Los deberes académicos suelen tomar más tiempo de nosotros del que desearíamos, tiempo que quisiéramos invertir en otras actividades y pasatiempos, más importante aún en alimentarnos correctamente.

Cuando responder por los deberes universitarios se hace tan difícil que ni tiempo para comer adecuadamente queda es necesario sincronizar y organizar nuestros tiempos.

Vamos a contarte varios consejos que te ayudarán a poner orden en tu día a día.

Tu educación más importante no está ocurriendo en una clase
Jim Rohn

Organiza tus prioridades

Empodérate de tu tiempo.

Cuando no tenemos claro por dónde empezar y nos parece que todo es una prioridad y nada te da espera, es tiempo de hacer una pausa y reorganizar todo nuestro día.

Métodos hay muchos, puedes hacerte al clásico estilo de papel y lápiz o descargar una App para administrar tu tiempo, sin embargo, nada funcionará si no tomas tus prioridades con seriedad.

Darle a cada aspecto del día un tiempo determinado y cumplir con ello es el primer paso para poder llevar con éxito tus planes y no descuidar ningún aspecto de tu vida.

¡Organización es la clave!

Mismos deberes, pero más rápido

Buscar la forma de hacer tus deberes de forma más eficaz, dos tips a considerar:

Primero, acepta ayuda. No siempre puedes hacer todo, no debes tener todo a tu cargo. Si vives con otras personas puedes dividir tus deberes.

Esfuérzate día tras día para terminar con prontitud cada uno de los deberes que tienes sin dar chance a las distracciones, ¡No te distraigas! Solo terminarás demorándote más.

En el caso de la cocina, es necesario aprender a cocinar rápido, puede ser a través de cursos de cocina o practicando por tu cuenta algunas recetas de cocina, acá te contaremos algunas de las mejores.

Procrastinar

Pensar que tendremos tiempo más adelante para terminar las obligaciones es una debilidad que pagaremos muy caro.

Ajústate a tu horario, no evites tus deberes para dar paso a momentos de diversión y ocio. Atiende primero tus deberes.

<em> Hoy día hay aplicaciones para todo, para organizar tu tiempo, para aprender en tus estudios e incluso para aprender a cocinar. </em>
Hoy día hay aplicaciones para todo, para organizar tu tiempo, para aprender en tus estudios e incluso para aprender a cocinar.

Aprende recetas rápidas y populares.

Siendo universitario, el tiempo es oro. Aprovechar cada minuto para poder cumplir con tus deberes, algunas recetas no requieren mucho tiempo de preparación,

Aprender cuáles son las recetas más populares entre los universitarios es la mejor forma de encajar, por ello debes de aprender cómo preparar algunas de las recetas de cocina más eficaces cuando de cocinar rápido se trata, y cómo ya te contamos allí sobre las pastas, los Sándwiches, los clásicos de la abuela y los tipos de arroz con los cuales puedes tener un almuerzo balanceado de rápida preparación para tu agenda de universitario; ahora vamos a darte otros tips de como equilibrar tu vida académica en la universidad y en la cocina.

Aprender nuevas recetas

Las clases de cocina que recibimos en casa están más ligadas a la costumbre y el gusto particular que a la eficiencia y aprovechamiento del tiempo. Es por ello por lo que debes darte la oportunidad de aprender a cocinar rápido con recetas de cocina diferentes que no te quiten mucho tiempo en la cocina, te permitan enfocarte en tus estudios y a la vez sean económicas y fáciles de preparar.

Si te lo propones encontrarás muchas más alternativas que las que acá te contamos, porque sabemos bien cuales son las recetas más fáciles y rápidas de preparar cuidando tu bolsillo.

Cambia tu estilo de vida

¿Acostumbrado a desayunar con café y pan, almorzar con hamburguesa y comer múltiples cereales en la cena?, ¿eres de los que solo suben el escalón para montarse a un bus?, ¿comes más de 4 paquetes a la semana de frituras?, acompañas tus almuerzos con bebidas gaseosas?

Si respondiste acertadamente, es hora de cambiar de hábitos para cuidar tu economía y tu salud.

<em> Cambia tu estilo de vida por una alimentación orgánica y balanceada, eso dará buenos resultados en tu rendimiento diario. </em>
Cambia tu estilo de vida por una alimentación orgánica y balanceada, eso dará buenos resultados en tu rendimiento diario.

Desayunos Saludables y Rápidos

De los recónditos y misteriosos libros de recetas veganas pueden rescatar cosas muy interesantes y sabrosas que pueden acompañar tus comidas.

Avena Alba

Coloca algunas hojuelas de avena en tu pocillo favorito, agrega agua muy caliente y ya tendrás un desayuno bajo en calorías y rico en fibra.

De mi parte prefiero usar aguapanela, bebida de dioses y con un resultado más dulce.

Fruta picada

Picar fruta y usarla tanto para el desayuno como para las medias nueves es una idea no muy original, pero si muy efectiva.

Elimina el café

Es bien sabido que el café es una sustancia doblemente adictiva por la cafeína y el azúcar, además que puede tener efectos nocivos a largo plazo en el colon.

Remplázalo por jugos, son más saludables y fáciles de preparar, si aprovechas las frutas de temporada reducirás los costos de comprar diariamente azúcar + café + leche + el tiempo de preparación.

Todo buen barista sabe que el café se debe consumir al ser preparado y nunca almacenarlo, por ello, otra ventaja de los jugos es que a diferencia del café no les cambia el sabor con el almacenaje y su consumo excesivo no tiene ninguna contradicción.

Tortillas con…

Las tortillas funcionan con cualquier combinación, incluso un calentado. Huevo frito, queso y jamón, huevos revueltos, la imaginación es el límite.

Además, podrás llevarla en la mano cuando debas salir rápido de casa.

Almuerzo ligero

Cuando debes estar fuera todo el día, nada mejor favorece la economía que desayunar y cenar adecuadamente en casa tomando un almuerzo ligero de bajo costo, como los tan subvalorados Sándwiches.

La juventud es el momento de estudiar la sabiduría; la vejez, el de practicarla.
Jean Jacques Rousseau

Características de una receta universitaria perfecta

Presta mucha atención, te contaremos por qué estas recetas son populares entre los universitarios.

Ten presente que las recetas de cocina se pueden adaptar a los ingredientes que tengas en tu entorno,

Rapidez

Con parciales, clases, trabajos, maquetas, exposiciones y todas esas responsabilidades, el tiempo es oro.

Una perfecta receta universitaria no debe tomar mucho tiempo. Cocinar Rápido es esencial para atender otros asuntos.

Economía

Cuando estamos abrumados por todas las responsabilidades universitarias nos vemos tentados a comprar comida preparada. Pero mantener el ritmo de comer afuera todos los días puede llegar a dejar en la quiebra a más de uno.

Las recetas que te compartimos además de ser de preparación rápida son económicas, con ingredientes fáciles de conseguir y no requieren gran inversión monetaria.

Facilidad

Despierta el chef que llevas dentro con las recetas más sencillas que destacan en las clases de cocina.

Y si no se te dan las recetas complicadas, estas son recetas que cualquiera puede preparar.

Recetas de cocina fáciles, económicas y rápidas de preparar. Tus roomies creerán que tomaste cursos de cocina.

Pollo
El pollo tiene tantas formas de prepararlo y comerlo que resulta uno de los mejores ingredientes en cualquier receta de cocina.

Recetas universitarias rápidas

Alitas de Pollo

Las alas de pollo no suelen ser muy populares si no vienen de una gran cadena. Dales una oportunidad de mostrar porque son económicas y rápidas de preparar.

Sudadas

Lavar bien las alas de pollo, ponerlas a hervir en un recipiente un cuna cantidad generosas de cebolla y tomate bien picados, condimentar con sal, pimienta y ajo al gusto.

Como variable puedes agregar a la mezcla antes de cocinarse, porciones de tubérculos como papa que bien lavada no requiere ser pelada o yuca.

Sofritas

Mantente lejos de las comidas grasosas, pero si quieres cambiar la monotonía, agrega una pequeña cantidad de aceite en un sartén y agrega las alas con la condimentación de tu preferencia, el ajo en polvo y la sal no deben usarse en exceso. Prueba agregar algo de pimentón en cubos y te sorprenderás con el resultado.

Si no vas hasta el final ¿por qué empezar?
Joe Namath

Recetas con pollo

Cubitos de pollo

Una de mis favoritas es usando una pechuga de pollo picada en cubos sofrita en una cantidad generosa de cebolla cabezona rallada con sal, pimienta, ajo y orégano. Cuando empiece a tomar el color dorado agrega ¼ de crema de leche por cada libra de pechuga que hayas usado, espera unos minutos que seque un poco y tome consistencia, cuando sus sabores estén mezclados podrás servir en compañía o como parte de una ensalada, junto a arroz verde o incluso ser usados en Wraps.

Pollo en salsa de queso

Receta que podrás preparar en 20 minutos y sin clases de cocina previas, aunque un curso de cocina no estaría de más.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 250 mililitros de crema de leche
  • 200 gramos de queso curado (manchego, gouda)
  • Aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • Perejil picado

Preparación:

Vamos a usar una sartén para sellar el pollo en forma de julianas, sellar quiere decir que por fuera tendrás un color pálido y por dentro aun estará crudo, para lo cual debes calentar bien 2 cucharadas de aceite de oliva con sal y pimienta al gusto.

Deja el pollo aparte y en la misma sartén a bajo fuego cocina con 1 cucharada de aceite oliva la cebolla y el ajo picados cuando la cebolla tenga aspecto traslúcido agrega la crema de leche y el queso mezclando continuamente.

Ahora agrega el pollo, espera 5 minutos más a fuego medio para que los sabores e ingredientes se mezclen y ya tienes un plato exquisito, económico y fácil de preparar.

Pechuga a la plancha

Otra alternativa es usar la pechuga abierta y sofrita, es la famosa pechuga a la plancha, que podrás acompañar con una lonja de queso y/o jamón.

Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso
Confucio

Sopas, balance de sabor, economía y versatilidad

Una buena sopa puede ser almacenada para ser consumida conforme requieras, así podrás dedicar tiempo a la cocina 2 o 3 veces a la semana y tener un alimento completo ajustado a tu bolsillo.

Cremas

Este tipo de sopa suele ser tomada caliente, pero hay quienes la prefieren fría.

En esencia tomas los ingredientes, los cueces y luego los licuas para volverlos a cocinar nuevamente 2 minutos más.

Las puedes hacer con tomates, ahuyama e incluso pollo. Las mezclas deben ser equilibradas, no uses mucho apio, pero no lo dejes fuera de las recetas de cocina que aprenderás.

Sopa de pasta

Favorita entre los niños, es más fácil y económica de lo que habías pensado.

Hervir los ingredientes más duros en agua sal primero junto a una rama de apio. Tubérculos como la yuca y la papa son bienvenidos, arvejas y maíz desgranado deben agregarse primero junto a una proteína de tu elección, carne de pollo o cerdo estaría bien.

Cuando ya encuentres semiblandos los anteriores ingredientes, agrega zanahoria picada una pasta, puede ser cualquiera, pero si es decorativa es mucho mejor, es decir, las conchitas, tornillos, corbatines y letras de pasta son solo decorativas, el resultado será el mismo.

En 30 minutos tendrás un delicioso y económico almuerzo sin tomar clases de cocina previamente.

Otras sopas

Recetas de sopas hay tantas como idiomas y dialectos en el mundo, prueba crear tu propia receta con los ingredientes que tengas y una baja inversión.

La base de las sopas es siempre la misma, usar agua saborizada con sal, ajo, cebolla, apio y cualquier otra hierba comestible. Cocinar los ingredientes más duros primero y luego agregar los más blandos. El ajiaco, por ejemplo, usa desde el inicio la papa criolla para que esta se derrita y le dé el color característico a esta sopa.

Si vas a usar granos como lentejas, cebada, frijoles u otros, debes dejarlos en agua desde el día anterior.

Ensaladas

No hay una receta fija para hacer una ensalada. Es el acompañante perfecto para cualquier entrada, es rápida y fácil de preparar y las recetas de cocina son variadas y fácilmente adaptables a lo que tengas a la mano.

Además, no hay límite en las potenciales ideas que puedes usar.

Puedes usar un fino picado de lechuga tomate y cebolla aderezada con sal como base para agregar lo que desees.

Puede ser jamón en julianas, pollo sofrito, mazorca tierna, pepino y algún pimentón.

Otra ensalada muy popular es agregar a la base zanahoria rallada, pepino cohombro y mayonesa.

Algunos prefieren sabores dulces y usan piña, cerezas y uvas pasas con jamón y queso en la mezcla base.

Con algunas clases de cocina online podrás aprender a preparar aderezos a base de quesos, la famosa salsa tártara o la vinagreta.

Una de las ensaladas más famosas es la ensalada César, es una ensalada de lechuga romana y croûtons con jugo de limón, aceite de oliva, huevo, anchoas, ajo, mostaza de Dijon, queso parmesano y pimienta negra, el pollo es una variable, todo en salsa Worcestershire para lo cual, si necesitaras un curso de cocina, pero no todas las recetas tienen ingredientes tan innombrables, como verás, es posible preparar delicias sin pasar por clases de cocina.

<em> Delicioso, económico y fácil de llevar a cualquier lugar, los Wraps son la sensación. </em>
Delicioso, económico y fácil de llevar a cualquier lugar, los Wraps son la sensación.

Pizzas caseras de universitarios

Puedes tener las más deliciosas pizzas con poca inversión y sin mucha experiencia en la cocina, ¿cómo?

Tortillas. Úsalas creativamente, colócalas en el microondas con algo de pasta de tomate y los ingredientes que quieras.

Algo de queso parmesano, tomate y laurel te darán una Napolitana casera; si prefieres poner queso doble crema y piña con jamón picado tendrás una Pizza hawaiana. Ahora si pones trozos de diferentes embutidos y algo de cilantro disfrutaras el resultado tipo Salami.

Todos los ingredientes son válidos y si deseas conocer cuáles son las recetas más rápidas de preparar, deberás practicar diariamente.

Emplea todos tus esfuerzos, incluso cuando las posibilidades jueguen en tu contra
Arnold Palmer

Comiendo fuera sin quedar en quiebra

Ser universitario no es sinónimo de restaurantes lujosos y comidas fuera. A veces no hay suficiente para las copias y los buses, los horarios suelen ser extenuantes, algunos trabajan tiempo completo y otros solo medio tiempo.

No es difícil encontrar un balance entre la vida universitaria y una alimentación adecuada.

El primer paso es hacer un presupuesto. Ten claro con cuánto dinero cuentas y para cuantos días, distribuye adecuadamente cada centavo y no te excedas.

En cuanto sepas cuál será tu presupuesto diario puedes organizar con cuanto cuentas para cada comida del día y empezar a distribuir el tiempo el dinero para saber que es mejor sí cocinar en casa o comer fuera, esa es la cuestión, la pregunta que se hacen todos cuando empieza a escasear uno de los dos bienes más valiosos de un universitario, el dinero y el tiempo.

Cocinar en casa tienes sus ventajas. Los alimentos son más frescos, libres de condimentos y saborizantes exagerados, y cuando se cocina para varios se puede reducir los costos. Todos aman la cocina casera.

Comer fuera suele ser divertido hasta que se acaba el dinero. Por ellos hay tipos de restaurantes para todos los gustos y presupuestos, quizá cerca a tu universidad hay un restaurante que se adapte a tu presupuesto y aún lo desconocemos.

A veces será mejor comer fuera si ello compensa el tiempo que requieres para otros proyectos, pero la mayoría de las veces una buena receta de cocina casera será la solución.

Afuera hay restaurantes con platos desde $6,000, también comida rápida desde $5,000 con gaseosa. Esas comidas suelen solucionar pequeños momentos y situaciones de hambre voraz y apetito poco exigente, pero no puedes estar mucho tiempo bajo ese ritmo.

Para obtener un almuerzo económico y saludable la respuesta siempre será: ¡Hazla tú mismo!

Si bien algunas recetas son muy complejas y requieren clases de cocina, otras son menos complejas y podrás llevarlas a cabo sin ningún tipo de instrucción previa.

CAke
Si no te controlas en lo necesario, acabarás con todo antes de tiempo, aplica para tu presupuesto y el planeta.

Recetas universitarias Económicas

Cuando el tiempo escasea necesitas recetas de cocina rápidas, sencillas y eficaces para matar el hambre, pero cuando es el dinero el que escasea, queremos saber Cuáles son las recetas más económicas.

Las Clases de Cocina no pueden con tanta exigencia, pero el universitario promedio es creativo y debe subsistir con lo que tiene y hasta menos.

Las Recetas de cocina más económicas suelen a veces ser las más populares, para ejemplo una pizza, alimento que madres italianas realizaban sobre pan usando algunas sobras y pasta de tomate y hoy es todo un plato a nivel mundial, sinónimo de Cocinar rápido y uno de los emblemas de la comida rápida. Cuando el dinero escasea debe buscar cuáles son las recetas más económicas, soluciones tipo universitario en apuros.

Te compartimos otras recetas.

Ensalada de lentejas

Un alimento rico en proteínas y más aún en vitaminas y minerales te puede dar un alimento a bajo presupuesto.

Ingredientes para 4 personas

  • 400 gramos de lentejas
  • 1/2 pimentón verde en cubos
  • 1/2 pimentón rojo en cubos
  • 1 cebollín, cebolla de rama o cebolla cabezona en julianas
  • 1 zanahoria rallada
  • Aceite de oliva

Preparación:

Con un día de anticipación deja las lentejas lavadas en un poco de agua con sal y luego cocínalas hasta que estén suaves, en tu ensaladera agrega pimentones, la cebolla y la zanahoria. Agrega aceite de oliva y los aliños de tu preferencia.

Sándwich apanado

Preparación para 2 porciones en 10 minutos:

Ingredientes:

  • 4 rebanadas de pan
  • 8 tajadas de jamón cocido
  • 8 tajadas de queso emmental
  • Dos huevos
  • Pan rallado
  • Aceite para freír

Preparación:

Calienta en aceite las rebanadas de pan y coloca en cada uno una tajada de jamón, luego 1 tajada de queso y repite cuantas veces lo desees, termina con la corteza de pan.

Luego pasa el sándwich por huevo batido y migas de pan que lo recubran, sumérgelo en aceite muy caliente pocos minutos, déjalo escurrir y sécalo con una toalla absorbente.

Flautas caseras de jamón y queso

En solo 15 minutos y 4 ingredientes, una receta rápida y económica.

Ingredientes para 4 personas:

  • 8 tortillas mexicanas
  • 8 tajadas de jamón cocido
  • 16 tajadas de queso mozzarella
  • Salsa de miel mostaza

Preparación:

Sobre la tortilla crea una capa de jamón y luego una de queso, repite dos o tres veces según desees, aplica miel mostaza a medida que lo enrollas y colócalo dentro del horno precalentado a 200 grados centígrados hasta que el queso se derrita y las tortillas muestran un ligero color diferente.

¡Ahora a Disfrutar!

¿Necesitas un profesor de Cocina?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Loading...

Gabriel

Psicologo y docente de inglés con experiencia en procesos de aprendizaje y la enseñanza. Superprof ocacional, Blogger, amante del arte, la poesía, la literatura, buena música y la fotografía. Partidario de la fraternidad internacional y la construcción del ser humano día tras día. Bogotano de nacimiento, ciudadano del mundo y explorador por naturaleza. Me encanta observar las estrellas y caminar por bosques y montañas.