, sin importar su nivel, descifrar la forma en que aprenden, prepara clases completas y ordenadas, y utilizar diferentes herramientas para dinamizar la clase y hacerla más interesante.

 

Desde el estudiante

 

Es hora de un examen de conciencia. Si eres o fuiste estudiante, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto tiempo le dedico al estudio?
  • ¿Cuánto tiempo le dedico a mi entretenimiento?
  • ¿Copio exámenes o tareas de otros?
  • ¿Pregunto en clase cuando no entiendo?
  • ¿Investigo, profundizo?
  • ¿Tiendes a invertir más tiempo en planear y ofrecer excusas que en estudiar?

 

mejorar hábitos estudio Si tu exámen de conciencia revela que vas bien, siempre puedes mejorar; si no vas tan bien y no le dedicas tanto a tu estudio, siempre puedes mejorar

 

Las respuestas sinceras a estas preguntas serán muy reveladoras y pueden abrirte los ojos sobre tu desempeño y el empeño que le estés poniendo a tu estudio. Puede que ya sepas que eres un buen estudiante o uno no tan bueno, pero analizar tu disposición y tus hábitos académicos es el primer paso mejorar, sin importar cuál sea el caso. Creemos que lo mejor que puedes hacer como estudiante es dedicarle tiempo a tus tareas y exámenes, hacer todo a consciencia y poner atención. No suena tan difícil, ¿cierto?

 

No tenemos todas las respuestas, mucho menos la última palabra, pero esperamos que estas recomendaciones derivadas de hechos puntuales te ayuden a apropiarte de tu papel en el mejoramiento de la educación en Colombia.

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar